De cómo Oscar Thomas se convirtió en hombre de confianza de Julio De Vido

Domingo 12 de agosto de 2018 | 05:00hs.
El arquitecto Julio De Vido supo a través del tiempo edificar una larga amistad con el misionero Oscar Thomas. El primero, siendo superministro, mantuvo un fuerte vínculo que trascendía la función pública con el ahora prófugo de la Justicia al ser citados, por  supuestos manejos de fondos como se desprenden de las fotocopias de los cuadernos que fueron quemados por el chofer que asegura haberlos escritos.

Quien fuera uno de los hombres de más confianza de Néstor Kirchner y después Cristina Fernández está detenido en el penal de Marcos Paz por la causa que se investiga el desvío de fondos en la mina de carbón de Río Turbio (Santa Cruz). A su vez, se complica la situación de De Vido porque los arrepentidos lo apuntan como el principal recaudador en la misma causa, por lo que se libró la orden de captura internacional de Thomas. En el medio de ambos, se encuentra Roberto Baratta, ex mano derecha de De Vido, señalado como el transportador del dinero proveniente de coimas en el kirchnerismo.

Thomas llegó al cargo de director argentino en la EBY en el 2003, a propuesta de Carlos Rovira, por esa época gobernador de Misiones, de quien luego se alejaría para convertirse en hombre de confianza de su jefe Julio De Vido, a quien el misionero reportaba como lo hacía al entonces secretario de Coordinación, Roberto Baratta. Ahora la Justicia, en medio de los escándalos de los cuadernos de las coimas, sospecha que Thomas habría convertido a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) en una de las cajas políticas del kirchnerismo. Entre 2003 y 2015, Thomas manejó presupuestos anuales de entre 700 y 1.000 millones de dólares.

De acuerdo a las anotaciones de Oscar Centeno -ex chofer de Baratta-, que se hicieron públicas, se menciona que este último funcionario y mano derecha de De Vido tenía con Thomas una estrecha relación.

Centeno, en sus escritos en el cuaderno Gloria, es quien cita a Thomas por haber pagado en forma reiterada millones de dólares al Ministerio de Planificación. Fue el fiscal Carlos Stornelli quien realizó la imputación contra Thomas.

De acuerdo al expediente, y a partir de los cuadernos de Oscar Centeno, el misionero aparece mencionado de forma directa o indirecta en al menos quince pasajes del escrito, en los que se relatan cómo supuestamente entregaba dinero en bolsas, bolsos o cajas y movía millones de dólares.

Según Centeno, en algunos casos, como el 12 de agosto de 2009, Thomas los esperaba de pie en una calle de Buenos Aires. “Cuando llegó él con Baratta -mano derecha de Julio De Vido- se acercó a la ventanilla del auto y les entregó un bolso con 1.100.000 dólares”.
De acuerdo al escrito del chofer, Baratta luego de cada recorrido llamaba al jefe para rendirle cuentas de la recaudación. En una oportunidad anotó que “entre Yacyretá y Transporte aportaron para la corona 657.000 dólares”.

El ex chofer de Baratta, expresó sorpresa porque las entregas de bolsos con dinero también se concretaron directamente en las oficinas de EBY, en la avenida Madero 942, que fue allanado en medio de la actual investigación.

La relación

Thomas, como se dijo,  había sido designado al frente del directorio de EBY en 2003 por un decreto del presidente Néstor Kirchner. Administró durante doce años Yacyretá y, en ese lapso, De Vido mostraba una estrecha relación de confianza en el misionero. Ese vínculo, que inicialmente era funcional, comenzó a crecer cuando en el 2006 Carlos Rovira se distanció de Néstor Kirchner. En ese momento, Thomas afianzó su relación con De Vido y con el kirchnerismo, tomando distancia de los funcionarios provinciales.

Por caso, a fines de julio de 2009, anunciaba formalmente que el director ejecutivo por Argentina de la EBY Oscar Thomas, sería el responsable argentino del seguimiento de los estudios técnicos para Garabí. Es más, se anunciaba que al entonces director ejecutivo de Yacyretá, se le asignaba la tarea de ser representante oficial del Ministerio en la coordinación y verificación de los proyectos técnicos respecto a Garabí, con la responsabilidad de mantener permanentemente informados de los avances que se produzcan. De ello, también afirmaban que la entonces presidente Cristina Fernández estaba plenamente de acuerdo.

Hombre de consultas

Para De Vido, Thomas era un hombre de consultas para varias obras. Así, al llegar a Misiones tomaba contacto directo con el titular de la EBY y solían recorren juntos y supervisar las obras. Por ejemplo, cuando De Vido se casó con su pareja se tomó cuatro días de luna de miel en las Cataratas, pero interrumpió su descanso cuando Thomas lo fue a buscar en su camioneta Grand Cherokee y vienen juntos hasta Posadas. Durante ese viaje, De Vido decidió continuar la construcción de la autovía que se estaba haciendo de Posadas a Santa Ana,  no sólo a San Ignacio, como se está haciendo, sino hasta Puerto Iguazú. En el diálogo entre ambos, surgió esta última alternativa y De Vido pudo apreciar durante ese viaje la implicancia que representaría vincular con autopista la Capital misionera y la ciudad de las Cataratas. Hasta se estimó que demandaría una inversión de unos 160 millones de dólares.

En forma posterior, se conoció del proyecto elaborado en forma conjunta entre la EBY y la  Dirección Nacional de Vialidad. La obra lo había planteado De Vido, siendo ministro de Planificación Federal y como obras complementarias de la también proyectada represa Corpus. Al respecto, Thomas se mostraba a favor de las represas, “porque estoy administrando una de ellas”, afirmaba.

De Vido, también había dado otro paso a favor de Thomas cuando lo designó titular de Entes Binacionales Sociedad Anónima (Ebisa), encargada de controlar proyectos hidroeléctricos con países vecinos como Brasil en el caso Garabí y Corpus con Paraguay.
Ambos también buscaron concretar como parte del Plan de Terminación de Yacyretá, el puente entre Candelaria y la localidad paraguaya de Cambyretá.

En defensa

En abril del 2015, De Vido demostró que no estaba dispuesto a abandonar a su suerte a Thomas. Fue cuando comenzó a crecer el rumor ante la posible destitución del entonces titular de la central hidroeléctrica. Fue cuestionado y repudiado en Corrientes, por haber manifestado que los correntinos se dedicaban a “dormir la siesta” y “ver pasar la historia sentados a la sombra de un árbol, tomando tereré y pescando mojarras”. La foto del respaldo de De Vido, lo dio a conocer por entonces Thomas, dando cuenta del reintegro de una turbina que estaba fuera de servicio desde unos meses antes.

Otro gesto

Al quedar Thomas vinculado por la Justicia en el escándalo de los cuadernos Gloria, habrían sido los propios abogados de De Vido quienes habrían recomendado al ex titular de la EBY a no presentarse ante el juez federal Claudio Bonadio, quien tiene a su cargo la causa conocida como “cuadernos K”, en la que se investiga el reparto de bolsos de dinero por parte de hombres de negocios a funcionarios del ministerio de Planificación durante el kirchnerismo.

A raíz de esta recomendación, Thomas se mantendría en la clandestinidad y es buscado por Interpol. Como se recordará el último lunes, José Manuel Ubeira, abogado de Thomas, presentó ante Bonadio un pedido de eximición de prisión de su defendido, como condición para presentarse a declarar. Requirió al magistrado garantía para que su cliente se presente a declarar.

El abogado declaró que Thomas no se acogerá a la figura de imputado colaborador,  argumentando que no tiene de qué arrepentirse y cuestionando el sistema utilizado por Bonadio como “bastante extorsivas, donde hay un canje de declaraciones de imputado a cambio de libertades”.

La acusación

Thomas junto a otros empresarios, está acusado de ser partícipe necesario de una asociación ilícita. La denuncia entiende que pagó sobornos y la investigación, intenta reconstruir la ruta de las coimas que podrían ascender, según la fiscalía, a 200 millones de dólares. Parte de esos fondos, también habrían sido aportados por la empresa que quedó en manos del primo del presidente de la Nación, cuando la familia Macri se desprendió de esa firma que también había realizado obras a través de Yacyretá.

Entre las grandes empresas contratadas por la EBY y ahora en la mira de la justicia, se encuentran Iecsa, Sacde y Suco.


La Cámara deberá resolver una recusación

La causa de la corrupción entre funcionarios del gobierno kirchnerista y empresarios de la obra pública saldrá por primera vez del tándem Claudio Bonadio – Carlos Stornelli e intervendrá otro tribunal. Se trata de la Cámara Federal que desde mañana tendrá que resolver una recusación del juez federal de la causa y los pedidos de libertad de ocho acusados en el expediente.  A partir de ahora cada vez que las partes apelen y objeten alguna decisión del magistrado será la Cámara Federal la que intervendrá. La primera decisión que deberá tomar la Cámara es la recusación del ex secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli -indagado el miércoles- contra Bonadio. El tribunal fijó una audiencia para mañana, a fin de escuchar los argumentos de la defensa.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina