Durante la era Macri se contrajo deuda por U$S 130 mil millones

Domingo 15 de septiembre de 2019
Por Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

La economía argentina sigue sin dar respiro. Inflación elevada, devaluación abrupta, precios en constante ascenso e incertidumbre son algunas de las características que signaron la gestión de Macri, que se profundizó aún más luego del revés electoral de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso). A ello se suma un factor más: la deuda externa.
Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), en cuatro años se contrajo deudas por 130.128 millones de dólares, el valor más alto de la historia argentina. 
Se agregó que, según los cálculos realizados la Undav, en cuatro años se tomó deuda de 1.032 dólares por segundo y  por minuto, 61.898 dólares. En tanto que por hora el número asciende a  3.713.876 de dólares, mientras que por día fue de 89.133.021. La cifra llega a 2.711.129.382 dólares por mes y al año, más de 33 mil millones.
Se informó que “el endeudamiento fue mayoritariamente en moneda extranjera y que creció en un 61 por ciento por unos 98 mil millones de dólares en apenas tres años y medio”. En lo que respecta a la deuda en moneda local creció un 6 por ciento, en unos 4500 millones de pesos.
Además indicaron que, luego de la corrida cambiaria después de las elecciones, los depósitos corrieron unos 7500 millones de dólares, un 23 por ciento en baja, “situación que erosiona el monto de las reservas ya que parte de ellos están encajados en el Banco Central de la República Argentina”.
A su vez, el informe arrojó que el próximo gobierno deberá enfrentar vencimientos de deuda por 223 mil millones de dólares, los cuales 173 mil millones están nominados en moneda extranjera. A ello se suman los 50 mil millones de dólares que deberán ser devueltos al Fondo Monetario Internacional entre 2022 y 2023, más los intereses, que ascenderían a 100 mil millones de dólares.
El informe subraya  que “la historia recordará a los últimos cuatro años como uno de los ciclos de toma de deuda, principalmente pública, más exponencial que se haya tenido registro. El problema de la deuda pública no es solamente el crecimiento acelerado de su stock, sino mucho más las finalidades para las que ha sido aplicada, pues gran parte del endeudamiento ha servido para la acumulación de stocks de dólares en manos de operadores locales”.

Endeudamiento histórico
Días atrás, la Sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal ordenó al gobierno nacional a brindar información pública sobre los créditos stand by acordados con el FMI en 2018, cuyo monto asciende a 57 mil millones de dólares, el más alto de la historia del Fondo.
Al respecto Alejandro Olmos Gaona, quien es investigador, historiador y especialista en derecho internacional, refirió que “el gobierno de Mauricio Macri cuadriplicó la cantidad de deuda contraída durante la dictadura, cuyos montos los acumularon en siete años”.
En diálogo con Apocalipsis en el Bar por Radioactiva, indicó que “el problema no es sólo por el gobierno nacional, sino también de buena parte del Congreso Nacional que permitió que se contraiga tanta deuda en tan poco tiempo, justificando que hay leyes de presupuesto que autorizan la emisión de deuda. Toda una estrategia legal para endeudar al país”.
A su vez precisó que la Argentina debe pagar obligatoriamente la deuda ya que, de no hacerlo, el país estaría inmerso en un litigio con el Fondo.
“No se puede reclamar al FMI porque desde que aceptó el préstamo ya integra su estructura, es decir, el ministro de Hacienda es automáticamente como un gobernador en ese ámbito. Tiene injerencia y decisiones”, explicó.
Añadió que las entidades que especulan con la deuda argentina “son los grandes ganadores en la era Macri”.
También consideró que la decisión de recurrir al FMI en 2018 fue de índole política más que económica “para que Estados Unidos pueda tener peso sobre el gobierno del país y la región”.

Economía en problemas
En 2017, durante la gestión de Luis Caputo al frente del Ministerio de Hacienda, emitió títulos de deuda por 100 años, medida fuertemente criticada por referentes de la economía.
En este sentido, Olmos Gaona refirió que “en el informe sobre los bonos eternos ya se advirtió sobre los problemas de la economía argentina, en la que ya se preveía inflación alta, aumento de tarifas y devaluación. Es decir, que el mismo gobierno ya visionó los problemas actuales”.
Luego, planteó que el gran interrogante es por qué el sistema financiero apoyó las medidas de Macri.  Al respecto, respondió: “Ya Néstor Kirchner dijo que la Argentina es un pagador serial y siempre es el pueblo argentino el más perjudicados, porque se paga con dinero de la ciudadanía”.

Investigación
“El gobierno actual se preocupa más lo que hizo la gestión anterior que lo mismo que hacen ellos. Contrajo la deuda más abultada de la historia. Enjuiciaron al gobierno anterior y se enriquecieron ilícitamente con el dólar futuro”, enumeró el historiador.
Recordó que “durante la gestión de Alfonsín hubo intentos de investigar los orígenes de la deuda que se formó en la dictadura” y que, en el caso de haber cambio de gobierno, “se deberá hacer lo mismo, ya que se tiene que indagar de si hubo auto de préstamos para ganar con la especulación”.
Señaló que las empresas del grupo Macri “durante años defraudaron al Estado, como lo hicieron con el Correo Argentino”.
Sobre la deuda con el FMI y la deuda externa enfatizó que las causas deben comenzar a investigarse inmediatamente.
“Tenemos un gobierno manejado por empresarios, que siempre estuvieron en la actividad privada, que se rió de la Constitución, que emitieron Decretos de Necesidad y Urgencia a su antojo, no hubo interés por lo público”, afirmó Olmos Gaona.
Luego, concluyó: “Esperemos que la Justicia actúe. Hay leves indicios, pero lo que se mostró como una Justicia independiente terminó exhibiendo que se armó un sistema para enjuiciar a la gestión anterior. Este gobierno no tuvo respeto por las reglas legales y utilizó sus herramientas para ganar ellos mismos”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina