Día del kinesiólogo: Más que con las manos, se trabaja con el corazón

Sábado 13 de abril de 2019 | 07:15hs.
Foto: Natalia Guerrero
Pasaron 82 años de aquel 13 de abril de 1937 cuando se fundó la primera Escuela de Kinesiología en la Universidad de Buenos Aires. Este gran logro para la profesión fue gracias a la iniciativa de Octavio Fernández, a quien se lo considera el padre de la kinesiología argentina.

Años más tarde, mediante el decreto 8648/50 del Poder Ejecutivo de la Nación que firmó el presidente Juan Domingo Perón junto al ministro de Salud, Ramón Carrillo, se estableció esta fecha como Día de la Kinesiología.

La kinesiología es una rama de la medicina que se dedica a estudia la actividad muscular del cuerpo humano. El kinesiólogo es un especialista el mantenimiento de la capacidad fisiológica de las personas y la prevención de sus alteraciones, interviene en la recuperación y rehabilitación psicomotora, mediante la aplicación de técnicas y procedimientos de naturaleza física. Con el paso de los años, los profesionales fueron adquiriendo más conocimientos y su accionar varía desde un simple masaje hasta la colocación de algún aparato de fisioterapia.

Compromiso con la salud
El hecho de que la profesión esté creciendo cada vez más y los profesionales de la kinesiología tengan más conocimiento y nuevas técnicas de trabajo se debe a la capacitación constante y a la voluntad de mejorar la atención de las personas que necesitan de sus manos.

En esa línea de acción, el fin de semana pasado los kinesiólogos de la provincia recibieron al licenciado Javier García, quien dictó en la sede del Colegio de Kinesiólogos y Fisioterapeutas de Misiones el curso “Introducción al método Cyriax”, que logró nutrir el amplio abanico de conocimiento en terapias manuales.

Cyriax es un método de tratamiento que se inicia en los años ‘50 con el doctor James Cyriax y es una herramienta para obtener un razonamiento clínico para llegar a un diagnóstico efectivo y propicio para la persona, para los pacientes.

“Un gran déficit que tenemos los kinesiólogos es la evaluación y el diagnóstico, por ahí muchos diagnósticos estamos fallando en ese sentido, por lo tanto, Cyriax es una herramienta para resolverlo. Es para obtener un diagnóstico efectivo y un más claro razonamiento sobre ese diagnóstico”, explicó García, que posee formación internacional en medicina ortopédica Cyriax FMS Certified.

El profesional comentó que una vez que los kinesiólogos logren obtener un diagnóstico preciso y más exacto, pueden indicar correctamente que tratamiento le hace falta a la persona para su rápida mejoría.

“Se trata de cómo llegar a ese diagnóstico. Después el tratamiento lo podemos aplicar de diferentes formas, pero el inicio de todo es el razonamiento clínico, por eso me parece sumamente importante para llegar específicamente a ese diagnóstico”, aseveró García.

Sin un kinesiólogo, muchas dolencias nunca llegarían a su fin y por esta razón los expertos son muy quisquillosos en su labor.

“Nosotros como tratamiento podemos aplicar el tratamiento Cyriax, que son movilizaciones transversales, manipulaciones, tracciones y también la utilización de  otros métodos de tratamiento convencionales, como aplicar terapias manuales, pero, primero que nada, antes de hacer ese tratamiento debemos llegar al diagnóstico mediante un razonamiento clínico correcto”, sentenció. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina