Crearon los primeros bebés modificados genéticamente

Miércoles 28 de noviembre de 2018 | 02:30hs.
Estamos finalizando el 2018 y la carrera por colonizar Marte ya comenzó, la NASA llegó por octava vez al planeta rojo, las máquinas empezaron a trabajar a través de inteligencias artificiales con el hombre, las impresoras 3D están aprendiendo a imprimir órganos humanos y ahora desde China, aseguran que ya iniciaron la modificación, o mejor dicho, la edición de ADNs en embriones humanos.

No es tan nuevo como parece, cuando los investigadores chinos editaron por primera vez los genes de un embrión humano en un laboratorio fue en 2015, y provocó una protesta global con las súplicas de los científicos de no hacer un bebé utilizando la tecnología, al menos por el momento. Pero ahora parece que volvieron a la carga y tienen vistas de seguir en el futuro.

Según escriben en la revista MIT Technology Review, existen documentos médicos chinos publicados en línea este mes donde un equipo de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, en Shenzhen, ha estado reclutando parejas en un esfuerzo por crear los primeros bebés con ediciones genéticas. Planearon eliminar, a través de CRISPR, un gen llamado CCR5 con la esperanza de hacer que la descendencia sea resistente al VIH, la viruela y el cólera. El coordinador del proyecto, He Jiankui, confirmó lo dicho, dos mellizas editadas genéticamente nacieron este mes de noviembre.

CRISPR es una especie de sistema inmunológico que tienen las células y que en la última década hemos aprendido a usar como un mecanismo para cortar, pegar y modificar material genético. Gracias a él, las células procariotas podían cambiar partes de su ARN y de ADN de tal forma que incluir trozos defensivos frente a los virus que se “alimentan de ellas” (los fagos). Y gracias a él, usando una secuencia de ARN como guía, podemos inmunizar microorganismos importantes, recuperar especies animales o hacer modificaciones genéticas en personas para erradicar las peores enfermedades hereditarias.

Lo que dice haber hecho el equipo chino se trata de lo que se conoce como inactivación genética y es la aplicación más simple y eficiente de todas las que conocemos hasta el momento. No obstante, no está exento de polémica porque no se trata de una intervención "médica" (no tratan de curar), estamos ante una intervención de "mejora".

El nacimiento de los primeros humanos genéticamente diseñados sería un logro médico sorprendente, tanto para He Jiankui, como para China. Pero también será controversial. Donde algunos ven una nueva forma de medicina que elimina las enfermedades genéticas, otros ven una pendiente resbaladiza de mejoras, bebés de diseño y una nueva forma de eugenesia.

"En esta búsqueda global cada vez más competitiva de aplicaciones para la edición de genes, esperamos ser un destacado", escribieron él y su equipo en una declaración de ética que presentaron el año pasado. Predijeron que su innovación "superará" la invención de la fertilización in vitro, cuyo desarrollador recibió un Premio Nobel en 2010.

Esta semana comenzó en Hong Kong la Segunda Cumbre Internacional sobre la Edición del Genoma Humano. El propósito de la reunión internacional es ayudar a determinar si los humanos deben comenzar a modificarse genéticamente, y si es así, cómo.

Detrás del ensayo chino también se encuentra un pensamiento audaz sobre cómo la ciencia puede dar forma a la evolución. Si bien la mutación natural que desactiva el CCR5 es relativamente común en algunas partes del norte de Europa, no se encuentra en China. La distribución del rasgo genético en todo el mundo, en algunas poblaciones pero no en otras, resalta cómo la ingeniería genética podría usarse para escoger los inventos más útiles descubiertos por la evolución a lo largo de eones en diferentes lugares y reunirlos en los niños del mañana.

Tal pensamiento podría, en el futuro, generar personas que solo tienen los genes más afortunados y que nunca padecen Alzheimer, enfermedades del corazón o ciertas infecciones.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina