Confirmaron la perpetua para el ex gendarme matapolicía

Martes 16 de abril de 2019
La Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional confirmó la condena a prisión perpetua que se le impuso a un ex gendarme obereño por el homicidio de un agente de la Policía Federal Argentina (PFA), al que mató en Buenos Aires cuando quiso impedir el robo de un automóvil en 2013, consignaron fuentes judiciales.
Se trata de Leandro Szynwelski (35), quien luego de haber sido encarcelado por ese y otros hechos delictivos registrados en mayo de 2013, se fugó del penal en el que cumplía prisión preventiva y estuvo dos años prófugo, hasta que fue nuevamente detenido en Villa Bonita, Misiones, y alojado en la penitenciaría de Magdalena.
La defensa había cuestionado la condena que hace dos años dictó el Tribunal Oral en lo Criminal 28, que le impuso prisión perpetua como responsable de los delitos de ‘homicidio agravado por criminis causae; robo con armas; robo con arma en grado de tentativa; robo en grado de tentativa y hurto en grado de tentativa’.

Robo y crimen
El 17 de mayo de 2013, cerca de las 20.30, Szynwelski se acercó a una mujer que estaba dentro de su auto, en el límite entre los barrios Villa Crespo y Caballito, y, con insultos y exhibiendo un arma, de la que era legítimo usuario, le exigió que le entregara las llaves del vehículo.
Como la mujer se negó, Szynwelski disparó dos veces hacia el interior del rodado, lo que provocó que la víctima se bajara del auto y saliera corriendo, mientras se iniciaba un tiroteo entre su marido y el agresor.
En su huida, Szynwelski intentó robar otros vehículos hasta que, finalmente, en Pueyrredón al 1.500 de Capital Federal, intentó asaltar a un hombre que estaba subiendo a su automóvil.
El dueño del auto arrojó las llaves en la vereda y cuando el delincuente fue a recogerlas, apareció el agente de la PFA Héctor Alejandro Domínguez (26), a quien el gendarme le disparó varias veces a la cara, algunas de ellas a una distancia inferior a los 50 centímetros, provocándole la muerte.
Tres horas después, el gendarme, lesionado, se desmayó en una estación de servicio en el kilómetro 85 de la ruta nacional 12 y, cuando llegaron al lugar efectivos de la Policía bonaerense, dijo que había sido víctima de un intento de robo.
Finalmente fue detenido y, dentro de su auto, los investigadores hallaron una media blanca con sangre; una mochila con dos pistolas 9 milímetros, tres cargadores, 183 municiones calibre 9 milímetros y una pistola Pietro Baretta 9 milímetros con 16 proyectiles.
Al fundamentar la condena a perpetua, el TOC 28 analizó el aprovechamiento de la nocturnidad para cometer los hechos, la situación de cada una de las víctimas, la violencia del tiroteo y el homicidio ‘criminis causae’ de Domínguez.
El fallo de la sala I de Casación fue dictado ayer por mayoría: los camaristas Gustavo Bruzzone y Jorge Rimondi votaron por el rechazo del recurso que había presentado la defensa, mientras que Patricia Llerena lo hizo en disidencia parcial, porque para ella, además de los robos y tentativas de robos y hurto, hubo homicidio simple, agravado por el empleo de arma de fuego. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina