Caso Scher: un expediente rodeado de misterio, dudas y mensajes macabros

Domingo 10 de noviembre de 2019 | 07:00hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

A pocos días de cumplirse dos años de la misteriosa desaparición de Delia Nancy Scher en Jardín América, las dudas, hipótesis y especulaciones de lo que pudo haber sucedido con la mujer de 50 años siguen conformando un gran rompecabezas que desvela día a día a los investigadores. 
El reciente hallazgo en una vivienda de Jardín América de una bolsa con huesos humanos, un corpiño y una cruz de chapa grabada con el nombre de Nancy junto a las fechas de su nacimiento y su desaparición no hicieron más que agregar un nuevo capitulo a un caso policial que sigue conmoviendo a toda una provincia y cuyo expediente judicial cuenta con diversas aristas que lo diferencian de otros hechos similares ocurridos en la provincia. 
Por estas horas, dichos restos óseos son analizados y estudiados en Posadas por integrantes del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial quienes buscarán determinar si pertenecen a la mujer que fue vista por última vez el 27 de noviembre de 2017, en Jardín América. 
Mientras tanto, la familia Scher aguarda expectante los resultados. Incluso, a uno de los hijos de la mujer se le hizo una extracción de sangre en las últimas horas para cotejarlas con los huesos encontrados. 
Por este caso, hasta el momento no hay demorados ni sospechosos en la mira de la Justicia, más allá que en un primer momento las miradas apuntaron hacía el concubino de la mujer, Pedro Reis, quien expuso dos versiones distintas en su momento acerca de las causas de la desaparición de su pareja. 
Más allá de esto, y algunos problemas de convivencia que la pareja mantenía desde hacía un tiempo, nunca se pudo comprobar nada que pudiera complicar la situación procesal de Reis. 
De acuerdo a lo manifestado a El Territorio por voceros que están ligados a la pesquisa, no sería ninguna casualidad que la propiedad de la calle Ecuador 415 de Jardín América en donde fue hallada el jueves al mediodía la bolsa con los restos óseos sea el lugar elegido por algún desconocido para depositar los macabros elementos. 
Se sospecha de un probable mensaje escondido del cual se desconoce a quién va dirigido o qué tipo de intencionalidad tendría. 
Las fuentes consultadas fueron puntuales a la hora de destacar la importancia del sitio donde se produjo el encuentro. Primero de todo porque a finales de abril de este año fueron encontrada en el mismo terreno una caja con restos humanos y que en su momento se pensó que podrían pertenecer a la desaparecida. 
Aunque luego esta posibilidad se desvaneció cuando los estudios de ADN y otras pruebas hechas a los elementos incautados en aquel momento indicaron que en realidad pertenecían a una adolescente, de unos 15 años, que llevaba más de un año muerta. 
De todas maneras, este antecedente es analizado detalladamente por estas horas por los pesquisas quienes buscan hallar similitudes o detalles que puedan tener en común ambos hallazgos.  
Sobre la propiedad de la calle Ecuador se hizo en su momento un allanamiento en el predio por parte de la Policía, en busca de rastros de Nancy, que fue ordenado por el juez de Instrucción Dos Roberto Sena y en el que también participó el fiscal Jorge Fernández.  
Esto se debió a que algunos testigos indicaron que en ese lugar había sido vista con vida la desaparecida, aunque luego no se encontraron ni prendas de vestir ni ningún otro rastro de la misma. 
Otro dato particular que apunta al inmueble habla de un incendio intencional que fue provocado meses atrás en el mismo predio y cuyos responsables nunca fueron identificados por la Policía. Esto ocurrió tiempo después del hallazgo en abril de la primera caja con restos óseos y que agregó más interrogantes a los investigadores. 
Para avanzar en lo ocurrido en este lugar se tomó declaración testimonial al vecino que encontró los restos óseos, como así también otras personas que residen en la zona. 
Además, la Policía busca establecer si alguna vivienda de la zona cuenta con cámaras de seguridad con las que se pueda observar algún movimiento extraño durante la jornada del jueves. 

Sin rastros
Desde el Juzgado de Instrucción Dos se ordenó en su momento una gran cantidad de diligencias en la búsqueda de datos o informaciones que pudieran dar con el paradero de Nancy. 
De acuerdo a las testimoniales hechas, tanto por la pareja de la mujer como el relato de sus  hijos,  Nancy dejó todas sus pertenencias en su vivienda y desde noviembre de 2017 no volvió a comunicarse con sus familiares. Jamás se supo de algún posible motivo por el cual decidió ausentarse de su localidad, ni del lugar donde habría elegido ir. 
Mediante informes de Migraciones se pudo corroborar que la mujer no abandonó el país por ninguno de los pasos fronterizos habilitados. Y además se indagó en la red social de Facebook de Nancy, aunque tampoco se pudo avanzar mucho en este punto. 
En relación a esto último, semanas después de la desaparición, dicha cuenta fue activada. Aunque luego se determinó que uno de sus hijos fue quien ingresó para indagar en los contactos de amistad que tenía Nancy. 

Misteriosa desaparición

Nancy Scher fue vista por última vez el 27 de noviembre de 2017, aunque recién el 13 de diciembre su concubino, Pedro Reis, realizó una denuncia por abandono de hogar. Su primera versión ante la Policía fue que la mujer se había ido con un hombre extranjero al que conoció en las redes sociales. Cuatro días más tarde, César Scher, hermano de Nancy, hizo la denuncia por desaparición de persona, señalando directamente a su cuñado como responsable del hecho. Eso motivó que el 27 de diciembre la Justicia ordenara un allanamiento en la casa de la pareja, donde se incautaron los aparatos electrónicos de la desaparecida. También se hicieron pruebas orientativas de luminol para buscar vestigios de sangre y se buscó en el pozo negro de la casa, sin resultados. Después de esas pesquisas, Reis cambió su versión y aseguró que Nancy fue secuestrada en Misiones pero se desdijo cuando tuvo que declarar como testigo ante el magistrado, quien pocos días después decidió inhibirlo para evitar que venda la propiedad cuya titular es la desaparecida y está situada sobre la avenida Antártida Argentina casi San Martín de Jardín América.

Puntos en la lupa de los investigadores

Allanamiento. Un testigo dijo haber visto viva a Nancy en una vivienda de la calle Ecuador 415. Pero tras un allanamiento de la Policía en el lugar no se hallaron rastros de la desaparecida.

Incendio al vehículo. Tras la desaparición de Scher, Reis vendió el auto de la pareja a un vecino de Roca. Al tiempo, el vehículo fue incendiado e investigan si fue un mensaje intimidatorio.

Primer hallazgo macabro. A fines de abril pasado, un vecino halló restos óseos en la casa de la calle Ecuador. Primero se pensó que podrían ser de Nancy aunque las pericias luego lo descartaron.

Incendio intencional. Meses después del primer hallazgo, el dueño del terreno de calle Ecuador al 400 denunció que desconocidos incendiaron intencionalmente parte de su terreno.

Huesos y una cruz. Como en abril, el último jueves por la noche se encontraron en el mismo terreno una caja con restos óseos y con una chapa que llevaba el nombre de la mujer desaparecida.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina