Barinaga: “Volver y subir de categoría sería algo increíble”

Martes 19 de mayo de 2020 | 02:00hs.
Diego Vain

Por Diego Vain deportes@elterritorio.com.ar

“Ya resolví todo con San Martín (SJ), tengo todos los permisos y en los próximos días estaré por allá”. Esa es la frase que ilusiona a los hinchas de Guaraní.
Cristian Barinaga ya rescindió su contrato con el club cuyano y está libre para regresar a la Franja, cuando vuelva el fútbol en la Argentina y se reanude el torneo Regional.
A cuatro años de su salida del club de Villa Sarita, el delantero está expectante por una nueva etapa en el conjunto posadeño, con el que logró dos ascensos.
“Yo tenía contrato por un año más, pero con toda esta situación de que no se va a entrenar, de que no se va a jugar y de que no se sabe si se va a volver en septiembre o el año que viene, pensé qué hago acá. Me quería ir. Hablé con la gente de club y llegué a un acuerdo para rescindir. Fue un acuerdo que me sirve a mi y que les sirve a ellos”, contó en referencia a su salida de San Martín.
“Desde que me fui de Guaraní siempre estuve jugando Nacional B y tengo dos o tres años para tirar, pero quiero ir ahora que estoy bien, que me siento bien y que puedo ayudar. Volver dentro de dos años, con 37 años, sería otra cosa. Ahora estoy en plenitud, puedo ayudar mejor, si es que se da”, comentó Barinaga.
El futbolista de 35 años reconoció que su regreso no tiene nada que ver con lo económico. Al contrario, en este momento el platense prefiere ponderar lo personal al dinero y allí está el por qué del regreso a Misiones.
“Esto no es porque me vayan a pagar mejor que en San Martín, eso es lógico. Esto es algo personal. Yo quiero volver estando bien. Quiero ayudar jugando y que Guaraní vuelva a subir. Esa fue la idea en mi cabeza. Resigno plata, pero la gente allá medianamente me quiere. Vuelvo a un club que me dio todo y vuelvo en un momento en el que yo, físicamente, estoy bien y puedo aportar a los chicos. Me dieron ganas de volver y de colaborar”, aseguró.
Mientras termina de armar la mudanza y empieza a ver el camino a recorrer desde San Juan a la Tierra Colorada, Barinaga puso una pausa a las ganas de regresar. Prefirió ser cauto, aunque reconoció que habló con el presidente Patricio Vedoya y que está todo dado para la vuelta.
“Hablé con Patricio (Vedoya) y ellos deciden. Seguramente se va a dar. Ahora no es un tema de plata, pero hay que esperar”, dijo el delantero y agregó: “Yo me podía quedar acá, pero mi decisión es buscar otra cosa, más allá de lo económico”.
Pero más allá de que intenta contener las ganas, Barinaga se ilusiona con festejar nuevamente con Guaraní: “Volver y subir de categoría, sería algo increíble”.

Su lugar en el mundo
En la temporada 2007/08, Cristian Barinaga se puso por primera vez la camiseta de Guaraní. La Franja tuvo una buena primera etapa en ese Argentino B, clasificó a la segunda ronda, pero no alcanzó la clasificación para pelear por el ascenso.
El delantero dejó Misiones y regresó tres años después, para lo que sería su gran paso por el club de Villa Sarita. Pero justo antes de volver a la Tierra Colorada, casi deja el fútbol.
“Antes de ir para Misiones quería dejar de jugar. No sé por qué, pero quería dejar de jugar”, confesó Barinaga, quien tuvo un gran torneo en el Argentino B 2011/12, en el que la Franja consiguió el ascenso.
Un par de años después, en la temporada 2013/14, nuevamente el ‘10’ fue clave para lograr un nuevo festejo. Ese equipo peleó hasta el final por el primer ascenso a la B Nacional, algo que finalmente consiguió en un mano a mano con Juventud Unida de San Luis.
Ese buen pasar y la cantidad de años que estuvo en Misiones hicieron que esta provincia sea “mi lugar”.
“Yo estuve casi seis años y pico en Misiones y ya me acostumbré. Esta es la última vez que me voy. La idea es quedarme ahí y no moverme más”, reconoció.
“Hubo muchos buenos momentos. En el Federal A antes de irme estaba bien y en el anterior que perdimos contra San Martín (T). También una etapa del Nacional B, antes de que llegue Zucarelli, y el Federal A del ascenso. Ese fue el que más me marcó”, repasó el goleador.
Pero tantas cosas vividas en tan poco tiempo tuvieron su costo. En diciembre de 2016 y tras una derrota ante Chaco For Ever en Resistencia, Barinaga le puso punto final a su segunda etapa en la Franja.
“No hubo una razón por la que me fui. Quería cambiar de aire y justo se dio la posibilidad de ir a Agropecuario con José (Bianco). No era nada con nadie, era una cosa mía”, explicó en referencia a su salida de aquel momento.

El récord y el futuro
Siempre que pudo Barinaga dejó en claro que quería volver a Guaraní. Cada mercado de pases el nombre sonó, pero la vuelta no se concretó. Y si bien todavía el regreso no se dio, es más una cuestión formal y de que regrese el fútbol a la Argentina.
El delantero se planteó un par de objetivos para su regreso: “Primero voy a tratar de quedar un poco más en la historia, de lograr otro ascenso y después me retiro tranquilo. Ojalá se reanude pronto el fútbol y se dé la vuelta”.
Además de eso hay un récord que pretende alcanzar Barinaga. “Debo tener 80 o 90 goles en todas las categorías. Hay que ver si llego a los 100”, tiró el ‘10’, que no ve lejano la marca de tres cifras.
La cuarentena y el parate del fútbol por el coronavirus hicieron más grandes las ganas del retorno, pero hubo un día que Barinaga sintió que debía regresar. “La última vez que fui, contra Ferroviario, me fui con una sensación muy linda. Había mucha gente, la cancha estaba muy linda y me trajo buenos recuerdos”, recordó y agregó: “Creo que el club está bien y necesita un cambio de categoría, volver a donde estaba antes”.
Barinaga sabe que son sus últimos años como jugador y resalta que “todavía me siento bien”, que seguirá jugando “hasta que no quiera más”, aunque ya se imagina su futuro en el banco de suplentes y como DT.
“Empecé el curso de técnico, así que seguramente dentro de un par de años me retiraré y empezaré, si se me da, porque no es fácil. Pero arranque el curso para ser técnico”, avisó y apunta, claro, a dirigir a Guaraní. “Me voy a preparar y me gusta. Después veremos si me da el cuero”, bromeó.
Los hinchas de Guaraní esperan el regreso del fútbol y le sumaron un nuevo aliciente. Cuando la pelota vuelva a rodar en el Clemente Argentino Fernández de Oliveira será, quizás, con Cristian Barinaga con la camiseta franjeada.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina