De vacaciones con la mascota, una tendencia que crece

Domingo 19 de enero de 2020 | 04:00hs.
Eugenia Rossano

Por Eugenia Rossano interior@elterritorio.com.ar

“Dora (la exploradora) ya recorrió con nosotros, durante diez días, Salta y Jujuy; anteriormente viajó por el interior de Misiones e incluso a las termas de Federación en Entre Ríos. Este año la llevamos a Bombinhas. Nos extraña y la extrañamos. Si la consideramos como de la familia, ¿por qué no compartir el momento más divertido del año con nosotros?”; la frase corresponde a Carlos, acompañado de su esposa Antonia y su hija Sara mientras arman las valijas rumbo a las playas brasileñas.

Este verano, al igual que en vacaciones de invierno o escapadas, lo harán en compañía de su perra mestiza, que luego de tantos viajes el nombre elegido en honor al dibujo animado está impregnado en su esencia.

Sin duda, las mascotas son para muchos un miembro más de la familia o hasta ese compañero que está junto a uno en todo momento y sobre todo en época vacacional en la cual se le puede dar más tiempo para su recreación.

La tendencia “pet friendly” crece cada día, sobre todo, a partir de la posibilidad que brindan muchos hoteles o restaurantes que permiten el ingreso de estos amigos de cuatro patas.

Un estudio reciente de la plataforma de reserva de alojamiento Booking.com confirma esta tendencia: el 39% de los argentinos aseguran que eligen el destino vacacional según sí pueden o no llevar a sus mascotas. Es que el 73% de los argentinos dueños de mascotas consideran que ellas son miembros plenos de la familia y el 50% asegura que disfrutan más de sus vacaciones junto a su animal de compañía.

La tierra colorada no escapa de nueva movida mascotera. Desde la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y afines (Amhbra), detallaron que varios establecimientos comenzaron a recibir a pasajeros acompañados de sus mascotas (hoteles Julio César y Maiteí en Posadas e Ytororó Lodge en Dos de Mayo). Por su parte desde las agencias de viajes y turismo indicaron que reciben hasta quince pedidos de clientes por mes.

“Lo que comenzó con estudiantes que se llevan su perro o su gato a Buenos Aires o Córdoba durante el ciclo lectivo de la facultad, es hoy una movida que implica que estemos actualizados para poder brindarle al pasajero todas soluciones concretas. Hemos concretados viajes dentro de Argentina, Brasil, Estados Unidos, México, Japón y Medio Oriente”, señaló la histórica empresaria Beatriz Franco de Batia Viajes.

Otros viajeros, al igual, que Carlos y su familia eligieron el transporte familiar. En el paso fronterizo de Bernardo de Irigoyen 60 familias de turistas argentinos han pasado al vecino país llevando consigo sus mascotas, esta temporada, en su mayoría de especies caninas.

Para los que vienen

“Misiones todavía tiene muchos prejuicios con las mascotas. En las grandes capitales está lleno de lugares a donde podés ir con un perro, sobre todo los restaurantes y ni hablar el transporte público. En Europa uno ve a la gente con el perro en el subte, en los trenes, los taxis. Acá, todavía estamos luchando para que la gente limpie lo que hace el perro en la vereda. Pero bueno, de a poco esto está cambiando. De hecho, ya tenemos, en Posadas, taxis mascoteros e incluso una cerveteca del centro de la ciudad aceptaba que lleves tu perro en la vereda”, agregó Carlos.

Según el estudio de Booking.com, para poder satisfacer las necesidades de los viajeros que buscan un alojamiento para compartir con su mascota, cada vez será más importante que las propiedades que las aceptan en todo el mundo creen un ambiente acogedor para los huéspedes y sus mejores amigos.

¿Qué reclaman los argentinos a la hora de reservar un lugar donde vacacionar con su animal de compañía? “Este año será testigo de cómo los alojamientos van a ofrecer amenities para poder satisfacer las necesidades de las mascotas de los viajeros y, de acuerdo a los dueños, las más importantes son: espacio para que las mascotas puedan correr y jugar (43%), asistencia veterinaria disponible (41%), un ambiente amigable y acogedor (23%), guardería de mascotas y paseos disponibles (22%) y actividades para mascotas (19%)”, indica el informe de la plataforma online.

En cabina o en bodega

“En una oportunidad llevamos hasta halcones. Eran aves adiestradas que fueron de Posadas a Estados Unidos, los requisitos fueron más complejos y el animal tuvo una cuarentena al llegar al destino. Primero viajó con el propietario y en una segunda instancia solo”, indicó tranquilamente la propietaria de Batia.

En su firma tienen hasta quince consultas mensuales. La tendencia va más allá de un perro lazarillo o compañero emocional. “Ahora pueden viajar en cabina según las condiciones del animal (peso y talla) o en bodega, siempre acompañado de un pasajero. El gato o el perro tiene que ser del tipo braquicéfalo, no pueden tener la nariz chata, por ejemplo, el bulldog o el boxer en el caso de los perros y gatos exóticos no pueden ir en cabina”.

Según la compañía varían las condiciones en cuanto al pesaje, para viajar en cabina, es entre 7 y 10 kilos y tienen que estar contenidos en un kennel rígido (jaula) a la vista, pero sin poder sacar el hocico, y con base doble fondo para sus necesidades. También vienen unos bolsos blandos de distintas medidas. En la cabina deben ubicarlo en los pies, debe caber allí.

Además de la reserva de la bodega o cabina, el contenedor tiene requisitos específicos de la clase de animal. Cumplir con las medidas establecidas, el animal debe poder estar erguido o sentado, no debe poder sacar la cabeza.

El costo es entre 120 dólares en Argentina y Brasil y en otros destinos 180. Cada compañía marca sus requisitos. “El animal debe estar en buen estado de salud, hay que reservar y confirmar unas 48 horas antes. Si llega al aeropuerto y el animal no reúne los requisitos no se embarca y no se reintegra lo abonado por su traslado. Las compañías tienen un cuidado muy especial para el transporte de mascotas. Disponen de empleados en tierra para ayudar con el traslado y cuidado más que nada cuando hay un cambio de avión”.

Los destinos elegidos por los misioneros son, además de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires por los estudiantes, Brasil, Estados Unidos, México, Japón y Medio Oriente.

Rumbos a las playas

Para los turistas que desean viajar con sus mascotas y hacerlo utilizando el paso internacional Pepirí Guazú, deben tener en cuenta que rige una nueva ley en el margen brasileño del mencionado paso que impide el ingreso y egreso de animales, independiente que tuviera la documentación requerida o no.
En los últimos días aumentó considerablemente el número de personas que eligen viajar a las playas de Brasil utilizando Paso Rosales, sin embargo, algunos viajeros debieron retornar por Dionisio Cerqueira al llevar una mascota. 

En el margen de Brasil hasta el año pasado el CIDASC autorizaba el ingreso con un animal realizando el control del Certificado Sanitario, sin embargo, a partir de la vigencia de una nueva ley, no está habilitado el paso con animales en los pasos fronterizos con Brasil donde no existe un médico veterinario, del cual justamente carece el puesto en Rosales.

Por lo tanto, toda persona que lleve consigo una mascota, debe viajar por Dionisio Cerqueira.

Por el paso fronterizo de Bernardo de Irigoyen en lo que va de esta temporada estival entre 50 y 60 familias de turistas argentinos han pasado al vecino país llevando consigo sus mascotas, en su mayoría de especies caninas. Mayormente en móviles particulares, y en algunos casos en micros.

En la Ciudad de las Cataratas

Puerto Iguazú aún no está plenamente aggiornada en esta tendencia, por lo que no ofrece muchas opciones para quienes viajen con sus mascotas.
No existe registro oficial de los alojamientos alternativos y hosteles que sí permiten el ingreso de mascotas, pero los buscadores en la web indican que existen 10 lugares Pet Friendly para alojarse en la Ciudad de las Cataratas; en su mayoría son alojamientos alternativos, como casas de familia.

La mayoría de los atractivos turísticos tampoco permiten el ingreso y permanencia de mascotas sobre todo en aquellos ambientes protegidos como el Parque Nacional Iguazú, que desde su sitio web oficial emitió una serie de recomendaciones para las visitas; y entre ellas resaltaba que no está permitido el ingreso de mascotas, ya que los perros y gatos son especies exóticas que alteran el comportamiento de la fauna nativa. 
Solamente son aceptados en espacios públicos como plazas y  el Hito de las Tres fronteras.

Respecto del paso de frontera, en Iguazú como en el resto de la provincia el organismo que controla el ingreso y egreso del país de mascotas es Senasa, que emite un certificado del animal que debe ser presentado ante quienes lo requieren. La ciudad presenta una particularidad, ya que muchos vecinos obtienen en el certificado, no solamente para las vacaciones, lo utilizan para tratar al animal en la localidad brasileña de Foz do Iguazú.
Por tal motivo el organismo emite una gran cantidad de certificados por semana.

En números

Certificado de viaje
El permiso de Exportación de caninos y felinos domésticos, en el Senasa, tiene dos opciones.

$145

Si el trámite se realiza de manera urgente el solicitante deberá abonar un costo adicional.

$766

En Posadas las oficinas del organismo funcionan en el establecimiento del Inta, en ruta nacional 12 Km 7,5, Miguel Lanús.


En números

Tendencia
La mitad de los viajeros asegura que disfrutan más de sus vacaciones junto a su animal de compañía.

39%

De los argentinos aseguran que eligen el destino vacacional según sí pueden o no llevar a sus mascotas

73%

De los dueños de mascotas consideran que ellas son miembros plenos de la familia


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina