Australiano islamófobo sembró el terror en mezquitas de Nueva Zelanda

Sábado 16 de marzo de 2019
Para las máximas autoridades de Nueva Zelanda se trató sin dudas de un hecho de índole terrorista.
Ataques a disparos en dos mezquitas en Nueva Zelanda llenas de fieles que asistieron a las oraciones de ayer mataron a 49 personas, en lo que la primera ministra calificó como “uno de los días más oscuros” del país. El tirador fue identificado como Brenton Tarrant (28), un ultraderechista xenófobo. Se lo acusó de manera formal por ambos hechos, se detuvo a otras tres personas y se desactivaron artefactos explosivos en lo que parecía ser un ataque racista planeado minuciosamente.
Tarrant eligió un viernes, día de precepto para los musulmanes, por lo que las mezquitas suelen estar colmadas. Un video que fue transmitido en directo por el atacante muestra detalles horribles, luego fue levantado de la red.  El pistolero pasa varios minutos dentro de la mezquita disparando una y otra vez contra los feligreses aterrorizados, a veces volviendo a disparar contra personas que ya estaban abatidas. Luego sale a la calle, donde dispara a la gente en la acera. Se oyen gritos de niños a lo lejos cuando regresa a su auto para buscar otro rifle.
La primera ministra Jacinda Ardern dijo que los atentados representaron “un acto de violencia extraordinario y sin precedentes” y reconoció que muchas de las víctimas pueden ser migrantes y refugiados. Además de los muertos, dijo que más de 20 personas resultaron heridas de gravedad.
“Está claro que esto sólo puede describirse como un ataque terrorista”, dijo Ardern.
La policía detuvo a tres hombres y una mujer después de los tiroteos, que conmocionaron a todo el país, de unos 5 millones de habitantes.
Uno de los sospechosos fue acusado más tarde de asesinato.
Aunque no había razón para creer que hubiera más sospechosos, Ardern dijo que el nivel de amenaza a la seguridad nacional fue elevado al segundo nivel más alto.
El hombre que reivindicó los atentados dijo en un manifiesto antiinmigrante de 74 páginas que es un australiano blanco de 28 años que vino a Nueva Zelanda sólo para planear y preparar el ataque.
El primer ministro australiano, Scott Morrison, confirmó que una de las cuatro personas arrestadas era un ciudadano australiano.
El jefe de policía confirmó que un hombre había sido acusado de asesinato. No mencionó a los otros tres sospechosos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina