Dos chicos fallecieron al tocar alambre con energía eléctrica

Sábado 23 de mayo de 2020
Los menores estaban jugando en el patio lateral de una vivienda de la aldea al momento del hecho
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Dos pequeños de 5 y 7 años, integrantes de la aldea mbya guaraní Piracuá, de la localidad de Ruiz de Montoya, fallecieron ayer por la mañana luego de recibir una fuerte descarga eléctrica al momento de tomar contacto con un alambre que tenía energía eléctrica. 
El lamentable episodio se produjo a media mañana de ayer en la mencionada aldea ubicada sobre ruta provincial 7 y los menores fueron identificados por la Policía de Misiones como Benjamín Ocampo (7) y su vecino Danilo Benítez (5). 
De acuerdo a fuentes consultadas por este matutino, los infantes habrían llegado sin vida al Centro de Atención Primaria de la Salud (Caps) de la mencionada localidad. 
Sobre las circunstancias del hecho, efectivos de la comisaría local tomaron conocimiento que fue Laureano Ocampo, padre del mayor de los fallecidos, quien trasladó de urgencia hasta el Caps a los niños en un intento desesperado por salvarles la vida. 
Según las fuentes, en un momento determinado de la mañana, el hombre escuchó los gritos desesperados que venían del patio lateral de su vivienda y a los pocos segundos encontró a los menores tendidos en el suelo. 
A partir de las investigaciones periciales realizadas por integrantes de la división Policía Científica de la Unidad Regional de Puerto Rico se pudo establecer que tanto Benjamín como su amigo habían tocado un alambre suelto que sujetaba el tendido eléctrico de una vivienda a otra. 
Siempre desde el aporte de los pesquisas, esto se produjo en el momento en que los menores jugaban en el patio lateral de una de las viviendas de la citada aldea. 
Por otra parte, fuentes policiales añadieron que el informe realizado por el médico policial que examinó los cuerpos dictaminó que la causa de muerte se produjo como consecuencia de una electrocución. 
Por este caso se dio intervención al Juzgado de Instrucción Penal Uno de Puerto Rico, a cargo del magistrado Manuel Balanda Gómez, quien dispuso las labores periciales de rigor en el lugar.
Y horas más tarde, los cuerpos  de las criaturas fueron entregados a sus familiares para que sean velados y posteriormente inhumados. Intervino en el caso personal de la comisaría de Ruiz de Montoya, quien tomó declaración testimonial a vecinos y a testigos del hecho. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina