Comedores desbordados ante mayor demanda de asistencia - El Territorio Misiones

Comedores desbordados ante mayor demanda de asistencia

Viernes 22 de mayo de 2020
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

“Llegan los chicos al merendero con la botellita y no hay más leche para que lleven, los coordinadores me llaman llorando, es terrible”. Las palabras pertenecen a Fabricio Tejerina, uno de los referentes sociales de Barrios de Pie, y reflejan el triste panorama que se vive en los barrios de Posadas.
Es que a una crisis continua y profunda acarreada desde hace varios años se sumó la paralización de actividades, que produjo un quiebre en la cadena laboral. Muchos de los vecinos de los barrios populares tenían trabajos estables, pero de forma informal -como construcción, empleo doméstico, jardinería-, pero por la cuarentena y la falta de flujo de dinero circulante en la calle, se quedaron desempleados.
Pese a las ayudas del gobierno nacional, con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y las tarjetas alimentarias, muchas familias no llegan a cubrir los gastos de una canasta básica que excedió ampliamente los ingresos mensuales en las zonas más vulnerables. Por ello, los comedores y merenderos se ven por estos momentos desbordados, pidiendo ayuda al Estado, a otras organizaciones solidarias –como el caso de Alimendar Posadas– y a los propios vecinos para subsistir y que nadie se vaya sin su botella de leche a casa.

Desbordados
Mientras tanto, los números de pobreza no dejan de crecer en el país. De acuerdo a los datos que arrojó un informe de Unicef, el índice de pobreza en niños, niñas y adolescentes llegará al 58,6%. Eso equivale a 7,7 millones de menores, 700.000 más que los que hay actualmente. La situación sería más dramática en los barrios vulnerables.
“La infantilización de la pobreza es lo que vemos en aumento en muchos lugares. Tenemos algunos datos de la realidad cotidiana, la pobreza va a tender a aumentar. La provincia tiene muchos recursos, pero se utilizan mal”, señaló al respecto Tejerina, en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.
Asimismo, indicó que “es impresionante la cantidad de personas que se acercan, nos llaman pidiendo planes porque se quedaron sin laburo. También aumentó la cantidad de gente que va a merenderos y comedores, no damos abasto, aumentamos las raciones con los recursos que teníamos, pero hoy no tenemos más. Hay gente que nunca había venido a un comedor y no viene todos los días, sino cuando le falta. Es gente que tenía laburo estable pero en negro y todo esto se dio más que nada por la caída de la obra pública”.
 “Es muy difícil conseguir trabajo en este momento, porque muchos de los compañeros se dedican a la construcción, es muy poco lo que se empieza a reactivar. Muchas compañeras trabajan en empleo doméstico, lo mismo los cortadores de pasto. En los barrios hay temor de que el coronavirus llegue, entonces no dan changas para no tener contacto con otras personas, y tampoco pueden dar en muchos casos por la caída de la actividad de la clase media, que produce que no haya flujo de dinero”, adujo.
Al tiempo que criticó los incrementos en alimentos básicos, manifestando: “Nosotros hacemos el índice barrial de precios hace varios años y la canasta básica en las zonas populares aumenta un 100 a 120 por ciento por año. En plena pandemia vimos cómo los alimentos se fueron a las nubes”.
En sintonía, Agustina de Llano, coordinadora de Alimendar Posadas, explicó a El Territorio: “Siempre tenemos demanda, pero obviamente esta cuarentena tiene a las personas a sus casas sin poder trabajar, y desde los comedores nos cuentan que en algunos barrios de Posadas se duplicó la cantidad de gente que va a hacer la cola para buscar el alimento”.
“Esta situación nos deja en evidencia de que hay un montón de gente que trabaja de manera informal y son los más relegados a adquirir un montón de cosas del sistema”, sostuvo.

Red de solidaridad
La red Alimendar realiza varias movidas solidarias de forma simultánea en conjunto con otras organizaciones, para alcanzar a la mayor cantidad de vecinos con los alimentos. 
De esta manera, desde el primer día de aislamiento llevan adelante Cuarentena Solidaria, en el que recolectan packs de limpieza y alimentos para ayudar a la gente. Además, fueron parte de la campaña ‘Codo a codo’, promovida por periodistas misioneros.
“A los comedores que cocinan al mediodía les llevamos los alimentos no perecederos, cosas de limpieza, porque a veces priorizamos la olla, pero la limpieza es fundamental en estos momentos. En los barrios se prioriza el arroz, fideos, harina para llenar la olla antes que una lavandina, pero es necesario pensar también en la higiene personal y de las casas”, expresó Agustina.
Asimismo, cada sábado llevan adelante una cocina solidaria con artistas integrantes de La Murga de la Estación que se llama ‘Simplemente dar’. Indicó que ello permite llegar con esa ayuda a gran cantidad de personas que dependen  de esa asistencia. 

Para evitar estafas en el IFE

En el marco de diversas denuncias ante posibles estafas virtuales en relación al trámite del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o Tarjeta Alimentar por personas que se hacen pasar por empleados de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), el organismo previsional reiteró que no solicita datos personales ni bancarios de manera telefónica, correo electrónico o mensajes de texto de tarjetas de débito o claves bancarias en ningún caso.Ayer se conoció que las estafas a los beneficiarios de Anses se gestaban desde una cárcel de Cruz del Eje, en el noroeste cordobés. Decía ser contador de la Anses y en realidad era un recluso el que les ofrecía cobrar el IFE. Para eso, convencía a la víctima, a quien hacían ir al cajero con la tarjeta de débito y le hacía cambiar la clave de homebanking y obtener la clave Token. Con esos datos en su poder, el estafador tomaba pleno control de las cuentas y las vaciaba.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina