China amenaza con responder si EE.UU. toma nuevas medidas

Martes 11 de septiembre de 2018
China confirmó tomar represalias si el presidente estadounidense Donald Trump intensifica su batalla arancelaria, lo que aumenta el riego de que Pekín pueda ir contra las operaciones de las compañías norteamericanas mientras se queda sin importaciones para futuras posibles sanciones.
La amenaza se produjo luego de que Trump aseverara la semana pasada que consideraba ampliar los aranceles a un adicional de 267.000 millones de dólares en productos chinos, debido a la política tecnológica practicada por las autoridades chinas.
Ello se sumaría a 50.000 millones de dólares que ya fueron afectados por aranceles del 25 por ciento y a un adicional de 200.000 millones de dólares sobre lo que Washington está preparado para imponer gravámenes.
“Si Estados Unidos insiste en imponer otra ronda de aranceles sobre productos chinos, China definitivamente tomará medidas correctivas para salvaguardar sus derechos legítimos e intereses”, expresó Geng Shuang, portavoz del Ministerio Relaciones Exteriores.
Geng no proporcionó más detalles, pero en junio el gobierno indicó que impondría “medidas integrales” en caso de ser necesario.
Ello dejó a las compañías estadounidenses nerviosas de si Pekín podría usar su control sobre la economía fuertemente regulada para irrumpir con sus operaciones al retener licencias o abriendo investigaciones impositivas, antimonopolio, entre otras.
China igualó la primera ronda de aranceles de Washington sobre 500.000 millones de dólares en sus productos, pero en su desequilibrada balanza comercial Pekín se está quedando sin importaciones para tomar represalias.
Estados Unidos importó 3 dólares de productos chinos el año pasado por cada dólar de productos estadounidenses comprados por China. Los dirigentes chinos acordaron en mayo reducir ese déficit comercial al comprar más soja estadounidense y otros productos. Sin embargo, rechazaron la solicitud de Trump de retroceder en planes industriales como el Hecho en China 2025, que requiere una creación que sea del estado de campeones mundiales en robótica, inteligencia artificial y otras tecnologías.
Washington, Europa y otros socios comerciales argumentan que esos planes quebrantan los compromisos de apertura del mercado de Pekín.
Los funcionarios estadounidenses expresaron su preocupación sobre que dichos planes puedan debilitar el dominio industrial de Estados Unidos. Sin embargo, los dirigentes chinos los ven como el camino hacia la “prosperidad e influencia mundial”. Los presidentes de ambos países aseguran que el diálogo sigue abierto.


Kim quiere otra reunión con Trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, recibió ayer una carta del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, para organizar una segunda reunión entre ambos mandatarios, comunicó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. La vocera oficial detalló que en su “muy cálida y positiva” misiva, Kim solicita una segunda reunión con Trump. La funcionaria aclaró que Washington está “abierto” a esa solicitud y ha agregado que “ya está en proceso para coordinar” los detalles al respecto. Estados Unidos realizó el anuncio un día después de que Donald Trump elogiara a Pionyang por llevar a cabo un desfile militar “sin la exhibición habitual de misiles nucleares”.
“La reciente parada de Corea del Norte, por una vez, no fue sobre su arsenal nuclear”, declaró Sanders, y agregó que la misiva es “otra evidencia de progreso” por lograr la desnuclearización de la península de Corea.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina