Caso Schaerer: la primera detención del Ruso en Europa y sus intenciones de volver - El Territorio Misiones

Caso Schaerer: la primera detención del Ruso en Europa y sus intenciones de volver

Domingo 19 de enero de 2020 | 09:20hs.
Ruso dos caras. En Europa, desde 2003.,
Rodolfo “El Ruso” Lohrmann, considerado uno de los delincuentes más importantes de la historia argentina y acusado de secuestrar a Christian Schaerer en 2003 permanece detenido en una cárcel de máxima seguridad de Portugal luego de ser condenado por cuatro asaltos junto a su eterno ladero, Horario “Potrillo” Maidana, y otros tres cómplices. 

Sin embargo, su futuro podría estar en Argentina, o al menos eso es lo que le solicitó a la Justicia de ese país europeo. A través de su abogado Lopes Guerreiro, el Ruso formalizó sus intenciones de ser extraditado a su país de origen, donde aún tiene un proceso abierto por la desaparición del estudiante. 
La información la dio a conocer el diario Clarín y terminó confirmando lo publicado por El Territorio en julio del 2018, cuando el entrerriano era sometido a juicio. Lohrmann le solicitó a la Procuradora General de Portugal cumplir la condena de 18 años y 10 meses en el país donde “tiene su vida y toda su familia”, según se señala en el documento al que también tuvo acceso este medio. 

El delincuente argentino aclara en su pedido que “la intención del requirente es ser transferido a Argentina, su país natal, para cumplir en prisión no solamente la pena que le fue aplicada en Portugal, sino las restantes de los procesos judiciales en España y Bulgaria”. En ambos países el Ruso estuvo preso por asalto a blindados, pero se escapó antes de ser juzgado. 

En este sentido,  se revelan más detalles de su estadía y detención en tierras españolas, como que fue condenado por robo a bancos, secuestro y tenencia ilegal de armas en Valencia y Barcelona. En esos delitos también estuvo involucrado su amigo Maidana, quien utilizaba la identidad de Gustavo Velozo Dias y se escapó luego de tirarse del tercer piso de un hospital. 
Según la presentación, Lohrmann fue detenido el 6 de junio del 2005 y todo el proceso lo transitó como Luis Enrique Da Costa Nunes, brasileño nacido en marzo del 1966, una de las tantas identidades falsas que supo llevar a lo largo de su vida. Fue sentenciado a nueve años de prisión por el Tribunal de Valencia, que ordenó que sea alojado en la cárcel Mansilla de las Mulas, en León. 
Nunca supieron quién era en realidad y estuvo detenido hasta que el 20 de febrero del 2010 le concedieron su primera salida transitoria. No regresó nunca.  Según el propio Ruso, quien le concedió una entrevista al periodista Nahuel Gallota el año pasado, esa fue su primera detención fuera de Argentina. 

En primera persona
“En Argentina nadie sabe de mi estadía en ese lugar. Allí había tres piscinas: una olímpica, para las competiciones; otra para todos los días. La tercera era exclusiva para las detenidas que cumplían condena con sus hijos chiquitos. Es que todo era mixto: tanto en los talleres de trabajo como en los cursos y otras actividades éramos 20 hombres y 20 mujeres”, señaló mediante una carta escrita desde su celda en Monsanto. 
“Trabajando me gané 4 mil euros en un año. Aunque sólo lo hice para que el juez valorara mi conducta para un posible beneficio de libertad anticipada. Te imaginás que rápidamente me hice de una noviecita. Y para que no folláramos a escondidas o en los baños el director permitía dos encuentros de tres horas cada siete días. 

Uno podía anotarse con ella en cocina, panadería, informática o teatro y pasar el día juntos. Sólo nos separaban para almorzar y dormir. Pero en esos años que estuve preso en Valencia follé más que en libertad. Esa es sólo una pequeña de las tantas anécdotas que viví en mi clandestinidad, mientras las policías de todo el mundo me buscaban sin tener la menor idea de dónde estaba”, desarrolló con orgullo.

Los delincuentes argentinos cruzaron el Atlántico en 2003, luego del secuestro del estudiante universitario. Si bien se supo que salieron de Europa a Centroamérica, luego volvieron para seguir con sus andanzas. Lohrmann también tiene un proceso abierto en Bulgaria (de donde se escapó) y aseguró que también vivió y asaltó en Lituania, Grecia, Serbia y Montenegro, Moldavia y Eslovaquia. “Estuve hasta en Asia y África, robé en todos lados”, detalló.

Los atracos en Portugal
El primero de los robos por los cuales el dúo argentino fue condenado en Portugal ocurrió el 14 de agosto del 2014 en Odivelas, una localidad en el distrito de Lisboa. Habían estado rodeando las instalaciones del BBVA tres días antes y decidieron atacar a las 15.

Los argentinos redujeron al personal y, en apenas un minuto, salieron con dos bolsas cargadas con 50.000 euros. Al año siguiente, el 19 de octubre del 2015, estuvieron todos frente a un banco de São João da Talha, pero un hombre le preguntó a Potrillo qué hacía ahí y frustró el plan.
En noviembre asaltaron una sede de BCP,  también en Odivelas, cerca de las 17. Adentro, los asaltantes redujeron a dos empleadas y le ordenaron que les entregue la llave de la caja fuerte, aunque terminaron comprobando que ellas no la tenían.

Así que se tuvieron que conformar con la plata de la caja, momento en que se produjo la amenaza de Maidana. Se llevaron casi 83.000 euros.
En marzo de 2016 a las 17  asaltaron a la Caixa General de Depósitos da Ramada, siempre en Odivelas. Con nuevos disfraces, El Ruso y Potrillo entraron armados y redujeron a tres guardias hasta ganar la zona de tesorería, donde se encontraban dos funcionarias. Las obligaron a poner 38.000 euros en bolsas y huyeron nuevamente.

Un mes después, otro golpe exitoso en un banco de Cascais. Cerca de las 18, uno de los cómplices fue retratado por las cámaras mientras hacía una recorrida y, minutos después, apareció junto a sus secuaces argentinos, quienes llevaban una ametralladora y una pistola.
El Ruso empujó a una trabajadora hacia la caja y le dijo que si no la abría iba a morir. Maidana se encargó de los cofres de seguridad y otros dos trabajadores. Testigos dijeron que le gatilló en la cabeza sin disparar a una de ellas, que estaba embarazada. Los tres huyeron con 62.245 euros.
En noviembre de 2016 los tres regresaron a Portugal,  se alojaron en Aveiro y se movilizaban en vehículos robados, esta vez para atacar a un camión de transporte de valores. Pero la Policía ya los tenía identificados y los puso tras las rejas. Recién tres meses después descubrieron quienes realmente eran. 


Intervino la Policía de Misiones: la buscaban en Tucumán, apareció en Encarnación
Después de cinco días de intensa búsqueda por parte de la Policía de Tucumán y de la Interpol, Marina del Valle Rufino, de 25 años, apareció el último sábado sana y salva en la ciudad de Encarnación, en Paraguay, por causas que aún se investigan.
Alrededor de las 14:30 de ayer sábado 18 de enero, familiares y una amiga de la joven se presentaron en la Comisaria de Famaillá y confirmaron que ella les había enviado un mensaje por WhatsApp con la ubicación de GPS,  indicando dónde se hallaba en ese momento y manifestándoles que quería volver a su hogar.  
Como primera medida, el jefe interino de esa dependencia policial, Comisario Carlos Roldán, puso en  conocimiento de la aparición de la joven a la Prosecretaria Carla Rojas, de la Fiscalía de la II Nominación del Centro Judicial de Monteros, y a las autoridades policiales. 
“Desde ese momento mantuvimos una permanente  comunicación con los policías de la Comisaría 40 de la ciudad de Encarnación, que tras rescatar a la joven sana y salva, iban a realizarle los exámenes médicos de rigor. Ella - nos informaron-  dijo que tenía mucho miedo,  necesitaba ayuda y quería  volver a su casa; además de que había viajado sola. Luego estaba previsto entregarla al personal de Gendarmería Nacional del puesto fronterizo de Posadas-Encarnación, en la provincia de Misiones”, explicó el Comisario Roldán, quien estuvo a cargo de la investigación y del intenso operativo de búsqueda iniciado el lunes 13 de enero.
Ya en territorio nacional, Marina Rufino debía ser trasladada a la Policía de Posadas. Allí iba a retirarla una prima gendarme que vive en Paso de los Libres hasta tanto lleguen los familiares que partieron a buscarla este sábado desde Tucumán. 
“Todos los pasos que se hicieron para coordinar el  regreso de la joven a Tucumán fueron acordados entre el Juzgado de Instrucción N° 2 de Posadas y la Justicia local. Una vez que regrese a esta provincia, la joven deberá presentarse en la Fiscalía interviniente para contar qué  fue lo que le pasó y en qué circunstancias llegó a Paraguay a fin de esclarecer qué es lo que sucedió”, puntualizó Roldán.
Cinco días de intensa búsqueda
Marina del Valle Rufino  había salido de su casa ubicada en el Paraje Las Banderitas el lunes 13 de enero a las 8 hacia la ciudad de Famaillá. De acuerdo a los primeros datos aportados por los familiares, había salido  para comprar golosinas para abastecer el quiosco que posee en la casa que comparte con sus padres, su hermana y sus cuatro sobrinos. Nunca regresó.
Al día siguiente, su madre, Julia Victoria Herrera, radicó la denuncia en la Comisaría de Famaillá e inmediatamente se inició una fuerte investigación para encontrarla.
“La búsqueda cruzó las fronteras de la provincia e incluso se dio intervención a la Interpol a nivel internacional. El personal de la comisaría trabajó intensamente  con colaboración de la Unidad Investigativa Oeste y la División Trata de Personas, y personal de Guardia, Infantería y Motoristas de Famaillá para encontrar a la joven. Durante cinco días se realizaron rastrillajes por las zonas de La Fronterita, Campo de Herrera, Laureles y la ciudad de Famaillá, bajo estrictas instrucciones del Jefe y Subjefe de Policía”, detalló el Comisario Roldán, informaron desde Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina