Crece la opción de adoptar mascotas

Martes 15 de octubre de 2019 | 07:00hs.
Por Silvia Godoy

Por Silvia Godoy sociedad@elterritorio.com.ar

De la mano del trabajo de hormiga de veterinarios, rescatistas y organizaciones civiles que sensibilizan sobre la tenencia responsable de mascotas y contra el maltrato animal, en la ciudad capital se asiste a un crecimiento en el número de adopciones de perros y gatos.  Un cambio positivo que previene el hacinamiento en los refugios y que posibilita que más animales se salven del abandono y tengan un hogar.

Así lo destacó el veterinario Gustavo Elizaincin, director del Instituto Municipal de Sanidad Animal (Imusa), entidad que ofrece atención gratuita para mascotas y tiene además, un sector de adopción responsable. Según el registro del Imusa, al mes se otorga en adopción una media de 20 animales y se hace un seguimiento a las familias.  

“Veo que hay cambio en la comunidad y que más gente se decide por la adopción de mascotas antes que comprar; eso es positivo porque tenemos el flagelo de una importante población de perros y gatos abandonados en las calles”, reflejó en entrevista con El Territorio. 
El Imusa trabaja en conjunto con rescatistas que ayudan a salvar animales en muy mal estado y que los tienen en tránsito hasta que se recuperen y luego se los deja en los caniles de adopción.

“Llegan animales muy sufridos, muy lastimados y se los recupera con atención médica y también con mucho amor, porque hay un grupo profesional y humano increíble y tenemos una veterinaria especialista en etología, que se encarga de supervisar a los perros sobre todo para que sean sociables y para encontrarles una familia acorde a su carácter”.

El veterinario precisó que cuentan con un área para la recuperación de animales y otro canil para los que están listos para una nueva casa. “Gracias a Dios hay una rotación constante, con personas que vienen a adoptar y esto permite que el sistema funcione y no haya hacinamiento”. 
Como parte de este proceso de cambio de hábitos hacia una tenencia responsable de mascotas, Elizaincin y su equipo recorren escuelas y barrios con un programa de concientización sobre buenos tratos, salud animal, alimentación y otros cuidados.

“Hacemos mucho hincapié en la ordenanza X-N° 11 de Cuidado Responsable de Animales, sancionada en 2015, allí se penaliza el maltrato animal y la gente tiene que saber que hay multas en dinero y también con trabajo comunitario y detención”.
En este punto, explicó que “maltratar no sólo es golpear o no alimentar sino que también es ver que tu animal está enfermo y dejarlo ahí como si nada, entonces acá viene la gente y cuando hacemos la anamnesis, nos dicen: ‘Hace cuatro o cinco días que está mal’, y bueno, nosotros somos médicos, no hacemos magia, y dejar morir a tu mascota por falta de atención también es maltrato”.

Y se extendió al contar que al Imusa ingresan por semana entre dos a cuatro expedientes por maltrato animal, que se acompañan de una denuncia en dependencia policial y se cursa al Juzgado de Faltas. En otros casos, el mismo instituto actúa de oficio. 

“Tenemos denuncias graves de maltrato, de violencia contra el animal o de gente que tira las crías. Eso tenemos que modificar, tenemos que aprender entre todos que la castración, que acá se hace gratuita o también se pueden comprar pastillas anticonceptivas para las hembras que son muy económicas, previenen la superpoblación”.

Servicios

La sede central del Imusa tiene base en Zaimán sobre ruta 12 y también hay una oficina en avenida 115 casi Centenario, en los dos espacios se realiza atención clínica veterinaria de lunes a viernes, vacunación antirrábica, colocación de antiparasitarios y pipetas repelentes contra el mosquito transmisor de la leishmaniasis y pruebas para detección de la enfermedad.

En tanto, en base Zaimán se hacen además las intervenciones de esterilización de perros y gatos y se encuentra el sector para adoptar mascotas.
El instituto lleva adelante, además, el proyecto del quirófano móvil con dos unidades que recorren los barrios todas las semanas y en doble turno.
“Los vecinos pueden solicitar que vaya el quirófano móvil, los turnos para esterilización se dan previamente y hay que reunir al menos quince animales, esto es porque el animal debe estar en ayunas y además en esos operativos se revisa a las mascotas, se hace vacunas y atención clínica”, indicó.

Para obtener un turno para castración en el Imusa hay una lista de espera de entre dos semanas a un mes. “Tenemos mucha demanda y trabajamos a conciencia, por eso pedimos que la gente se acerque con una fotocopia de su DNI, hay que tener paciencia, porque por suerte son muchos los que están cuidando a sus mascotas, pero la realidad es que tenemos una capacidad y realizamos las cirugías acorde a eso”. 

Por último, reflexionó: “Cuando tenemos una mascota, toda la familia debe ser responsable por el animal y su cuidado y bienestar, y cuidando al animal protegemos también nuestra familia, porque un animal descuidado o que habita en un lugar sin higiene puede contraer enfermedades y contagiar, por eso no me canso de decir que mantengamos limpias nuestras casas, nuestros patios, que fumiguemos las viviendas cada mes”. El Imusa está abierto de 7 a 19.

En cifras

20

Los animales por mes que son sacados de la calle o el maltrato y recuperados por el Imusa, y que encuentran una nueva familia.


Leyes de protección

La Ley Nacional 14.346 de Protección Animal reprime con prisión de quince días a un año a quien cometa malos tratos o crueldad contra los animales y, en Posadas, la ordenanza de Cuidado Responsable, en su artículo 7 establece: el cuidador es responsable de proveerle al animal un ambiente higiénico, alimentación adecuada, atención veterinaria, espacio de descanso protegido de las inclemencias del tiempo, espacio para eliminar sus residuos, recreación y ejercitación física. Se prohíbe dejar sólo en la vivienda o lugar en que se aloje el animal durante lapsos que pongan en peligro su vida y/o bienestar.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina