Autopsia reveló que Arredondo murió por “asfixia mecánica”

Martes 25 de febrero de 2020
En la víspera se incautaron nuevos elementos en la escena del crimen. | Foto: Marcelo Rodríguez
En la víspera se confirmó que Pablo Martín Arredondo (37), el hombre hallado muerto en el departamento que alquilaba sobre la calle Colón de Posadas el domingo, fue víctima de un homicidio. El informe preliminar de la autopsia determinó como causa de muerte una “asfixia mecánica incompleta con fractura maxilar”.
El hecho fue confirmado a El Territorio por fuentes ligadas a la investigación en la jornada de ayer. La necropsia se realizó en la Morgue Judicial de Posadas a partir de las 8 y no hizo más que confirmar las sospechas de los investigadores policiales. 
No fueron informadas otras lesiones en el cuerpo ni trascendió una fecha estimada de muerte, pero todo indica que el crimen ocurrió el miércoles por la noche en el marco de una reunión en la casa de Arredondo. Ahora los pesquisas buscan llegar las personas que estuvieron en el lugar. 
Los vecinos habrían detallado sobre una presunta pelea en el departamento señalado, que queda en el tercer piso, esa noche.
Trascendió que serían al menos tres personas más los que participantes de esa reunión, entre ellas una joven. En el lugar fueron incautadas documentaciones que señalarían a los sospechosos, pero hasta el cierre de esta edición no se habían informado sobre detenciones. 
En la habitación de Arredondo los investigadores dieron con vestigios de “una fiesta”, detalló investigador. Había un plato con restos de cocaína y marihuana, además de latas de cervezas y colillas de cigarrillos. Se aclaró que eran pequeñas cantidades de droga para consumo.
Se incautaron en la escena un teléfono celular, computadoras y el vehículo del fallecido que serán sometidos a pericias.  Los pesquisas relevaron también las cámaras de seguridad de los comercios cercanos y tomaron testimoniales de los vecinos. 
En una nueva inspección, ayer se levantaron nuevos elementos como ser huellas de una copa y una botella de licor, un celular con la pantalla dañada y una cadena de metal con un dije tipo mariposa.

El olor en la habitación
Como se informó, el hecho fue advertido mediante un llamado al 911 y fue una uniformada de la División de la Policía Motorizada quien constató la escena. La mujer se entrevistó con el dueño del lugar, que le trasladó la queja de los vecinos sobre un fuerte olor y que nadie respondía a los llamados a la puerta. 
Ante este panorama efectivos de la Comisaría Primera, Criminalística, la Dirección de Homicidios y de Toxicomanía se hicieron presentes. El cuerpo fue extraído por una angosta escalera del inquilinato y subido a un móvil para la autopsia que finalmente confirmó el crimen. 
Sobre el fallecido, este medio pudo indagar que el hombre era oriundo de Lanús, Buenos Aires, pero estaba radicado desde hace varios años en Posadas.
En su cuenta de Instagram, donde tenía más de 11.000 seguidores, se presentaba como un empresario dedicado a la compra y venta de vehículos. Personas que lo conocieron confirmaron esta actividad y dijeron que manejaba grandes sumas de dinero, pero también relataron un lado más oscuro, ligado al narcotráfico. 
Varias fuentes consultadas por este medio lo señalaron como un dealer y agregaron que “su fuerte era la keta”, en referencia a la ketamina, relacionada a los estratos sociales altos. También dijeron que debía mucho dinero. De todas formas aún no hay elementos suficientes para relación el homicidio con esta actividad. El caso es investigado por el magistrado Fernando Verón, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina