Austral: Peritos advirtieron que uso correcto del piloto automático hubiese podido evitar el accidente

Miércoles 19 de junio de 2019 | 08:00hs.
El grupo de familiares asiste a las jornadas de juicio y se dan fuerzas para seguir adelante con el reclamo de justicia.
El debate sobre el uso del piloto automático estuvo ayer en el centro de la escena del juicio oral que investiga los motivos de la caída de un avión de Austral
ocurrido hace 22 años, porque según la mayoría de los peritos “fue desacertada la decisión del copiloto de desconectar el comando del piloto automático que podría haber evitado la tragedia”.

La décima jornada del juicio oral se desarrolló ayer entre las 13 y las 16 horas en la sala Amia del edificio de los tribunales federales de Comodoro Py y estuvo enfocada a dilucidar los motivos por los cuales el copiloto de ese avión Horacio Núñez decidió desconectar el comando del piloto automático, que como su nombre lo indica, ayuda a manejar la aeronave en algunos tramos del vuelo.

Según explicaron ayer los peritos de parte y de la fiscalía “fue errada la decisión del copiloto de desconectar el piloto automático porque en las circunstancias en las que se encontraba ese vuelo en medio de una tormenta y con dificultades de comunicación, agregó estrés a la cabina y aceleró la pérdida del control del vuelo”.

Los peritos contratados por las defensas de algunos imputados insistieron ayer ante el tribunal en que la decisión del copiloto de desconectar el piloto automático y extender los ´slats´ - que son sustentadores de vuelo que se ubican en las alas del avión- fueron parte esencial de las causas que produjeron la caída de la aeronave.

“No debieron desconectar el piloto automático, solamente debían cambiar el modo altitud de ese comando para evitar que el avión siga perdiendo potencia y bajar la nariz del avión para hacer un descenso sin riesgos” explicaron ayer los peritos de parte aportados por las defensas. 

Los familiares de las victimas que siguen personalmente la instancia del juicio oral se muestran molestos cuando los peritos de partes explican la caída del avión como consecuencia de errores humanos del piloto y el copiloto. “A casi 22 años de aquella masacre humana es cruel escuchar a los peritos diciendo livianamente debieron hacer esto o lo otro. Ellos no estuvieron en esa cabina en el medio de una tormenta y con las fallas que sabemos que tenía ese avión. Solamente los comandantes de ese vuelo saben por qué lo hicieron. No quisieron suicidarse. Los mató la corrupción, la falta de controles aeronáuticos y una empresa aérea que no
priorizó la seguridad de la gente” señaló a El Territorio, Regina Amouraben, viuda de Raúl Kohen uno de los pasajeros de aquel avión.

Regina forma parte del grupo de familiares de las 74 víctimas fatales de aquel vuelo que partió del aeropuerto de Posadas el 10 de octubre de 1997 con destino a Buenos Aires y que por causas que ahora intenta dilucidar la justicia federal, terminó estrellado sobre el suelo de Fray Bentos en Uruguay. El grupo de familiares asiste a las jornadas de juicio y se dan fuerzas para seguir adelante con el reclamo de justicia. “Esta causa tiene vida propia. Estamos tristemente acostumbrados al
maltrato judicial y por eso no nos llama la atención esta evidente postura de la mayoría de los peritos en querer cargar sobre el piloto y el copiloto las razones de la muerte de 74 personas. Pero la verdad tarde o temprano saldrá a la luz porque no se puede tapar el sol con las manos”, señaló la viuda, que conserva entre sus afectos las cartas que le escribieron los pacientes posadeños a quien su marido oculista operó los ojos, en aquel viaje que luego lo llevó a la muerte.

A las 16 horas el presidente del tribunal, el juez federal Daniel Obligado decidió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 25 de junio a las 9.30 horas. Los imputados se retiraron de la sala de debate acompañados por sus abogados defensores. Se cruzan con los familiares en cada jornada de debate pero no los miran a los ojos y se sientan de frente al tribunal y de espaldas a los familiares. La mayoría de los imputados tiene más de 60 años. Son retirados de la Fuerza Aérea Argentina y ex gerentes de la firma Austral que hace 22 años volaba los cielos argentinos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina