Dramático rescate de una madre y su hijo de una vivienda en llamas

Martes 11 de septiembre de 2018
La angustia y el coraje se entremezclaron ayer a la mañana en el barrio 90 Viviendas de Garupá, donde una mujer y su pequeño hijo de 3 años lograron ser rescatados en forma dramática por vecinos y bomberos mientras su vivienda ardía en llamas.
De acuerdo a lo consignado por fuentes policiales, el grave siniestro comenzó minutos antes de las 11, en una vivienda ubicada en la manzana 12 del mencionado barrio.
La Policía fue notificada del hecho y los efectivos de la Comisaría de Garupá acudieron de inmediato al lugar, donde se encontraron con que la dueña de casa ya había sido rescatada inconsciente desde el interior del inmueble.
El menor de edad, en tanto, también había sido rescatado a tiempo y para ese entonces los vecinos ya lo habían trasladado hasta el centro asistencial más cercano, desde donde luego fue hospitalizado.
Fuentes policiales consignaron que las víctimas se tratan de Aurora (31) y su hijo Gonzalo (3), quienes hasta ayer continuaban hospitalizados en distintos nosocomios de la capital provincial.
Voceros del caso confirmaron que el niño se llevó la peor parte, principalmente por la inhalación de humo, y anoche se encontraba internado en terapia intensiva del hospital de pediatría, con riesgo de vida.
Por su parte, su madre estaba internada en la guardia del hospital Madariaga en observación, aunque no presentaría complicaciones por quemaduras.
El estado de ambos pacientes será evaluado nuevamente dentro de las próximas 24 horas.

En primera persona
En el hecho intervinieron varias dotaciones de Bomberos, entre ellos de Garupá, Zona Sur y Voluntarios de Candelaria, quienes entre todos lograron sofocar luego las llamas, aunque el siniestro provocó daños en el 80% de la vivienda.
Además, la labor de los bomberos dejó otra historia, ya que cuando parecía que no quedaba nadie dentro del inmueble, el personal de Candelaria alcanzó a rescatar a un pequeño perro que se resguardaba entre las llamas.
“Cuando llegamos el incendio estaba consumiendo casi la totalidad de la vivienda y había que ingresar a socorrer. Fue de esa manera que nuestro bombero con equipo autónomo encontró al cachorro acurrucado en la habitación. Estaba en una pieza y de no ser por ese accionar hubiese muerto calcinado”, relató ayer la jefa del cuartel de Candelaria, Ramona Blanco, en diálogo con El Territorio.
La mujer explicó que el bombero que realizó este accionar se trata de José Luis Luque, quien se valió de un equipamiento de aire comprimido. “Es un equipo que contiene aire comprimido que nos da un tiempo de 30 minutos para trabajar entre llamas y humo. Se utiliza para rescatar víctimas. Posee una alarma cinco minutos antes de finalizar el aire para poder salir. La verdad que saberlo utilizar es sinónimo de salvar vidas”, sostuvo.
Blanco también se refirió a la sensación que le provoca a ella y a todo su equipo el cumplir con su heroico labor. “No existe mayor satisfacción que poder ayudar, es nuestro compromiso. Además apagar incendios, también tenemos que ayudar a quien sea cuando esté en peligro”, culminó.
Además de los bomberos y los efectivos de la comisaría local, en la escena también trabajó el personal de la División Criminalística de la Unidad Regional X, cuyos especialistas realizaron las pericias de rigor para esclarecer las causales del siniestro.
Al cierre de esta edición, fuentes consultadas indicaron que el causante del foco ígneo pudo haber sido una estufa ubicada en una de las habitaciones. Al menos eso surge de las evaluaciones preliminares.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina