Anticipo de temporada

Sábado 17 de agosto de 2019 | 07:00hs.
Trayendo consigo los aires de pimavera, la costa se vistió de juventud, calor y color ayer por la tarde con la prueba piloto de la Estudiantina. Padres, compañeros, hermanos, abuelas, amigos y curiosos se agruparon a los costados de la calle para observar cada paso de los protagonistas: alumnos de 20 establecimientos que desfilaron con todo el power, sin revelar los temas, vestuario ni sorpresas que preparan para la gran fiesta del 27 y 28 de septiembre.
De cara al sol, los jóvenes disfrutaron de una ideal jornada en la Costanera posadeña con una leve brisa que daba algo de respiro ante el abrasador sol.
Más allá del maquillaje y el uniforme, protector solar y agua fueron los ítems necesarios para que la prueba fuera exitosa.
Al compás de bombos y cajitas, una vez más la Estudiantina dio clases de trabajo en equipo, liderazgo y compañerismo. Mientras se veían unas muy noveles caras que se estrenan en la adolescencia y en la fiesta, aquellas que ya tienen un poco más de experiencia, estuvieron constantemente ahí, apuntalando. Tanto en el cuerpo de baile como en la banda de música.
La arenga, que se instaló en forma de alaridos constantes, si bien pueden opacar por momentos la música y el color, es un notorio grito de descarga, catártico, que a la vez recuerda a los transeúntes “estamos acá”.
Los stands de jugos naturales fueron asertivos, al igual que las mamás que, si bien disfrutaron el despliegue con gafas, celular y termolar en mano, no descuidaron la hidratación de los chicos, ante temperaturas que llegaron a los 30º.
Otros integrantes de la familia y compañeros de colegio también hicieron el aguante. Teresa Monnin, por ejemplo, se tomó el tiempo de llegar desde Candelaria hasta la capital provincial para observar el espectáculo que dieron en especial las chicas del Roque González, grupo en el que se encuentra su pequeña nieta Juliana Meza. La abuela es asidua espectadora de la Estudiantina, siempre que sus nietos se presenten en ella, y como no podrá estar en la gran fiesta, decidió ser parte de esta primera prueba piloto.
Los raros peinados nuevos fueron nuevamente una de los atractivos que llevaron los chicos de las bandas de música, para hacerse notar de lejos y el samba, que ejecutó la Comercio 18 (como el Santa Catalina y Verbo Divino), fue el toque que cubrió con más aires festivos y calurosos la tarde del viernes.
Desde el mediodía hasta pasadas las 20, el paseo costero se vio abarrotado de energía juvenil que no sólo se mantuvo sobre la pista, sino en todos los alrededores y que se expande a todos los hogares posadeños.
Por ejemplo, Fabiana, mamá de Lucila y Fiorella, contó que las chicas están súper felices y animadas por su participación en el cuerpo de baile del Instituto San Alberto Magno y que coparon con ese espíritu al resto de la familia.
Ahora, para calmar las ansias, los estudiantes seguirán con ensayos semanalmente y hasta la segunda prueba piloto, que será el miércoles 11 de septiembre. En tanto, el desfile en sí será el viernes 27 y sábado 28 de septiembre y el viernes 11 y el sábado 12 de octubre.
Luego, vendrá el turno del Show de Scolas en el anfiteatro.
Los colegios que participaron, por orden de desfile ayer, fueron: Epet N° 1, Jesús Niño, Santa Catalina, Janssen, Bachillerato Humanista, Roque González, San Alberto, Comercio N° 18, Normal Mixta, Pedro Goyena, Comercio N° 6, Madre de la Misericordia, Virgen de Itatí, Verbo Divino, Santa María, BOP N° 1, Martín de Moussy, Inmaculada Concepción, Normal N° 10 y San Basilio.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina