Dictaron la prisión preventiva para el femicida de Lorena Barreto

Jueves 21 de mayo de 2020 | 07:33hs.
Barreto fue asesinada en su casa de Puerto Libertad.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Exactamente dos meses después del femicidio de Lorena Fabiola Barreto (32) en Puerto Libertad, uno de los primeros crímenes a causa de la violencia machista registrados durante contextos de aislamiento en todo el país, la Justicia firmó el procesamiento con prisión preventiva para su concubino y único sospechoso del caso. 
La resolución fue firmada ayer por el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, y recae sobre el imputado identificado como Roberto Rivero Medina (74).
Según pudo averiguar El Territorio en base a altas fuentes consultadas, en la misma resolución se dispuso que el acusado sea trasladado desde la comisaría donde estaba detenido hasta la Unidad Penal III de Eldorado, donde deberá pasar catorce días en aislamiento en el nuevo pabellón acondicionado por la pandemia del coronavirus para luego ser llevado junto al resto de la población carcelaria.
Además de la gravedad del delito, a la hora de dictaminar su prisión preventiva las autoridades también tuvieron en cuenta que el implicado tiene familiares y vínculos acreditados en su país de origen (Paraguay), lo cual puede significar un potencial riesgo de fuga.
Ante este panorama, la Justicia decidió firmar la prisión preventiva y su traslado a una unidad penal donde quedará alojado y aguardará el avance de la causa que lo tiene imputado por el delito de homicidio doblemente calificado por haber mediado violencia de género (femicidio) y por el vínculo, que prevé una pena de prisión perpetua. 

El caso Barreto
El crimen de Lorena Barreto se registró el 21 de marzo en su casa del barrio Itatí de la localidad de Puerto Libertad. Fue el segundo femicidio del año en la provincia y uno de los primeros del país en registrarse durante el período de aislamiento, que hasta hoy sigue vigente aunque con menos restricciones. 
El hecho fue alertado a la Policía cerca de las 21.10 y cuando los uniformados arribaron al lugar se encontraron con la mujer malherida en plena vía pública hasta donde salió en busca de ayuda. 
En esa instancia, Barreto fue auxiliada y trasladada hasta el hospital, pero desafortunadamente perdió la vida por el camino.
En paralelo, otra comisión de efectivos procedió a la detención de Rivero Medina, quien no opuso resistencia alguna.
De acuerdo a lo que se pudo reconstruir en base a los elementos recolectados en la investigación, ese día se desató una discusión entre Barreto y su concubino, originada aparentemente por los celos y constantes reclamos de parte del hombre. 
Después de ello, la mujer se fue a recostar junto a su hijo adolescente y en esa instancia fue apuñalada por el anciano. 
La autopsia estableció que la víctima presentaba una sola herida cortante en la parte izquierda del pecho que, prácticamente, fue directo al corazón. 
Los forenses que participaron de la operación también detectaron marcas compatibles con lesiones de defensa en una de las manos de la mujer, mientras que el imputado, en tanto, en no presentaba ningún tipo de marca ni lesión en su cuerpo. 
Con el correr de la pesquisa también se pudo establecer que existían varios antecedentes por violencia de género de parte del hombre hacia Barreto. Es más, se supo que en 2019 la mujer había radicado una denuncia por amenazas en contra de Rivero Medina en el Juzgado de Paz de Puerto Libertad y eso le valió una restricción de acercamiento al hombre, medida que posteriormente no fue renovaba ya que ambos decidieron retomar la relación. 
A pesar de ello, familiares de la víctima consultados en ese momento indicaron que varios meses antes del crimen los episodios de violencia habían recrudecido.

La pandemia de los femicidios
El confinamiento por el coronavirus recrudeció otra pandemia que afecta seriamente a la Argentina desde hace varios años: los femicidios. 
Según señalaron especialistas e integrantes de ONG que tratan el tema, las condiciones del aislamiento elevaron aún más el riesgo de muchas mujeres que quedaron encerradas junto a sus golpeadores, con convivencias obligadas y con menos posibilidades de pedir auxilio. 
Y la situación se refleja en los números recolectados en el período comprendido desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio hasta fines de la semana pasada. 
De acuerdo a lo publicado recientemente por el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano de la Casa del Encuentro, durante 56 días de cuarentena analizados se registraron un total de 49 mujeres, niñas y trans asesinadas en casos de femicidios y femicidios vinculados. 
Con esos números bajo estudio, el cálculo arroja el alarmante promedio de un femicidio cada 28 horas desde que empezó el confinamiento en el país. 
Del mismo relevamiento de casos surge que el 67% de los femicidas fueron parejas o ex parejas, mientras que el 71% de las víctimas fueron asesinadas en sus hogares. También, indicaron que una de cada cinco mujeres tenía denuncias previas por violencia de género. 
El mencionado observatorio existe desde 2008 y desde allí lleva contabilizados más de 3.000 femicidios en el país. Sus estadísticas suelen ser publicadas una o dos veces por año, pero ante la pandemia decidieron hacerlo cada dos semanas como forma de visibilizar que la violencia de género aumenta en contextos de encierro y convivencia obligada. 
“Hace 13 años que el Observatorio releva y publica los informes. Año a año se corrobora que la vivienda es el lugar más inseguro para una mujer. El período del aislamiento social obligatorio registra el mayor índice de femicidios de todos estos años”, puntualizó al respecto Ada Rico, al frente de la Casa del Encuentro en diálogo con Clarín.
En este contexto, se recuerda que a nivel país están habilitadas las líneas 911, 144 y 137 para pedir ayuda, al tiempo que en Misiones recientemente se habilitó una línea de WhatsApp (3764-249224) para el envío de mensajes de texto.
En lo que va del año en Misiones se registraron dos femicidios, Sonia Cerpa (40) en Dos Hermanas en febrero y Lorena Barreto un mes después en Puerto Libertad, en tanto que hubo otras dos víctimas que perdieron la vida al quedar en la denominada “línea de fuego” en medio de situaciones de violencia de género, Anacarla (de dos meses) en Iguazú y Juan Farjat (36) en Comandante Andresito. 
Por último, todavía está bajo investigación la muerte de María Solange Diniz Rabela (24) en una aldea mbya guaraní de San Vicente. Su concubino, el cacique de la comunidad, aseguró que la mujer murió por coronavirus y luego de ello incineró el cadáver, tal como le recomendaron presuntos médicos consultados. 
Como consecuencia del estado de los restos, en la autopsia no se pudo determinar la causal de muerte de la joven. Algunos testigos que declararon ante la Justicia ratificaron los dichos del hombre, por ello, hasta el momento el caso continúa bajo una compleja investigación para poder esclarecer efectivamente qué sucedido. 
Mientras tanto, el cacique involucrado, Marcelo Núñez (36), sigue detenido bajo sospecha de femicidio. 

En cifra

49

La Casa del Encuentro consignó que en 56 días de cuarentena se registraron 49 femicidios en el país, arrojando un promedio de un crimen cada 28 horas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina