Crearon un parche para medir la presión arterial continuamente

Viernes 14 de septiembre de 2018 | 23:30hs.
Según la Organización Mundial de la Salud uno de cada cinco adultos tiene la presión arterial elevada (hipertensión), un trastorno que causa aproximadamente la mitad de todas las defunciones por accidente cerebrovascular o cardiopatía. Complicaciones derivadas de la hipertensión son la causa de 9,4 millones de defunciones cada año en el mundo. Con datos como estos el problema es serio, y desde la ciencia y la medicina buscan alternativas para achicar los números.

Recientemente un equipo de investigadores de la Universidad de San Diego, California, creó un nuevo parche ultrasónico portátil para monitorear de forma no invasiva la presión en las arterias más profundas de la piel, y de esa manera ayudar a las personas a detectar problemas cardiovasculares más temprano y con mayor precisión.

Las aplicaciones del parche incluyen monitoreo continuo en tiempo real de los cambios en la presión arterial en pacientes con enfermedades cardíacas o pulmonares, así como pacientes que están gravemente enfermos o que se someten a cirugía. La bizma usa ultrasonido, por lo que podría utilizarse para rastrear de forma no invasiva otros signos vitales y señales fisiológicas de lugares en el interior del cuerpo.

"Hasta ahora, los dispositivos portátiles se han limitado a detectar señales en la superficie de la piel o justo debajo de ella. Pero esto es como ver solo la punta del iceberg", dijo Sheng Xu, profesor de nanoingeniería en la UC San Diego Jacobs y autor correspondiente del estudio publicado esta semana en la revista Nature Biomedical Engineering. "Al integrar la tecnología de ultrasonido en wearables, podemos comenzar a capturar una gran cantidad de otras señales, eventos biológicos y actividades que se desarrollan debajo de la superficie de una manera no invasiva".

El nuevo parche de ultrasonido puede monitorear continuamente la presión arterial central en las arterias principales a una profundidad de hasta cuatro centímetros debajo de la piel. Esta información luego se traduce a una forma de onda utilizando software personalizado.

La pegatina está hecha de una delgada lámina de elastómero de silicona con el diseño de lo que se denomina una estructura de "puente de isla": una serie de pequeñas partes electrónicas (islas) que están conectadas por cables en forma de resorte (puentes). Cada isla contiene electrodos y dispositivos llamados transductores piezoeléctricos, que producen ondas de ultrasonido cuando la electricidad pasa a través de ellos. Los puentes que los conectan están hechos de alambres de cobre delgados, parecidos a resortes. La estructura del puente de la isla permite que todo el parche se adapte a la piel y se estire, doble y gire sin comprometer la función electrónica.

La prueba se realizó en un sujeto masculino, que usó el parche en el antebrazo, la muñeca, el cuello y el pie. Las catas se realizaron tanto cuando el sujeto estaba en reposo como durante el ejercicio y las grabaciones recopiladas con el parche fueron más consistentes y precisas que las grabaciones de un tonómetro comercial.

Aún falta un largo camino por recorrer antes de que este producto llegue a los hospitales. Deberán lograr la integración de una fuente de alimentación, unidades de procesamiento de datos y capacidad de comunicación inalámbrica en el parche.

"En este momento, estas capacidades tienen que ser entregadas por cables desde dispositivos externos. Si queremos pasar esto de la mesa de trabajo a la cabecera, tenemos que poner todos estos componentes a bordo", finalizó Xu.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina