Construcción colectiva en escena

Martes 14 de enero de 2020
La Murga del Monte, grupo de teatro comunitario de Oberá, cumple 20 años el próximo 9 de junio, y para celebrar el tiempo que lleva generando arte de manera horizontal, prepara una serie de actividades y proyectos, entre los que destaca la organización del Encuentro Nacional de Teatro Comunitario en noviembre.
El 2020 tendrá entonces una agenda cargada de propuestas y a la vez, se avanza en la ampliación de la sala ubicada en calle Chacabuco 662, que albergará un nuevo escenario adaptado especialmente para teatro comunitario. Así, el centro cultural promete ser uno de los más espaciosos de la provincia.
Era el año 2000 cuando un grupo de vecinos obereños, entre ellos estudiantes, profesionales y personas de la comunidad vieron una presentación de la Murga de la Estación de Posadas. Desde entonces, se empezó a gestionar la apertura del cuarto grupo de teatro comunitario del país.
Si bien durante enero no hay actividades artísticas ni ensayos por vacaciones, el grupo humano de la murga no para y continúa trabajando en la modificación de su espacio para generar la sala principal.
La Murga del Monte tiene su sede en una construcción que fue hace muchos años un secadero de yerba mate y té, ahora declarada Patrimonio Cultural, por lo que conserva su fachada. Las tareas de refacciones y ampliaciones se realizan mediante fondos otorgados por el Instituto Nacional del Teatro.

Proyecto
“El Proyecto 20 Años lo venimos planificando y esperemos salga la mayoría, pero en principio el eje central es el Encuentro Nacional de Teatro Comunitario y las modificaciones en el espacio. Son dos pilares importantes del 2020 que nos tendrá muy ocupados”, explicó Carina Spinozzi, directora artística de la Murga del Monte en una entrevista con El Territorio.
Este año, el grupo busca darle continuidad a proyectos que se gestaron el año pasado como la conformación de la orquesta comunitaria y los títeres. El proyecto de la orquesta comunitaria es más independiente y está estructurado, mientras que el grupo de títeres se consolidará más este año. Tiene dos objetivos: poner en escena un espectáculo propio y a la vez que construya un lenguaje transversal al teatro y orquesta.
En tanto, como en otras tres ocasiones, la Murga del Monte será nuevamente anfitriona del Encuentro Nacional de Teatro Comunitario. Acerca de este desafío, expresó Spinozzi: “El encuentro demandará muchísimo movimiento de dinero y de gestión, estamos pensando en más o menos 400 personas de distintos elencos que llegarán a Oberá y la logística tiene que ver con el albergue, la comida, los espacios en que se desarrollarán los espectáculos, el evento será a mediados de noviembre”.
Teniendo presente el dato de que La Murga del Monte nació como el cuarto grupo de teatro comunitario a nivel nacional, la idea es que en el encuentro de noviembre estén presentes los primeros tres que son Catalina Sur, Centro Cultural Barracas y Murga de la Estación de Posadas. Además, en Argentina actualmente hay 62 grupos de teatro comunitario y se espera a todos los directores de la Red de Teatro Comunitario.
“Todo está sujeto a modificaciones, porque pueden agregarse otros grupos o bajarse alguno, teniendo presente que los elencos tienen que gestionarse el traslado y nosotros nos encargamos de estadía, comida y gestión”, consideró la directora del grupo de zona centro.
Así, a instancias del teatro de vecinos, el público local y de toda la provincia tendrá la posibilidad de ver obras que solamente se presentan en Buenos Aires. Una oportunidad única que coloca a la localidad como protagonista en la escena del arte.
El encuentro es un proyecto cultural y también es turístico.
“La experiencia nos indica que los tres encuentros nacionales anteriores fueron eventos con público de diferentes puntos de la provincia, hasta de Paraguay, es un evento turístico y cultural, no hay nada que envidiar a otros eventos y siempre es hacia afuera, para la gente”, afirmó Spinozzi.
Si bien La Murga del Monte cuenta con gran aceptación y acompañamiento del público de Oberá, en algunos sectores todavía hay un desconocimiento acerca de qué se trata el teatro de vecinos, y un objetivo es seguir promoviendo y difundiendo esta herramienta de expresión popular y construcción colectiva de una obra artística.

Dos clásicos
Ante tamaña agenda de festejos, la murga no podrá planificar nuevas obras, pero sí se decidió recuperar y poner en escena dos obras que son ya clásicos de su historia: De Yerbal Viejo a Oberá y La Fiesta de la Cretona. La intención es que el público que quiera revivir estas historias o no las haya visto, tenga la posibilidad de hacerlo. Asimismo, por la característica de movilidad de los integrantes, hay vecinos que se suman a la interpretación por primera vez.
De Yerbal Viejo a Oberá refleja la historia de la ciudad.
“Este espectáculo se podría hacer como extensión si tuviéramos acompañamiento, se podría ser más itinerante, para presentar en otros lugares, como en los barrios, para contar cómo se fundó Oberá”, entendió Spinozzi sobre el valor cultural de la pieza.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina