Detenidos en PNA reclaman mejores condiciones y traslados

Jueves 15 de agosto de 2019
La Prefectura Zona Alto Paraná cuenta con tres celdas, según señaló Liliana Martínez.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Familiares de detenidos en la Prefectura Naval Argentina (PNA) de Posadas organizan una movilización para reclamar las condiciones de alojamiento, además de pedir sus traslados a una cárcel federal. La movilización se hará mañana a las 16, frente al edificio de dicha fuerza en cercanías al Pirá Pytá. 
Cómo informó ayer este medio, son siete los reclusos -algunos alojados ahí sin condena desde hace dos años, según su familia-  quienes están en huelga de hambre desde hace más de una semana por el recrudecimiento de las condiciones de encierro, ya que manifiestan que no tiene ningún contacto con el exterior. 
Ayer El Territorio se comunicó con Liliana Martínez, madre y esposa de dos de los detenidos por una causa por narcotráfico, quien señaló que ya se hicieron las presentaciones correspondientes a la Justicia y que se comunicaron con el Ministerio de Derechos Humanos de la provincia. 
La mujer agregó que Prefectura cuenta con tres calabozos “que están debajo de la tierra prácticamente y ahora están detenidos de a dos. Están detenidos sin gozar de un patio y no tiene salida para afuera. Se hizo una requisa donde se le sacó lo poco que tenían, un televisor y una radio, y no cuentan más con eso. Osea que no tiene comunicación con el exterior”, señaló la entrevistada en Radioactiva. 
Agregó que el lunes fueron a una visita y fueron informados de la implementación de un nuevo régimen: “Supuestamente íbamos a tener las visitas con los detenidos pero nosotros no podríamos darnos un abrazo, un beso, un saludo de madre a hijo, nada”
Martínez detalló que, más allá de esas restricciones, “los sacaron a los detenidos todos esposados y los mantuvieron las dos horas esposados. Los chicos lloraban con las requisas y tengo entendido que esas cosas no pueden hacer”.
La mujer insistió que hace dos años están pidiendo un traslado a la Unidad Penal 17 del Servicio Penitenciario Federal (SPF) en Candelaria, pero nunca tuvieron respuestas. “Nos dicen que los lugares están colapsados, pero no entiendo cómo puede ser que un compañero de causa estuvo preso dos meses en el Escuadrón  50 de Gendarmería y después fue trasladado a la UP 17. Esto quiere decir que algunos tienen privilegios y otros no”,  denunció. 
La entrevistada señaló que en la actualidad hay siete detenidos allí, pero que en otras oportunidades han ubicado hasta 9 o 13 personas al mismo tiempo. “La gente piensa que en esos lugares se está bien, pero son lugares para reinsertar a los presos a la sociedad y en este caso no se está haciendo eso, se lo está dañando psicológicamente”, reclamó Martínez. 

Superpoblación y fuga previa
Más allá de la superpoblación de las cárceles federales en todo el país, las cuales motivaron varias denuncias y habeas corpus individuales y colectivos -además de la intervención de organismos de derechos humanos- la situación de los detenidos en PNA se da pocas semanas después de una increíble fuga en la localidad de Eldorado.
Los implicados habrían limado barrotes y huyeron, presuntamente, en medio de una tormenta. Este modus operandi, claro, señala que el escape estuvo planeado con mucha antelación, pero nadie pudo advertirlo. Se cree que ambos huyeron a Paraguay. 
Los prófugos son Luis Norberto Lovera (41) y Elvio Darío Garay de Almirón (30). Este último había sido detenido en junio con un cargamento de 300 kilogramos de marihuana, mientras que Lovera es un conocido narco que estuvo casi  dos años prófugo y que antes había logrado escapar de dos operativos de fuerzas federales. 
Luego de ese episodio, según trascendió, hubo inspecciones en varias dependencias de Misiones y Corrientes. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina