Desde el Soime plantean que deben respetarse los convenios

Domingo 10 de noviembre de 2019
Paiva destacó el esfuerzo de la provincia en velar por la paz social. | Foto: Carina Martínez
El secretario general del Sindicato Obrero de la Industria de la Madera (Soime), Domingo Paiva al hablar de la situación de los trabajadores, indicó que se logró sobrellevar la situación de crisis con esfuerzo de todas las partes. Es decir, de operarios y empresas. “No observamos suspensión, reducción de jornadas, tampoco despidos”, dijo en referencia a lo que está sucediendo en este momento en el sector.
“En cuanto a carga horaria, se cumple normalmente, salvo casos puntuales con problemas societarios administrativos, por irresponsabilidades u otros motivos, como ocurre con Tierra Roja SRL, Henter, Mazter Industria Maderera”, añadió.

El factor
Uno de los factores que atenta contra los ingresos de los operarios también fue observado por Paiva. “El problema grave que hoy tenemos es que ocurre cada vez más es que en el 50 por ciento de las empresas no cumple con el convenio maderero”. 
Explicó que ello implica “blanquear menos horas y, por ende, pagan menos los acuerdo extraordinarios que logramos en paritaria”.
Cuestionó en esa línea que tampoco se paga en tiempo y forma, “con la complicidad de los estudios contables”.
Sostuvo Paiva que estas son las irregularidades que agravan la situación de los trabajadores y sus familias, “más en estos tiempos de alta inflación, donde la calidad de vida se deteriora”.
Recordó que “en otras épocas, los trabajadores se endeudaban mejorando de alguna manera su casa, su electrodoméstico para conseguir algo más de comodidad para sus hijos, pero hoy se endeudan hasta para completar la canasta familiar”, apuntando a las consecuencias de la inflación.
Observó que la crisis que se vive en el país “también atemoriza a los trabajadores, silenciando sus reclamos, cuando ven o escuchan que cierran empresas de otros rubros en nuestras zonas”.
En cuanto a lo que viene, afirmó que “hay una expectativa de esperanza; también es una necesidad que el nuevo gobierno aplique políticas económicas en bien de los trabajadores”.
Recordó que “los empresarios tienen su cámara que los representa y tienen la oportunidad de presentar sus reclamos en pos del trabajo en general”.
Declaró que como organización gremial siempre acompañaron a todo lo que sea beneficioso para los trabajadores y su familia, además de velar por la paz social. Destacó además que lo previo, de no generarse mayores conflictos, “mucho tuvo que ver la presencia del estado provincial, asistiendo en ayudas en cada pedido hecho por los trabajadores y del sindicato”.

Ausencia
Paiva tampoco esquivó a la responsabilidad y la necesidad de una autocrítica en el sector. Sostuvo que es una asignatura pendiente de parte de los gremios, “el mea culpa, especialmente para los nucleados en la Confederación General del Trabajo (CGT) en Misiones que brilló por su ausencia en despidos ocurridos en distintas actividades”.
Indicó que se observó “ausencia total, como ocurrió con los masivos despidos en la fábrica de zapatillas Dass de Eldorado”. 
Por ello consideró necesario sincerar tal situación “para avanzar hacia una CGT que esté junto a los trabajadores, a los gremios como organización madre”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina