Ecuador: se multiplican las protestas en calles de Quito

Sábado 12 de octubre de 2019
Las fuertes protestas no dan tregua en un país cada día más convulsionado. | Foto: AP
En otras circunstancias las calles de Quito estarían más tranquilas que de costumbre, con ecuatorianos que disfrutan de un día de descanso por feriado nacional. Ayer, sin embargo, la capital lucía un semblante descompuesto: mostraba hombres cojeando, cubriéndose las cabezas y las bocas para protegerse del polvo y levantando los brazos en alto para fracturar piedras contra el piso que, una vez despedazadas, eran lanzadas a los policías que se mantenían en guardia al otro lado de una barricada.
La imagen lleva varios días de la semana repitiéndose y reitera la furia detrás de las protestas indígenas contra las medidas económicas tomadas recientemente por el gobierno del presidente Moreno.
Durante la jornada de ayer, en la que cientos de inconformes volvieron a salir al centro-norte quiteño, los gritos, banderas, palos y gases no dieron tregua.
Cientos de guerreros de la Amazonia ecuatoriana se unieron a las protestas de indígenas en Quito contra las medidas económicas del Gobierno de Lenín Moreno.
Tras un par de horas de enfrentamiento, la confrontación había dejado un saldo de varias personas con problemas de asfixia, contusiones y heridas de diversa magnitud que reciben atención por parte de personal de asistencia médica de las universidades y de la Cruz Roja.
Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) se quejó de la represión y acusó al gobierno de que “mandan a asesinar a la gente que lucha por sus derechos... nos dan con balines de goma y esto vamos a entregar a Naciones Unidas, para que no digan que es mentira”.
Los indígenas buscaban tomar la Asamblea, que esta semana ya habían logrado controlar momentáneamente, y avanzar al palacio de gobierno, ambos sin funcionarios.
Lenín Moreno transfirió su gobierno de Quito a Guayaquil en días pasados a causa de los disturbios.
A pesar de todo, las protestas no parecen amenazar la continuidad democrática de este país. El gabinete mostró su respaldo a Moreno y el presidente de la Asamblea, César Litardo, dijo que todos los legisladores “tenemos la posición firme de respeto a la estabilidad democrática y de que la Asamblea sea garante de ese derecho que tienen los ecuatorianos”.
Los enfrentamientos de ayer se produjeron al inicio de un feriado nacional de tres días en medio de una virtual paralización y con incertidumbre política.


Máscaras antigases

César Viteri, que se define como un ecuatoriano que quiere apoyar a la lucha, encontró un oficio altruista en medio de las manifestaciones en Quito: confecciona a mano máscaras antigases con botellas de agua recicladas, un poco de vinagre, cinta adhesiva y bronca contra las medidas económicas aplicadas por el gobierno. “Estamos acolitando (apoyando) aquí, haciendo unas máscaras antigás para los manifestantes”, dijo durante su permanencia en las afueras de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, donde se concentró el grueso de la movilización indígena.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina