Autorizan a jóvenes de 17 años a conducir motos de hasta 150 cc

Miércoles 12 de septiembre de 2018 | 01:30hs.
Esteban Bueseck

Por Esteban Bueseck interior@elterritorio.com.ar

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) resolvió autorizar a los jóvenes de 17 años a solicitar una licencia de conducir para motocicletas de hasta 150 centímetros cúbicos de cilindrada, previa autorización de los padres. Así, se tomó la determinación de eliminar la mínima de 50 cc que regía para los menores de 21 años a la hora de conducir motocicletas.
Se estima que las localidades misioneras irán aplicando la normativa con el correr de los días. En tanto, en otros puntos del país, la comenzaron a aplicar desde ayer. Tal es el caso de Chaco o Neuquén.
“No se exigirá acreditar los dos años de antigüedad en subclase A.1 (ciclomotor de hasta 50 cc) para obtener la subclase A.2.1 (ciclomotores, motocicletas y triciclos motorizados comprendida entre 50 y 150 centímetros cúbicos de cilindrada)”, se establece en la resolución del organismo.
“Aquellos ciudadanos que hayan cumplido los 17 años podrán gestionar su licencia nacional de conducir subclase A.2.1, sin acreditar haber tenido habilitación por dos años para una moto de menor potencia”, completa.
“Ya está la orden desde Nación y se empezaron a comunicar con los directores de Tránsito de los municipios para su aplicación en las localidades que están adheridas a la Agencia”, señalaron los consultados por este medio, pero se estima que todas las localidades acatarán la normativa.
Si bien ahora la decisión vino desde Nación, este año el tema había sido motivo de álgidos debates en el Concejo posadeño. Uno de los argumentos más fuertes sobre las motos de 50 cc decía que “dichos ciclomotores no se fabrican ni se consiguen más en el mercado”.

Tránsito complejo
“Ahora los menores con 17 años cumplidos pueden sacar una licencia A.2.1 y no necesitan los dos años de experiencia previos con un ciclomotor de 50 cc. Pueden sacar una licencia habilitante para manejar hasta 150 cc”, detalló Alejandro Melgarejo, de la Asociación de Motociclistas Asociados.
“Los ciclomotores de 50 cc ya no se conseguían más. No existen en el mercado y este era un reclamo que se venía haciendo por parte de los motociclistas. Nos parece de todas maneras una barbaridad que automáticamente pasen a manejar una de 150 cc, podrían empezar por una de 110 cc. Pero, bueno, la resolución ya está y ahora lo importante es que aprendan a manejar bien”, explicó.
“Esto saca de la clandestinidad a muchos chicos que, todos sabemos, en cualquier barrio andaban manejando”, acotó.
“Ahora lo que nos preocupa es que a los chicos se los instruya para que salgan formados a la calle a un tránsito que cada vez es más complejo”, sostuvo.
En su momento, cuando el tema fue objeto de debate en el Concejo posadeño, dijo el concejal Miguel Acuña: “La ley habla de que están autorizados a conducir una de 50 cc, pero manejan una de 110 cc, entonces se analiza qué hacen los inspectores al encontrar un chico con una moto más grande, porque la realidad es que ya no se consiguen estas motos chicas”.
Desde la Dirección de Tránsito habían argumentado que están de acuerdo en que un chico pueda ser habilitado para conducir una moto 110 cc, también “teniendo en cuenta que son más seguras y estables incluso que las de 50 cc”.
“Hay que pensar en los padres que compran motos a sus hijos para seguridad”, explicaron.
Una de las cuestiones polémicas se desató cuando el jefe de la Escuela de Educación Vial, Walter Esquivel, admitió que los exámenes para la obtención de la licencia se hacen con motos de 110 cc. “Siempre hablamos con la Agencia para que la categoría se extienda, porque no se consiguen las de 50 cc, además ya estorban en la vía pública y no garantizan la fluidez del tránsito”, dijo.
Además, Omar Talavera, director de Tránsito Municipal, explicó que las directivas con los inspectores son “no exigir lo que no existe”. “Si vemos a un chico con una de 110 cc, dejamos que siga porque no nos queda otra”, añadió. 

“Las cámaras de tránsito no emiten multas”

Omar Talavera, director de Tránsito de la Municipalidad de la ciudad de Posadas, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7 y expresó: “Hemos autorizado al Gobierno de la provincia a que pueda instalar radares en cualquier punto de la ciudad”.
Además, destacó que las cámaras instaladas en zonas como la intersección de las avenidas Corrientes y Centenario de Posadas están destinadas a la seguridad y son tenidas en cuenta para un hecho delictivo. “Las cámaras hacen la detección y lectura de una patente para seguir a un vehículo pero no es para labrar una multa”, recalcó.
Por otra parte, al ser consultado sobre la operatividad de los tótems de fotomultas ubicados en la Costanera de Posadas a la altura del balneario El Brete y próximo a la avenida Roca, aclaró: “En el caso de los tótems -que están en la Costanera posadeña- para marcar la velocidad, hoy por hoy no están realizando fotomultas y por eso no les va a llegar a las personas a sus casas ninguna multa. Están a medida de prevención y protección”. Aunque agregó que “las imágenes se están realizando. Pero no se están aplicando las multas, pero en algún momento veríamos si se comienzan a aplicar”.
“Lamentablemente somos hijos del rigor y debemos recurrir a todo tipo de controles para que hagamos las cosas bien. Yo siempre digo que el problema de tránsito es cultural y es lo que debemos trabajar”, reflexionó el funcionario municipal.
Incluso se refirió al malestar de la ciudadanía por los controles o las multas. “Hay un montón de quejas sobre el por qué de la instalación de los radares pero son lugares donde hay que transitar con una velocidad y no lo estamos haciendo. Instalamos unos tótems de control, las cámaras que están montadas en distintos puntos de la ciudad no están relacionadas a las multas porque no es ese el objetivo”, expresó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina