Dos policías fueron imputados por el homicidio de Andrade

Viernes 15 de noviembre de 2019 | 06:30hs.
Foto: Martín Morinigo
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Las autoridades judiciales que llevan el adelante la investigación sobre el crimen de Reinaldo Andrade (37) en la localidad de El Soberbio, esperaban ayer una serie de pericias que permitirán dar paso a la citación de declaración indagatoria a los dos policías detenidos que tiene la causa. La audiencia podría concretarse en la jornada de hoy o mañana, según estimaron fuentes consultadas por este matutino. 
De acuerdo a lo que se pudo saber, los implicados son un oficial subayudante identificado como Matías L. (22) y el cabo Fabio B. 
En la víspera además se supo que ambos fueron imputados por el homicidio de Andrade y permanecen detenidos en condición de incomunicados, por lo menos hasta que tengan la posibilidad de dar su versión de los hechos antes el juez Gerardo Casco, titular del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente. 
Por otro lado, desde la Policía de Misiones informaron oficialmente que ambos uniformados fueron pasados a disponibilidad y que en paralelo a la pesquisa judicial se está llevando un sumario interno.
Quien estaría señalado como el autor del disparo es el oficial Matías L.(22) , por lo que su situación es más compleja. Se trata de un joven que habría egresado hace poco de la Escuela de la Policía y, según su cuenta de Facebook, empezó a trabajar en febrero. 
Por otro lado, los dos acompañantes de Reinaldo Andrade en la tarde del miércoles fueron liberados por la Justicia luego de prestar declaración testimonial ante la Policía, quien es la encargada de llevar adelante el sumario. No trascendieron mayores detalles de lo que dijeron, pero habrían referido que fueron parte de un choque. 
En horas de la noche de la víspera, los familiares de la víctima esperaban su cuerpo para poder velarlo  y darle sepultura luego del examen de autopsia que hizo en el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial en Posadas. El estudio deberá determinar de forma fehaciente cómo murió Andrade y dará precisiones sobre qué bala le causó la muerte y por dónde ingresó. 
Por otro lado, lo peritos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) también entregarán un informe sobre lo recogido en la escena. En este caso, fuentes consultadas detallaron que se deberá establecer si las armas que había en el Gol Trend de la víctima fueron accionadas. Esto es para saber si hubo fuego cruzado o si el oficial de la Policía fue el único que accionó su reglamentaria. 
La investigación está siendo llevada con sumo hermetismo por parte de la mayoría de las autoridades intervinientes, quienes fueron escuetos y en caso evasivos ante las consultas de este medio. Si bien se trata de circunstancias totalmente diferentes, es el segundo homicidio en menos de tres meses a manos de un policía, luego del crimen de Víctor Márquez Dos Santos (16) en Santa Ana. 
Según la versión policial, este último caso ocurrió en horas de la tarde del miércoles, cerca de las 17. Los dos efectivos, pertenecientes a la  División del Comando Radioeléctrico, aseguraron que hacían tareas de inteligencia por la ruta costera 2 en el vehículo particular del oficial cuando observaron a un Volkswagen Voyage gris en una estación de servicios.
El vehículo fue reconocido por los funcionarios como uno de los tantos utilizados para la actividad del contrabando en la localidad y los ocupantes, al notar su presencia, huyeron a gran velocidad del lugar. Entonces se inició una persecución con dirección hacia los Saltos del Moconá.
El auto entró en un camino terrado hacia el paraje San Ignacio e hizo unos mil metros, hasta que entró en escena Reinaldo Andrade, que se movilizaba en su Gol Trend junto a dos hombres de 26 y 32 años. Éstos - dijeron los efectivos policiales- impactaron contra el coche de los efectivos para impedir la persecución.
El relato del oficial implicado indica que en esa instancia  uno de los ocupantes del Trend sacó un arma de fuego, por lo que procedió a efectuar disparos para proteger su vida y la de su compañero. El testimonio no detalla si hubo fuego cruzado.
Ambos vehículos, producto de esta secuencia, quedaron a la vera del camino y los efectivos notaron un arma calibre 38 en el lugar, que luego fue secuestrada al igual que un pistolón. 
Rápidamente se notó que Andrade estaba malherido, por lo que fue asistido por el personal policial y luego trasladado en ambulancia al hospital local, donde ingresó a las 17.45 ya sin vida. La comisaría local, perteneciente a la Unidad Regional VIII, fue informada del hecho a las 18.
La víctima tenía una esposa y dos hijos menores de edad.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina