Denunció que policías lo golpearon y lo escondieron de su familia

Lunes 25 de mayo de 2020
Los jóvenes fueron detenidos en el barrio Villa Blanquita. | Foto: Daniel Villamea
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

“Nos golpearon mucho, nos mojaron y nos dejaron esposados a la intemperie, en la Seccional Tercera. Al otro día nos llevaron a la Comisaría de Los Helechos para que nuestras familias no puedan ver los moretones que teníamos”, aseguró Diego T. (24), quien permaneció tres días detenido por resistencia a la autoridad junto a un amigo.
En tanto, el último miércoles radicó una denuncia ante la Fiscalía de Instrucción Uno de Oberá por presunto abuso de autoridad de los integrantes de la comisión policial que lo detuvo.
En diálogo con El Territorio, el joven comentó que comparte su domicilio con dos personas, en el barrio Villa Blanquita, donde el domingo por la noche estaban escuchando música y un vecino llamó a la Policía para quejarse de ruidos molestos.
Según su denuncia, ya en los primeros minutos de la madrugada del lunes arribó un móvil del Comando Radioeléctrico con varios efectivos que irrumpieron en su casa sin autorización.
Al respecto, mencionó que “ya habíamos apagado la música y estábamos por acostarnos porque el lunes teníamos que trabajar, cuando escuchamos que abrieron la puerta del frente que no estaba llaveada. Vi que eran policías y les pregunté quién les dio autorización para entrar, a lo cual me respondieron que el presidente de la Nación les permite entrar a las casas por el problema de la pandemia”.
“Me dijeron: “nosotros podemos hacer lo que queremos”, lo que me pareció muy raro. Además, en ningún momento me hablaron bien. Mi hermana vive en la parte de atrás del mismo terreno, escuchó ruidos y fue a ver qué pasaba. En eso me sacaron para afuera, me tumbaron y me empezaron a pegar”, detalló.

Golpeados y mojados
Fue entonces que intervino uno de sus amigos, identificado como Maximiliano S. (26), a quien también redujeron y esposaron. “Nos pegaron y nos patearon estando esposados”, subrayó Diego T.
En primera instancia los detenidos fueron trasladados a la Seccional Primera, donde sólo les tomaron los datos, ya que luego fueron alojados en la Seccional Tercera.
“En ningún momento nos llevaron al médico. Nos esposaron juntos en el pasillo y los otros presos nos tiraron agua y orina. Después nos esposaron a una reja que da al patio y ahí nos dejaron casi toda la noche mojados. Teníamos tanto frío que después los mismos presos nos dieron una frazada y nos invitaron mate”, reconoció.
El lunes a la mañana fueron trasladados otra vez a la Primera, que resultó ser una escala hacia la Comisaría de Los Helechos.
Al respecto, el muchacho destacó que “en Los Helechos nos trataron muy bien. Incluso los policías de allá estaban preocupados por los golpes que teníamos, porque no querían que después los culpen a ellos”.
Asimismo, destacó que les permitieron hablar con sus familiares, lo que les habían negado hasta entonces.
“Mi hermana me fue a ver y después fue al Juzgado de Instrucción Uno para preguntar el motivo de detención, y en el Juzgado pensaban que seguíamos detenidos en la Tercera porque la Policía no avisó que nos llevaron a Los Helechos”, aseguró.
Recién el miércoles ambos jóvenes fueron liberados, tras lo cual decidieron radicar la denuncia por abuso de autoridad.
“La Policía nos lastimó y después nos quisieron esconder, por eso nos llevaron a Los Helechos. Ahora esperamos que la justicia investigue y que los responsables tengan las sanciones que se merecen”, remarcó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina