Autopsia confirmó un machetazo en la nuca de Farjat y Garayo sigue prófugo

Sábado 4 de abril de 2020 | 07:00hs.
Juan Farjat tenía 31 años y era un amante de la naturaleza. | Foto: Facebook
 Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Recorrieron los trillos del complejo, rastrillaron las zonas de monte y vigilaron varios puntos a los cuales podía haber concurrido, pero Antonio Ramón Garayo (43) lograba permanecer hasta anoche en condición de prófugo tras atacar el jueves a la tarde a su ex pareja y asesinar al jefe de ella en una reserva natural privada de Comandante Andresito.
Tal como publicó El Territorio, el hecho se registró en el complejo San Sebastián de la Selva, donde la ex pareja del acusado trabaja como cocinera y la víctima fatal se desempeñaba como encargado del inmenso predio en el cual tambián hay cabañas para turistas.
La mujer se llama Graciela S. (37) y ayer se encontraba en un refugio para víctimas de violencia de género, mientras el fallecido fue identificado como Juan Farjat (31), quien desde hace al menos un año había comenzado a trabajar en el mencionado emprendimiento.
Inmediatamente después de conocido el hecho los pesquisas involucrados comenzaron con las labores de búsqueda correspondientes para dar con el sospechoso, aunque hasta anoche no se habían reportado novedades al respecto y el sujeto permanecía en condición de prófugo.
Altas fuentes de la investigación indicaron que efectivos de varias dependencias de la Unidad Regional V recorrieron el predio ubicado a unos 25 kilómetros de Comandante Andresito, como así también realizaron intensos rastrillajes que tampoco dieron resultados.
El objetivo de dichas labores era tratar de encontrar pistas o elementos vinculados al caso, entre ellos, el machete presuntamente utilizado por el violento, el cual hasta ahora tampoco fue hallado y eso abre la posibilidad de que el sujeto continúe armado, lo cual configuraría cierto grado de peligrosidad.
Las fuentes además indicaron que desde el jueves a la noche se dispusieron tareas de vigilancia en los alrededores del domicilio del sospechoso y de un familiar, pero el fugitivo tampoco llegó hasta allí y ante ello la Justicia iba a allanar ambos inmuebles.
Ante este contexto, los pesquisas entienden que el implicado podría continuar oculto en medio de la espesa vegetación reinante en la zona y en el peor de los escenarios temen que haya podido llegar hasta el límite con la República Federativa del Brasil.
El cuerpo la víctima, en tanto, fue sometido ayer al examen de autopsia en la Morgue Judicial de Posadas y los forenses confirmaron que la causal de muerte fue una lesión contusa y cortante de arma blanca en la zona de la nuca.
También detectaron varias lesiones similares en otras partes del cuerpo, pero el informe preliminar más detallado recién se conocería hoy.

“Gracias guardián”
Mientras tanto, en las redes sociales varios conocidos de Farjat le dedicaban emotivas publicaciones, la mayoría de ellas destacando su pasión por la naturaleza y la preservación del medio ambiente.
El hombre era oriundo de la localidad bonaerense de Luján y allí había trabajado en la reserva natural municipal Quinta de Cigordia.
“Para recordarlo y homenajearlo, y a partir de una decisión conjunta de quienes trabajamos junto a él en la reserva municipal, hemos decidido designar con su nombre a uno de los senderos de dicho espacio natural y recordarlo con una serie de actividades que se irán realizando a lo largo del presente año”, publicaron en la cuenta de Facebook de dicho espacio.
“Gracias guardián de ríos, guardián del agua, guardián de reservas, donde los cantos y seres elementales siempre te acompañaron, y te acompañarán”, publicó Sandra Milena, mientras que Eduardo Troitiño eligió la misma red social para despedirse de Farjat y posteó: “Honremos su memoria silvestre preservando lo que él más amaba: la naturaleza”.

Trama y crimen
El hecho que sacudió a la provincia en medio de la cuarentena se registró el miércoles a la siesta y según lo que se pudo reconstruir en ese momento Garayó irrumpió en el complejo turístico armado con un machete.
En primera instancia agresió a su ex pareja, a quien le aplicó unos “planazos” que le provocaron lesiones en la cabeza y la dejaron desmayada y ensangrentada en el suelo. Luego vio que Farjat corrió hacia un cuadriciclo con el cual pretendía salir en busca de ayuda y tras interceptarlo le arrojó varios machetazos, uno de los cuales le dio en la nuca.
Después de semejante raid sangriento, Garayo escapó por el monte y hasta ahora sigue prófugo.
Farjat, en tanto, malherido alcanzó a llegar hasta una reserva lindante donde un guardaparque lo socorrió y en un vehículo particular lo trasladaron al hospital local, pero desafortunadamente falleció por el camino.
Agonizante, la víctima llegó a contar que Garayo fue su atacante y alertó que la ex esposa del sujeto también había sido agredida.
En forma exclusiva, El Territorio pudo reconstruir que el sospechoso ya había sido denunciado a comienzos de enero por un hecho de violencia de género en contra de su ex pareja y de Farjat, de quien aparentemente tenía celos.
Esa situación le valió a Garayo el inicio de una causa por “lesiones leves y amenazas” que lo mantuvo varias semanas detenido en comisaría local, pero hace aproximadamente un mes atrás logró ser excarcelado.
El hombre recuperó la libertad pero se le aplicó una restricción de acercamiento hacia ambas víctimas, condicionamiento que el martes a la tarde vulneró y la Justicia volvió a ordenar su detención, aunque los efectivos de la Comisaría de la Mujer local no pudieron encontrarlo.
Mientras era buscado, el sujeto el miércoles logró regresar al complejo y llevó adelante su sangriento plan.
En el caso interviene el Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina