Con móvil definido, sigue el misterio por el crimen en Mado - El Territorio Misiones

Con móvil definido, sigue el misterio por el crimen en Mado

Jueves 17 de septiembre de 2020
 Ayer se cumplió una semana del crimen de Miguel Ángel Avellaneda (45) en la localidad de Mado y hasta ahora la investigación no se materializó en detenciones. El hombre fue hallado en un pinar con puñaladas y fuertes golpes en la cabeza, que le generaron una fractura de cráneo.

Fuentes del caso indicaron que tienen varios indicios sobre los que avanzar, pero la mayor complicación con la que se encontraron fue que no hay testimoniales que apoyen sus hipótesis. “Nadie quiere colaborar, nadie quiere declarar”, resumió ayer una fuente de importancia.

De todas formas, los efectivos de la Unidad Regional III siguen escarbando para reconstruir en qué circunstancias murió la víctima y quien o quienes son los responsables. Lo que creen es haber develado el móvil del brutal asesinato.

Según coincidieron fuentes policiales y judiciales, se supo que Avellaneda había vendido un terreno y  contaba con una suma de dinero. No hay precisiones de la cantidad -una fuente dijo 10.000 pesos, pero no fue corroborado-, pero todo indica que quien lo asesinó se llevó esa plata.

Sobre sus últimos pasos antes del crimen, su padrastro -quien lo reconoció - manifestó que Avellaneda se había ausentado hace varios días de su casa en Puerto Libertad, pero no hicieron la correspondiente denuncia. También se dijo que en los últimos días se lo había visto con una mujer.

En el lugar de los hechos también se reveló un dato sobre el cual se buscaba indagar: desde el domingo 5 un hombre se encuentra ausente de un obraje ubicado a unos 1500 metros del lugar. Sin embargo, los pesquisas buscan ser cautos sobre a quien señalar como sospechosos.

El hallazgo del cuerpo de Avellaneda fue notificado el día 9 por un ciudadano paraguayo de 72 años que caminaba por un paraje de Colonia Delicia hasta que abandonó el camino terrado para orinar y allí notó el cadáver boca abajo, con evidentes signos de haber sido quemado.

Los uniformados hallaron un puñal casero a metros del cuerpo, el cual será sometido a pericias para determinar si se trata del arma homicida. Al respecto, el médico policial determinó que -aparte del cadáver parcialmente quemado con ramas del lugar- tenía entre 16 y 18 puñaladas en el cuerpo.

Aparentemente con la misma arma le golpearon la cabeza, en la zona de la nuca, lo que provocó una fractura de cráneo con hundimiento, además de una lesión en uno de sus pies. Se cree que falleció entre 24 y 48 horas antes del hallazgo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina