Cara Sucia abre el Festival de Cine Infantil en Cali

Martes 22 de octubre de 2019 | 05:00hs.
Cara Sucia, con la magia de la naturaleza, la película animada dirigida por el misionero Gastón Gularte, abrirá el Festival Internacional de Cine Infantil Calibélula, que comienza hoy a las 11 hora argentina y se extiende hasta el sábado en Cali, Colombia. 
El largometraje que comprende dos planos, el de actores reales y animación, inaugurará el ciclo de proyecciones y competencias, lo que para Gularte es “un gran orgullo y una responsabilidad que disfrutamos y valoramos mucho”, contó a El Territorio en una comunicación telefónica desde Colombia.    
“Es la primera vez que nuestra película compite en un certamen internacional y este evento está dedicado íntegramente al cine infantil y juvenil, por eso nuestra expectativa es cómo lo verán los chicos”, expresó.
“El estreno acá en Cali será a las 9 hora local -11 de Argentina-, es un festival bastante reciente pero muy grande con muchas películas, charlas  y talleres”,a gregó el director misionero.
Cara Sucia tuvo su estreno oficial en abril pasado cuando se pudo ver la avant premiere en la pantalla del Imax de Posadas y luego en agosto en numerosas salas del país. También se presentó como cinta invitada en el Festival de cine de Gramado, Brasil, en el Festival del Mercosur y pronto estará en Paraguay en el CreaPy.   
“Estamos contentos con lo que nos da esta historia que nos llevó su tiempo hacerla, hoy tenemos un recorrido por todo el país y ahora estamos como en una mini gira por Latinoamérica, todo eso es solo para disfrutar y agradecer. Mi objetivo es ver la reacción de los niños, poder saber si les gusta la propuesta y si les llega la narrativa que proponemos más allá de los contextos”, indicó Gularte.
Por eso, destacó que “yo con estar acá compartiendo con Gustavo Carbonell que es productor asociado, Marisa Hassan, productora general y otras personas del sector audiovisual y tener esta experiencia, ya siento que gané. Luego eso de llevarnos un premio o no, ya es anecdótico”. 

Mensaje universal
La historia está situada en la selva misionera y la protagonista se moviliza con los valores del amor, la justicia y la libertad. Por esta razón, el realizador entiende que el mensaje es universal y puede llegar a los corazones de los chicos de contextos diversos. “Aunque estamos en otro país y culturalmente puede haber diferencias, estos valores que promueve la protagonista pueden ser entendidos por todos y además, Colombia no es tan diferente geográficamente de nuestra provincia, hay mucho verde, mucha naturaleza y mucha calidez en sus habitantes”.

La naturaleza
El proyecto Cara Sucia se realizó en coproducción con Suiza y España y  otros productores asociados. Gularte y su equipo requirieron diez años para la elaboración de la película. Se terminó de filmar en 2011 y luego se comenzó con la animación y la edición con un camino de larga autogestión. 
El filme misionero tiene un mensaje claro: la defensa de la naturaleza. Es así que es ella, tan abundante en Misiones -además de los niños y niñas- la que cobra protagonismo de esta cinta.
El trabajo en equipo, la preservación de la biodiversidad, la solidaridad y el trabajo en equipo, son otros de los valores preponderantes que alienta.
Es destacable la fotografía, los planos escogidos que dejan ver de manera espectacular, por ejemplo, a las inconfundibles Cataratas del Iguazú. Sobresale de la misma manera la calidez de la actuación de su protagonista, Isabella Caminos Bragatto, en la piel de Mariel o Cara Sucia. 
Por otro lado, Laura Novoa se luce como la bruja malvada que busca desmontar la selva con su multinacional y persuadir al poblado en que la sigan en su locura.  
La música original es de Osvaldo de la Fuente, con participación de los Grillitos Sinfónicos y la voz de Rubén ‘El Negro’ Rada, que además pone la palabra al mono Vivaldi, uno de los personajes animados.
La presencia de los hacedores de la película misionera en Colombia fue posible mediante el esfuerzo de la productora y el apoyo de Multimedios Sapem, según contaron.
En tanto, desde la organización del festival Calibélula señalaron que el evento es un espacio de encuentro para realizadores, sus obras y el público infantil y un punto de formación de audiencias jóvenes, docentes y profesionales del área . La propuesta “es un motor de reflexión sobre los medios audiovisuales y el papel que juegan con nuestros niños”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina