Axel Kicillof suspendió el aumento de la factura de luz en la provincia de Buenos Aires

Miércoles 11 de diciembre de 2019 | 20:33hs.
Política
Axel Kicillof juró como gobernador de la provincia de Buenos Aires y anunció la suspensión del aumento en las tarifas de energía eléctrica que había dispuesto María Eugenia Vidal luego de las elecciones de octubre y que debía entrar en vigencia en enero.

"Ese aumento lo vamos a dejar sin efecto", anunció Kicillof ante la Asamblea Legislativa bonaerense. "Convoco a las empresas del sector a trabajar en un esquema que sea justo, sostenible, razonable y que (todos) lo puedan pagar", añadió.

"Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado no es tarifa, es saqueo", dijo Kicillof ante los legisladores.

El 30 de octubre, un decreto de la gobernación fijó un aumento de en torno al 25% para las distribuidoras que dependen de la provincia: Edelap, Edea, Eden y Edes y unas 200 cooperativas.

La gestión Vidal justificó, en ese entonces, que el aumento se había demorado porque la provincia se plegó al congelamiento tarifario que dispuso Mauricio Macri en abril, por el cual no se autorizaron nuevos incrementos en las tarifas de electricidad y gas.

En la primera reunión de traspaso de mando, Kicillof le pidió a Vidal que retrotrajera ese aumento.

En su larga exposición ante la Asamblea bonaerense, Kicillof pasó revista por la herencia que recibe e hizo hincapié en "la cuestión energética", como la llamó.

"La Corte Suprema dijo que las tarifas tienen que ser razonables", dijo el gobernador. "Razonable es que la empresa tenta una rentabilidad adecuada, normal, pero también que los y las bonaerenses, las pymes, todos puedan pagar esas tarifas", dijo. "Hemos visto los balances de los últimos dos años (de las empresas reguladas por la provincia) y tuvieron alrededor de $20.000 millones de rentabilidad, de ganancia. No tiene lógica. Y sobre inversiones, con esa rentabilidad tendrían que haber sido notorias y no lo fueron", agregó.

El traspaso de Edenor y Edesur

Kicillof también pidió al presidente Alberto Fernández que revea el estado del traspaso de Edenor y Edesur, las distribuidoras que brindan servicio al área metropolitana. Este año, el gobierno nacional, la provincia y la Ciudad iniciaron el proceso para que los dos distritos subnacionales se hicieran cargo de la regulación, la fijación de tarifas y, eventualmente, los subsidios a las compañías de energía eléctrica.

A mediados de año, la Nación y los distritos comenzaron a sellar ese traspaso. Como consignó TN.com.ar, en el medio se consolidaron deudas cruzadas y el Estado permitió que las empresas usaran dinero de multas por $7000 millones que debían llegar a los usuarios para un plan de inversiones en atención al cliente.

Desde entonces, según fuentes técnicas que participaron de esas gestiones, se avanzó poco. Pero la Ciudad, dijo Kicillof, puso al presidente del nuevo Ente Metropolitano Regulador del Servisio Eléctrico (EMSE), Héctor Falzone, un ingeniero con amplia trayectoria en el sector privado.

"Hubo un intento de traspaso con la creación de un Ente compartido con la Ciudad", dijo Kicillof. Se trata, agregó, "de un ente que no termina de estar en funciones, mientras que le han pedido al Ente Nacional (el ENRE) que deje de ocuparse. Hoy hay un vacío regulatorio. Cuando el servicio público está en manos de una empresa privada, la teoría económica más liberal, Adam Smith, dijo que cuando hay un monopolio tiene que haber regulación del Estado. Y acá lo que ha pasado es que la regulación se la entregaron en bandeja a las propias empresas", agregó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina