Bandera verde para Lourdes

Miércoles 10 de junio de 2020
Roxana Ramírez

Por Roxana Ramírez deportes@elterritorio.com.ar

Argentina tiene hasta el momento 143 clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio, que por la pandemia se aplazaron para julio del año próximo, y con miras a llegar lo mejor posible tras tres meses de inactividad por la cuarentena, había un pedido desesperado de ellos para volver a los entrenamientos. Entre esas voces, una tenía tonada misionera. Es que la posadeña Lourdes Hartkopf (24) es, por lo pronto, la única clasificada de la provincia a la máxima cita y lo hará en vela.
El sábado la petición del deporte olímpico tuvo bandera verde por parte del gobierno que autorizó a los entrenamientos de los atletas ya clasificados o en vías a obtener una plaza a los Juegos Olímpicos, y desde esta semana, bajo protocolo de sanidad según cada deporte, podrán volver al ruedo.
“Estamos re contentos, veníamos insistiendo para poder navegar, pero estaba muy complicado acá en Buenos Aires y ahora que habilitaron estamos felices”, compartió a El Territorio la posadeña que reside en la Ciudad de Buenos Aires.
Aún resta saber cuándo y dónde será la vuelta a los entrenamientos de Lourdes, que es tripulante del barco, y su compañera, la timonel Belén Tavella, oriunda de Buenos Aires. “Ahora falta que nos den los permisos para poder circular en la calle y que los clubes nos digan si podemos entrenar o no, que nos van a decir que si... pero hay que definir en qué club. Todavía eso no sabemos y supongo que estos días nos dirán desde la Federación Argentina de Yachting”, añadió.
La clasificación de la posadeña y Tavella fue a mediados de febrero en el marco del Sudamericano de Yachting 470 que se disputó en Mar del Plata, en la clase 470.

El agua no se puede suplir
Para los deportistas que practican deportes náuticos la angustia de estas semanas fue grande. No contar con su hábitat de estar en el agua con su barco fue durísimo, más allá de seguir con el acondicionamiento físico en sus hogares. “Estamos entrenando en nuestras casas la parte física y tratando de estudiar un poco, leer, ver videos y aprovechar para hacer esas cosas que a veces no hacemos en la vida normal. Pero estamos bastante cansadas y perdimos un poco de masa muscular, no es lo mismo entrenar en mi casa que en un gimnasio; ahora el Enard nos mandó muchos elementos para poder entrenar mejor, así que estamos tratando de mejorar el plan de entrenamiento”, explicó Lourdes, quien tuvo sus inicios arriba de un Optimist, en la escuela de Vela de Nicolás Dasso en Posadas en su niñez y su plaza a Tokio es histórica ya que es la primera vez que esta disciplina tendrá a un misionero en unos Juegos Olímpicos.
Luego, y ante la pregunta de si se puede recuperar este tiempo de haber estado inactiva en alto rendimiento y sobre todo pensando en Tokio, Lourdes reflexionó que “yo creo se puede volver a estar bien, pero nos va a llevar un tiempo acomodarnos y adaptarnos de nuevo al barco, pero esperemos estar al mismo nivel y más”.
Estas últimas semanas hubo mucha incertidumbre al respecto de los olímpicos, especialmente porque en otros países -competidores directos- sus rivales ya tenían la chance de practicar con normalidad y la voz que más resonó fue la de la nadadora Delfina Pignatiello quien apuntó que si no podía volver a entrenar pronto probablemente se bajaría de la delegación que va a Tokio.
“En nuestro deporte, por ejemplo, en Europa ya están navegando; y también Brasil y Uruguay. La mayoría de rivales nuestros son europeos y un barco de Brasil, así que todas son rivales directos”, finalizó la misionera.

Más misioneros van por su boleto 
Ya en el marco del deporte paralímpico, la primera en entrenar hace dos semanas atrás fue la ciclista posadeña Mariela Delgado, quien se encuentra en Catamarca y esa provincia, sin casos de Covid-19, fue la primera en dar el ‘okey’ para el entrenamiento de deportes individuales.
Por su parte, el eldoradense Jonathan Avellaneda inició la semana pasada su trabajo de salto en alto en el polideportivo del Alto Paraná, tras la habilitación de los deportes por parte del municipio. Tanto Mariela como Jony están en la búsqueda, ambos muy cerca, de la plaza para estar en sus segundos Juegos Paralímpicos, ya que ambos estuvieron en Río de Janeiro en el 2016.
En tanto hay una chance más para sumar un deportista de la Tierra Colorada en Tokio, de la mano de la apostoñela Paula Quirós, en ciclismo de montaña, quien también está cerca de la plaza y ya se entrena por los caminos vecinales de la Capital de la Yerba Mate. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina