Cicatrices del alma y ficción que se mezclan en cuentos - El Territorio Misiones

Cicatrices del alma y ficción que se mezclan en cuentos

Jueves 17 de septiembre de 2020
Chamorro prepara una segunda obra de cuentos y una novela policial. | Foto: Norma Devechi
El libro de cuentos cortos Cicatrices, publicado en 2018 por la editorial Autores de Argentina, es usado por varias escuelas de la provincia. En especial para tratar alguna problemática social, como el trabajo infantil o simplemente como libro de lectura de grado.

Los cuentos mezclan diferentes problemáticas sociales y ficción con el fin de exteriorizar ciertos temas de los cuales no se habla abiertamente.

El autor de Cicatrices,  Orlando Javier Chamorro (54) quien se desempeña como trabajador de una fuerza de seguridad, encontró en la escritura su cable a tierra que lo ayuda a sobrellevar el día a día. El trabajo comenzó en su casa. Chamorro escribía los cuentos y los dejaba reservados, ya que sólo lo hacía para sentirse bien, hasta que en un momento dado sus tres hijos y su esposa Lorenza Aranda lo animaron a publicar el libro.

Nacido en San Ignacio, vivió en varios puntos de la provincia de Misiones y pudo contemplar a lo largo de su infancia, diferentes culturas y formas de vida, ya sea en la chacra de su abuelo o en las zonas más transitadas de las ciudades.

“Los cuentos tienen muchos recuerdos de mi infancia, personajes de la mitología misionera como el Yasy Yateré, del cual ya muy poco se habla. Cada personaje se ha quedado con una cicatriz que marcó su vida para siempre por eso el libro se llama así”, detalló el escritor.

Desde 1991, Orlando vive en Puerto Iguazú y trabaja para las fuerzas, en 1994 se casó con Lorenza y tienen tres hijos que estudian en la capital provincial, pero están siempre presentes y acompañan su proyecto.

“Siempre conté con el apoyo incondicional de mi familia, mi esposa es docente y me ayuda mucho con la corrección de los tiempos verbales. Mi hija es profesora en Letras y me ayuda mucho también en pulir los cuentos, y fue así que llegamos a publicar el primer libro Cicatrices, que tiene varios cuentos que hablan de trabajo infantil y de muchas problemáticas vigentes”, explicó Chamorro

Actualmente trabaja en el segundo libro, que tendrá también cinco cuentos. Específicamente está finalizando el último de los relatos. Aquí también se sumará la reflexión reflejando temas como discriminación y bullying. Además, todos los textos están basados en hechos que vivió el escritor en el pasado, ambientados en Misiones y con toques de ficción.

“Antes no se hablaba de esos temas, todos le decían cosas al que era más gordo, más flaco. Ahora sabemos que eso es bullying. Uno de los cuentos está basado en un conocido de la infancia que sufrió mucho por ser obeso”, detalló Chamorro.

“El nombre del primer libro lleva el título del último cuento, que a mí me tocó muchísimo, todos los cuentos tienen historias que dejaron cicatrices físicas o en el alma de los protagonistas, el objetivo es poder mostrar cómo marcan la vida de las personas estas problemáticas sociales y tratar de revertirlas en algún momento” explicó.

Además del próximo libro de cuentos cortos -que aún no tiene nombre, aunque maneja la posibilidad de bautizarlo La colmena-, Chamorro trabaja en una novela policial ambientada en la Ciudad de las Cataratas, a la que aún le falta un poco.

“Estaba trabajando en la novela, pero de pronto comenzaron a surgir ideas para los cuentos, entonces dejé la novela y me dediqué al nuevo libro. Esto es así, cuando llega la inspiración tengo que hacerlo y así también cuando me quedo con la mente en blanco, no debo forzar ideas”, remató sobre su modalidad de escritura.

Uno de sus celebrados cuentos, Krauchuk y el Yasí, relata la historia de un hombre que solía vender verduras de su chacra, que desapareció un tiempo y cuando regresó le faltaba un brazo.

“No le tenés que remedar cuando silba. No se jode con él. Antes de entrar al monte, pedile permiso con esta oración: ‘Señor del monte y de los animales, aceptá mi ofrenda de tabaco y caña y permíteme entrar a tu casa, lo que traiga será para alimentar a mi familia. No permitas que me pierda y guía mi regreso sin que la yarará me muerda ni el yaguareté me mate’, antiguo consejo del hachero misionero”, rezan las estrofas del relato. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina