Deuda y presión fiscal, la pesada herencia que dejará Macri

Domingo 16 de junio de 2019
Víctor Piris

Por Víctor Pirispolitica@elterritorio.com.ar

A mediados de 2015 se hablaba de las “bombas” que dejaba el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner al próximo gobierno. En aquel entonces se destacaban el cepo cambiario, la deuda con los holdouts y el creciente déficit fiscal.
En igual situación, el economista Diego Giacomini compartió días atrás un cuadro con los puntos positivos y negativos que deja el gobierno de Mauricio Macri. Según el economista, que es director general de la consultora Economía y Regiones, los desaciertos son muy superiores a los aciertos.
El cuadro se compone de cuatro series: fiscal y deuda, monetario, economía real, e internacional. En ese balance destacó que la presión tributaria récord y el crecimiento de la deuda aparecen entre los problemas con mayor gravedad para la próxima administración. Siguió en importancia el tercer punto que agrupa al PBI, la inversión, el salario, el empleo, la pobreza y la indigencia. Todos negativos.
El resultado total arroja nueve ítems a favor del actual gobierno y 26 en contra. Entre los pocos puntos positivos, se recordó que el 11 de diciembre de 2019, el nuevo mandato presidencial se iniciará con menos subsidios económicos que hace cuatro años y déficits primario y financiero más aliviados, aunque más difíciles de repagar.
Otro logro de la gestión que finaliza este año, según recopiló Giacomini, fue que se disminuyó la distorsión en los precios relativos y que los niveles alcanzados en la energía y el transporte pueden ser considerados más razonables. Por el lado de la balanza de pagos, la eliminación de los cepos y la depreciación cambiaria contribuyeron a una mejor performance comercial, aunque el saldo favorable que trae en 2019 obedece más a la reducción de las importaciones por recesión que a subas de las exportaciones.
Tarifazos, devaluación, hipertasas y freno de la actividad económica constituyeron el elixir de la administración Macri. Menor nivel de actividad, peor poder adquisitivo, PBI per cápita más bajo, menos empleo, mayor desempleo y más pobreza e indigencia son algunas de las consecuencias.

Sequía de inversiones
La otra herencia que dejará peor que la recibida dentro de la economía real es que la inversión sigue siendo tan insuficiente como la concitada por la anterior gestión, ya que Cambiemos batió récords de presión tributaria sin que el gasto público baje y los subsidios no variaron lo suficiente con el déficit primario.
La incertidumbre y volatilidad sembraron tantas dudas entre los tenedores de bonos que el riesgo país pelotea en la línea de los 1.000 puntos y llena de dudas el cumplimiento del plan financiero. Al Banco Central le subieron los pasivos no monetarios remunerados y perdió la reputación y la credibilidad.
Más inflación, mayor repudio por el peso por parte de los ahorristas dolarizados y empobrecimiento del país reflejado en el tipo de cambio real cierran las consecuencias que pasarán al que siga. En producción, inversión, empleo, poder adquisitivo del salario, pobreza e indigencia, la brasa candente que legará Macri a quien lo suceda.
Las pequeñas y medianas empresas, en especial las de frontera, se vieron muy perjudicadas (ver Sin el artículo 10).
Tener la tasa de interés internacional más alta y términos del intercambio más bajos son una combinación letal para quienes entren en diciembre a la Casa Rosada para gobernar hasta 2023 y lo llevarán a una dramática renegociación de la deuda.


Sin el artículo 10

Desde el inicio del mandato del actual gobierno de Cambiemos, los pedidos insistentes de cámaras empresariales y del gobierno provincial apuntaron a lograr beneficios diferenciales para las pymes en zona de frontera. Los alivios fiscales en apariencia iban a llegar con la instrumentación del artículo 10 de la Ley Pyme sancionada en julio de 2016. Pero el artículo nunca fue instrumentado y no hubo paliativos para las fuertes asimetrías que resaltaron con Paraguay y Brasil durante los primeros años de la gestión Macri. En el último año se intensificó el pedido por contar con tasas de interés más bajas para movilizar capital de trabajo y la operatoria de las pymes en la región. Las empresas misioneras ven menos oportunidades de financiamiento frente a otras regiones con mayor nivel de actividad y población.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina