Cómo evitar picaduras de alacranes, arañas y serpientes

Domingo 13 de enero de 2019
Las picaduras de arácnidos y serpientes son muy habituales en época estival y en los últimos días se registraron varios casos, aunque muchas veces pueden evitarse.
Si bien ambas especies cumplen una función depredadora en la naturaleza, ya que controlan una población determinada de roedores o insectos, el problema es que el ser humano suele sufrir problemas con este tipo de animales.
El herpetólogo Ariel López, del Instituto Nacional de Medicina Tropical, asegura que tanto las serpientes como los arácnidos (ya sean arañas propiamente dichas o alacranes) no son animales que están en constante búsqueda de atacar a las personas, sino que cuando lo hacen, es simplemente porque se sienten amenazados. “Vivimos rodeados de la selva y la naturaleza, ese es el hábitat natural de estos animales y ellos cumplen una función muy importante en el ecosistema. Si elimináramos a todas las serpientes, la población de ratas aumentaría considerablemente, es por ello que existe un equilibrio en la naturaleza”, comenzó explicando.
En este sentido, prosiguió: “En Iguazú hemos tenido muchos episodios con mordeduras de yarará y se ha multiplicado considerablemente la aparición de alacranes, es por ello que recomendamos a la sociedad realizar la limpieza de los patios, disponer de un buen lugar limpio y tapado para la acumulación de los residuos y tomar ciertos cuidados para evitar que estos animales ingresen a las casas”.
Entre la recomendaciones, la principal es la limpieza, sobre todo teniendo en cuenta que las serpientes buscan comida y una de sus favoritas son las ratas, que a su vez suelen aparecer cuando hay residuos.
Además, la situación se agrava si en el terreno hay acumulación de escombros. “Con los residuos les damos alimento y los escombros les sirven de hotel, es decir tienen todo para quedarse ahí. Sin embargo si mantenemos limpios los patios con el césped corto, las serpientes o culebras sólo pasarán por el lugar”, aseguró.
Respecto de los arácnidos, López sostuvo que lo primordial es evitar su ingreso a los hogares, por lo que es recomendable no dejar ventanas abiertas, tapar los espacios entre el piso y la puerta y colocar telas mosquiteras en las piletas de piso, en los baños, cocinas y lavaderos.
“Son cuestiones muy simples, de bajo costo y pueden salvarle la vida a alguien”, reflexionó.
Además se deben implementar costumbres como sacudir la ropa antes de vestirse o revisar los calzados antes de poner el pie y hacer lo mismo con sábanas y almohadas antes de dormir.
Ante cualquier sospecha de picadura o mordedura, recurrir lo antes posible a un centro médico, ya que en estos casos el tiempo es crucial.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina