Brasil roza los 3.000 infectados y prevén que en abril subirán contagios

Viernes 27 de marzo de 2020 | 01:00hs.
Bolsonaro se niega a decretar un aislamiento total pese al crecimiento acelerado de contagios en el país.
Las autoridades sanitarias de Brasil reportaron ayer un total de 77 muertes, 18 más que en la víspera, mientras que el número de casos confirmados se elevó un 20% hasta los 2.985, cuando se cumple el primer mes de pandemia en el país.
“La previsión es que vamos a tener 30 días muy difíciles”, dijo el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Joao Gabbardo dos Reis, en una rueda de prensa en Brasilia. El estado de San Pablo, el más poblado y rico del país, con unos 46 millones de habitantes, es la región más golpeada de Brasil al concentrar 1.052 contagios y 58 fallecimientos.
Por detrás se sitúan Río de Janeiro (421 casos confirmados y 9 óbitos), Ceará (235 infectados y 3 óbitos) y el Distrito Federal de Brasilia (200 casos). Según el Ministerio de Salud, hay 391 personas hospitalizadas por Covid-19, de las casi el 90 % se encuentran en estado “grave”. El ritmo de contagios para el més próximo es inestimable, pero se prevé un escenario muy difícil. La situación dependerá de cómo circule el coronavirus en el país, lo que según especialistas de la Universidad de San Pablo (USP) está ocurriendo de forma muy rápida en algunas capitales regionales, y de la cantidad de pruebas que se realicen a la población.

Otras enfermedades en puerta
Por su parte, el secretario de vigilancia sanitaria del Ministerio de Salud, Wanderson de Oliveira, alertó de que el crecimiento de la curva de casos de coronavirus coincidirá en las próximas semanas con el inicio de la temporada de influenza estacional y el pico de dengue.
“Vamos a tener la tempestad perfecta (...) Tendremos tres epidemias simultáneas: coronavirus, que es la novedad; influenza, que ocurre todos los años; y el pico de dengue”, advirtió.
En la víspera, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, anunció que, sólo en hospitales y únicamente para aquellos pacientes considerados “críticos”, utilizarán la cloroquina, un medicamento usado contra la malaria y otros males, cuya real eficacia contra el coronavirus aún no ha sido totalmente comprobada. Los estados más afectados son San Pablo, con 58 muertos y Río de Janeiro, donde hubo 9, ambos en la región sudeste.
La segunda región más afectada es el Nordeste, la más pobre del país, donde Ceará y Pernambuco tienen 3 víctimas cada uno
En el sur del país, Santa Catarina registra un fallecimiento al igual que Río Grande do Sul mientras hay un muerto en Goias, región central y otro en Manaus, estado de Amazonas.
El gobierno de Jair Bolsonaro por ahora no aplicó políticas de aislamiento social como las anunciadas por Alberto Fernández en la Argentina para detener el avance del virus. Sí mantiene una postura de menores restricciones de circulación y suspensión de ciertas actividades, ya que Bolsonaro sostiene que de lo contrario se “afectaría” aún más la economía de la principal potencia sudamericana.

Once nuevos casos en Paraguay
El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, informó ayer sobre 11 nuevos casos positivos de coronavirus  en Paraguay, con lo que la cifra de enfermos aumenta a 52.
El miércoles la cantidad de casos ascendió a 41, con cuatros casos nuevos en el día tras unas 51 muestras analizadas por el Laboratorio Central del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.
Hasta el momento, tres personas murieron por la enfermedad en ese país, en tanto que desde el martes se dispuso la cancelación de todos los vuelos comerciales y el cierre de la frontera como medidas excepcionales.
El gobierno tomó una serie de medidas para intentar ganar tiempo y evitar el colapso de los sistemas sanitarios; entre ellas, la cuarentena hasta el 12 de abril y un aislamiento total hasta mañana.

Se queda sin crecer por el coronavirus

El Banco Central de Brasil recortó ayer su previsión sobre la actividad económica de este año a un nulo crecimiento, desde su expectativa previa de una expansión del 2,2%, debido al impacto de la pandemia de coronavirus Covid-19, mientras que advirtió sobre un elevado grado de incertidumbre para el panorama a futuro. La última previsión de la institución, que está en línea con el panorama revisado del gobierno de Jair Bolsonaro, prevé una fuerte contracción en el segundo trimestre seguida de un rebote en la segunda mitad del año, según su reporte trimestral de inflación. En su reporte trimestral, el Banco Centralde Brasil también redujo su previsión sobre la inflación este año a un 3%.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina