Droga postal

Domingo 14 de julio de 2019 | 05:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

En tradicionales cajas de cartón selladas con cintas de embalar,  ocultos en el interior de carcasas de electrodomésticos y hasta dentro de animales faenados constituyen algunas de las modalidades utilizadas por las bandas dedicadas al envío de drogas por encomiendas que fueron detectadas en Misiones. 
La modalidad no es nueva, ni mucho menos, pero en los últimos años se ha convertido en un fenómeno que se detecta prácticamente todos los días y en distintos puntos de todo el país. 
Sin embargo, en la mayoría de los procedimientos ejecutados por las distintas fuerzas de seguridad para contrarrestar este ardid sobresale un factor común: Misiones como punto casi predilecto de origen de los envíos. 
Para este informe de domingo, El Territorio repasó los últimos antecedentes de este tipo registrados en la provincia y también consultó con diversas fuentes vinculadas al tema para obtener datos y detalles del ardid. 
El contexto es tal que, por ejemplo, solamente la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) sacó de circulación más de una tonelada de marihuana despachada como encomienda en Misiones en el último año y a esto habría que sumarle los registros de las otras fuerzas, lo cual refleja de gran modo el panorama. 
Entre las conclusiones obtenidas además se destaca que Puerto Iguazú aparece dentro de  la provincia como el mayor punto de partida de los envíos. 
Y los antecedentes así lo reflejan. A mediados de junio la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvo en la Ciudad de las Cataratas a un hombre de 42 años que había despachado hacia Córdoba un bulto con poco más de diez kilogramos de marihuana. 
Todo comenzó cuando los oficiales de la PSA realizaban controles preventivos con equipo de rayos X y la asistencia de un can antinarcóticos sobre los envíos despachados en la sucursal de un correo privado en Iguazú. 
Fue esa forma que detectaron un paquete sospechoso y con autorización judicial de por medio luego lo abrieron constatando que en el interior de la caja habían panes de droga. 
Las autoridades decidieron no cortar la línea de envío e iniciaron  un procedimiento de entrega vigilada, el cual culminó con resultados positivos cuando una muchacha de 21 años se presentó a retirar el paquete en la ciudad de Córdoba. 
Allí la joven fue detenida, pero prácticamente en el mismo momento la PSA también detuvo al  remitente de los estupefacientes en Iguazú, el cual ya había quedado bajo la lupa. 
Pero ese antecedente no es el único. En diciembre de 2018 la Policía de Misiones desbarató una banda dedicada a esta modalidad y se quitaron de circulación casi 240 kilogramos de marihuana. 
La desarticulación del grupo se dio en tres procedimientos y fue clave la utilización del escáner  adquirido por el Gobierno provincial y puesto a disposición de la Policía. 
El saldo total del operativo fue la detención de tres personas, el secuestro de 238 kilogramos de marihuana y la incautación de dos vehículos. 
Según señalaron los pesquisas consultados en ese momento, los bultos aparentaban contener ropa pero en realidad estaban cargados con panes de marihuana. Los estupefacientes eran despachados desde ahí y el destino final era Buenos Aires. 
Por último, a fines de 2017, Iguazú también fue epicentro de otro procedimiento por narco encomiendas. 
En aquella oportunidad fueron un total de diez los detenidos, algunos de ellos atrapados en Iguazú y otros en La Rioja, provincia destinataria de los envíos con droga. 
En fin. Si pensamos que nunca estuvimos junto a un narco, nos equivocamos. Muchas veces habremos compartido fila con alguno de ellos en el correo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina