Cinco cosas de la casa que hay que limpiar (al menos) una vez al año

Lunes 3 de diciembre de 2018 | 16:00hs.
Tener una casa propia es algo que puede dar muchas satisfacciones: un lugar donde podemos estar tranquilos, decorar como queramos y hacer propio. Sin embargo, también conlleva muchas responsabilidades y una de ellas es la limpieza. Si hace poco que conseguiste un lugar para vos (o si hace mucho que lo tenés) este repaso puede servirte para recordar que hay cosas que no necesitan ser lavadas constantemente.

1-Cortinas y ventanas
La suciedad de las cortinas solo suele notarse cuando lavamos una y la colgamos junto a la que nos resta por mandar al lavarropas. Hasta ese momento –y sobre todo en aquellas que son de tela– no vemos el cúmulo de polvo que se impregna y, lentamente, les cambia el color, aunque de forma pareja. Si bien podemos lavarlas una vez al año, a veces es preciso sacudirlas un poco o –a las que son plásticas– pasarle un plumero cada tanto. En cuanto a las ventanas, aunque durante el año limpiemos los vidrios para poder ver hacia afuera, anualmente es importante lavar los marcos y correderas.

2-El interior de los muebles
Otro lugar olvidado en la limpieza regular. Y no está mal, claro: al ser espacios cerrados, la cantidad de suciedad que allí se acumula es mucho menor. Sin embargo, una vez por año deberíamos sacar todo y pasar un trapo por los estantes –ropero incluido– para evitar que se acumule tierra, se ensucie lo que hay dentro y, de paso, hacer un poco de limpieza.

3- Portalámparas
Este no es un trabajo muy agradable. Primero, porque es en altura. Segundo, porque una vez que estemos arriba de la banqueta, no podremos creer la cantidad de polvo acumulado en esa superficie. Y ni hablar si tenemos ventiladores de techo –en este caso, quizás es recomendable repasarlos antes de la temporada de verano, para que no vuelen las pelusas–.

4-Debajo de los muebles
Sí, llegó el momento de correr el sillón, los aparadores, la cama, mesas de luz y demás muebles que deliberadamente esquivamos al limpiar. Durante el año, estos lugares acumulan todo tipo de suciedad, restos de comida y pelusas, por lo que moverlos y pasar un trapo se considera una decisión inteligente.

5-Canaletas
Otro trabajo molesto. Luego del otoño, sobre todo, las canaletas suelen llenarse de hojas que cayeron de los árboles y tapar los desagües. Así que, si sos de los afortunados que tienen este sistema en el hogar, deberías considerar subir a una escalera y vaciarlas. De paso, aumentarás su vida útil, ya que –sobre todo las de zinc– podrían picarse por la acumulación de agua estancada.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina