Cuadernosgate: Cristina declara hoy y pidió que no haya movilizaciones

Domingo 12 de agosto de 2018
La ex presidente  Cristina Fernández viuda de Kirchner ratificó que hoy se presentará en Comodoro Py a declarar en el marco de la causa que la investiga por presuntas coimas en la obra pública. En un mensaje en la red social, la senadora publicó: “Mañana lunes voy a presentarme en Comodoro Py, como lo hice ante cada requerimiento judicial. A lxs compañerxs que querían movilizarse para acompañarme, les pido por favor que no lo hagan”.
Asimismo, la ex mandataria apuntó contra el presidente Mauricio Macri: “Pongamos todo nuestro esfuerzo y energía en acompañar y ayudar a aquellxs que la están pasando muy, pero muy mal, en esta verdadera catástrofe económica y social que es el gobierno de Mauricio Macri”.
Cristina será la última en la lista de una lista de indagatorias en el marco de la causa por los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, el número dos de Julio De Vido.
Asimismo, el Senado sesionará el miércoles para tratar la autorización que pidió Bonadio para allanar los domicilios de la ex Presidente, en medio de desavenencias dentro del Bloque Justicialista.
La semana pasada, los senadores de Cambiemos y del Bloque Justicialista postergaron esa decisión debido a que los fundamentos que le requirieron a Claudio Bonadio como condición para tratar el pedido de allanamiento llegaron a la Cámara Alta minutos antes de iniciar la sesión.
Además, el documento enviado por el juez contenía información de la causa sobre el supuesto pago de coimas en la obra pública que los legisladores consideraron que no era “prudente” dar a conocer públicamente cuando el expediente tiene secreto de sumario. 

Críticas
De su lado, la líder del GEN, Margarita Stolbizer, aseguró que la causa de los cuadernos sobre las supuestas coimas en la obra pública durante el kirchnerismo “es solo una parte” de la corrupción. Pidió “reflexionar sobre cuál es el rol de la sociedad que acepta éstas y otro tipo de cosas”.
“El matrimonio Kirchner era el líder de esta banda delictiva. Esto no es muy distinto al libro “Robo para la Corona”, que escribió el periodista Horacio Verbitsky ¿Creen que José López tenía nueve millones de dólares sólo para él? ¿O que sus jefes no tenían esa misma suma, pero triplicada?”, resaltó la dirigente. En diálogo radial, Stolbizer apuntó contra “la enorme cantidad de subsidios” que se entregaron durante la anterior gestión y a las ganancias producidas por “el juego” como posibles focos de delito por parte de ex funcionarios.
“Hay que tener en cuenta que todo lo que se está encontrando es sólo una parte, aunque suene escandaloso la obra pública no es el único flujo de dinero de la corrupción”, señaló.  
Por otra parte, la ex diputada nacional consideró que la administración de Cambiemos “no ha sido lo suficientemente transparente que debió haber sido tras un gobierno como el kirchnerista”. 

Techint borró correos y cerró oficinas

Techint borró los correos electrónicos del principal sospechoso de ejecutar el pago de coimas de la compañía ítalo-argentina y desmanteló las oficinas del piso 17 donde tenía montado un búnker para la administración de dinero negro a cargo de este directivo. Así consta en dos expedientes judiciales a los que accedió el diario Perfil y que tienen a la empresa de los Rocca en la mira: la compañía es investigada en la causa de los cuadernos y en el caso de coimas a ex funcionarios de Brasil. El hombre encargado de hacer posible esa estructura es el ex director de Administración de la compañía, Héctor Zabaleta, retirado en 2016, detenido y luego liberado por el juez Claudio Bonadio. El ejecutivo manejó durante años una estructura de cuentas bancarias en Suiza y sociedades fantasma destinadas a pagar sobornos.


“La realidad argentina no se va a modificar con perseguir”

En medio del escándalo judicial por el Cuadernosgate, Máximo Kirchner reapareció en escena. Desde Ensenada y frente a jóvenes reunidos en un Plenario de la Militancia Nacional y Popular, el diputado nacional le dedicó unos segundos a la acusación contra Cristina Kirchner de ser la jefa de una asociación ilícita. “No se va a modificar la realidad con perseguir”. 
“El emperador Macri pone el dedo y el Poder Judicial, que nunca hizo nada y tiene más de setenta causas, sale corriendo. Para mantenerse obedecen al Presidente”, sostuvo en alusión al juez Claudio Bonadio, quien llamó a indagatoria a la ex presidente. 
Arremetió: “Quieren poner a Cristina a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, como en las viejas épocas”.
“Che gorila, che gorila, no te lo decimos más, si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”, cantaban los militantes. En los 50 minutos en los que estuvo en el escenario, Máximo se concentró en disparar fuertes críticas contra las medidas económicas del presidente Mauricio Macri.  
 “Este modelo económico está agotado. Por eso el Presidente tiene la brillante idea de disponer que las Fuerzas Armadas actúen en seguridad interior”, sostuvo después de enumerar críticas por la vuelta al FMI, la pérdida de reservas y la desigualdad en los montos que se destinan para educación, seguridad y salud entre la Ciudad de Buenos Aires y el territorio bonaerense.  
Máximo habló de las elecciones del próximo año: “Para 2019 tenemos que tener un proyecto de país superador al actual, pero también superador al que terminó el 10 de diciembre de 2015. No tenemos que construir sobre lo que fue, sino construir sobre lo que viene”. 

Siguen sumándose los empresarios arrepentidos

Cinco empresarios arrepentidos, una indagatoria adelantada y órdenes de detención para cuatro personas. 
Eso es lo que dejó la semana pasada de corridas y excarcelaciones en las instalaciones del palacio de Comodoro Py 2002, un camino judicial que parece aún no terminar. 
La clave para esta nueva embestida de la causa estuvo en el aporte que hicieron ayer los empresarios que pidieron pista para ser arrepentidos. Uno de ellos fue Aldo Roggio, uno de los hombres más poderosos del país y ya procesado en una de las causas de Odebrecht, que apareció desde el subsuelo hasta el quinto piso del edificio de Retiro para hablar con el fiscal Carlos Stornelli y negociar convertirse el nuevo “imputado colaborador”. El juez Claudio Bonadio firmaría hoy la homologación de su papel como arrepentido.
Durante su exposición, Roggio habría admitido pagos, pero negó las cifras millonarias que aparecían en los cuadernos.
Después de diez días preso, Carlos Wagner, el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción y titular de Esuco, pidió declarar como arrepentido. “Hizo un aporte importantísimo a la investigación. Quizás el más importante”, admitió una fuente judicial.
Es que Wagner reveló, desde adentro, cómo funcionaba el sistema de la entrega de obra pública, cuáles eran las empresas que podían recibir contratos de obra pública y cómo se gestaban las coimas, de entre un 10 y un 20 por ciento sobre el total de la obra. 
El empresario favorito de Cristina Kirchner apuntó hacia ella. Es que no sólo oficializó los pagos como coimas, algo que los otros hombres de negocios que desfilaron como arrepentidos habían eludido, sino que confirmó que Julio De Vido, Roberto Baratta y José López recaudaban “para arriba”, según se pudo reconstruir. Ya en 2005, el entonces ministro Rodolfo Lavagna denunció en la Cámara de la Construcción la cartelización de la obra pública y el sobreprecio en las obras adjudicadas al Estado, pero el propio Néstor Kirchner lo desacreditó al felicitar a los empresarios que estaban presentes.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina