Alta tensión

Domingo 13 de enero de 2019
Alta tensión es el título elegido en España de una de las tantas películas de la conocida saga 007 de James Bond. Los aficionados a esta serie recordarán que en países como la Argentina se la denominó Su nombre es peligro. Como en cada misión de este agente secreto, hay acciones por doquier y genera entretenimiento al espectador. La batalla entre el bien y el mal siempre registró alta audiencia y cada tanto los gobiernos suelen apelar al miedo o a la sensación de inseguridad para cobrar protagonismo. Es lo que sucedió esta semana en el país. Como vienen haciendo desde hace tiempo, desde el gobierno conducido por el presidente Mauricio Macri el tema económico es de lo último que quieren hablar. Por eso intentan, y muchos medios lo hicieron, instalar como agenda central el tema de la inseguridad.
Como respuesta, desde la administración nacional se brindan elementos para el debate del verano, desde reinstalar la idea de la expulsión de extranjeros que delinquen o con causas judiciales en el país, a la compra de pistolas Taser para las fuerzas de seguridad, como impulsa la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Para poner a discutir a la familia, propuso bajar la edad penal para los delitos graves de 16 a 15 años. Lo cierto es que las tres propuestas no tienen nada de novedosas. Macri, siendo jefe porteño, había propuesto dotar de pistolas eléctricas a la Policía de Buenos Aires, y como se indicó, la idea de bajar la edad para meter a jóvenes en prisión es un debate recurrente que ahora viene con un proyecto oficial mediante un nuevo Régimen Penal Juvenil, a ser enviado al Congreso.
En cuanto a la expulsión de extranjeros, representa un capítulo más, que a su vez deberá resolver la Corte Suprema. Según el índice del Ministerio de Seguridad, en el país se registró en 2017 una tasa de 5,2 homicidios cada 100.000 habitantes; esto representó un 13% menos que en 2016. Con estos números el país tiene la segunda estadística más baja de Latinoamérica después de Chile (3,5), Ecuador (5,8) y Bolivia (6,4). Es verdad que el tema de inseguridad no es para relajarse, pero llamativamente la Argentina en este tema no es uno de los peores países.

Otras prioridades
No está mal ocuparse de la inseguridad, aunque tampoco el Gobierno puede desatender otras prioridades de urgencia, como empezar a resolver la economía, que fue la peor de la última década. Se piden esfuerzos mayores para contener los efectos inflacionarios y desde las entidades reclaman bajar las tasas de interés, que promedian en un 60 por ciento. Esta semana, de nuevo, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) dejó en claro que el sistema financiero está matando a las pequeñas y medianas empresas. En un informe oficial, señaló que en los últimos tres años los bancos ganaron más de 300.000 millones de pesos y en contraposición, cerraron miles de pymes. Por tal razón, en esta oportunidad solicitaron una transferencia del sistema financiero al productivo a través de tasas diferenciales para las micro, pequeñas y medianas empresas, quita de comisiones por depósitos en efectivo y medidas que incentiven a las pequeñas y medianas empresas, que recordaron sostienen el 70 por ciento del empleo en el país.
Los efectos del actual modelo económico del país se reflejan en diversos sectores y los resultados son devastadores. Por caso, esta semana se conoció que la capacidad instalada volvió a anotar una contracción en noviembre, al caer 5,9 puntos porcentuales. Aún más alto en la comparación interanual a ubicarse en el 63,3%, según informe oficial del Indec. La caída de noviembre confirma a su vez el impacto de la recesión, que se profundizó en el último trimestre del año.

Los pronósticos sobre la Argentina
La economía de la Argentina se contraerá este año un 1,7 por ciento por el efecto de la consolidación fiscal, la pérdida de empleo, la crisis cambiaria y la caída de la demanda y las inversiones. Es lo que sostienen sobre el país desde el Banco Mundial, al analizar las perspectivas mundiales.
El organismo internacional advierte que esta nueva falta de crecimiento de la Argentina supone una moderación de la recesión cuando se compara con el 2,8% en 2018. Medios internacionales dieron a conocer que ello representa una drástica rebaja de 3,5 puntos respecto de la previsión de hace seis meses. De esta manera, el país conducido por Cambiemos es uno de los pocos, además de Venezuela, que no registrará crecimiento. Por caso, en la región, Brasil que estrenó gobierno, según las proyecciones tendría un crecimiento del 2,2 por ciento, similar a México. Un crecimiento aún mayor tendrán Chile y Perú, con un 3,5% y un 3,8%, respectivamente, en 2019. Lo llamativo es que el Banco Mundial esta vez no sólo advierte que la ralentización económica atenta con aquel anhelado reparto de prosperidad, sino que además pide destinar recursos al capital humano. Insta a diseñar políticas fiscales y sociales para equilibrar la delicada situación. Del tal escenario tendrán menos para ocuparse países como China, con un crecimiento promedio del 6 por ciento, y hasta países de África subsahariana, con crecimientos cercanos o superiores a 2 puntos, como Nigeria o Angola.

Supertarifas
Así como el Gobierno intenta instalar la inseguridad como centro de debate, la discusión y el malestar de los ciudadanos en general pasa por otro lado. Puntualmente, la suba imparable de los servicios tiene en vilo a la sociedad y es sobre este tema donde se genera alta tensión. Esta semana se concretó en todo el país una fuerte protesta callejera, incluida una marcha de antorchas al Congreso nacional en protesta por los últimos ajustes dispuestos por el Gobierno sobre las tarifas de servicios públicos. El reclamo fue impulsado por referentes del Frente Sindical por el Modelo Nacional (espacio distante de la CGT), la CTA y Camioneros, que anunciaron se repetirán cada jueves de este mes y podría desembocar en un nuevo paro nacional de actividades entre marzo y abril.
Los tarifazos anunciados por la Nación, entre lo que se encuentra un 55 por ciento para la luz y un 40 por ciento para el transporte de pasajeros, sumados a los diversos aumentos que vuelven a notarse, como el del gas, entre otros, generan gran impacto en el bolsillo de los asalariados. Durante la gestión del presidente Macri, en especial desde inicios de 2016 hasta los últimos anuncios realizados para este año -según estimaciones privadas-, los incrementos acumulados en promedio se elevaron en 3.624% en energía eléctrica, 2.401% en gas natural y 1.025% en agua potable de red. Un trabajo realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda da cuenta además de que en materia de transporte se registraron aumentos de 1.118% en peajes, 601% en el boleto del tren y 494% entre otros.
Las subas de estos servicios está generando una fuerte reacción en todo el país y eso que por caso, las boletas de luz aún no llegaron con los incrementos. Los usuarios cada vez más empobrecidos tienen a su vez menos margen para pagar estos servicios. Esto último fue planteado por el presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas (Face), José Bernardo Álvarez. Desde esa entidad, afirmaron en Buenos Aires que la gente ya no puede pagar las boletas y tampoco las 240 cooperativas repartidas en el país están en condiciones de seguir financiado a los socios o haciendo frente a la compra de energía a un precio impagable. Por tal razón, al sostener que las entidades llegaron a una situación límite, pidieron al Gobierno de Cambiemos frenar el tarifazo anunciado para los próximos meses. Es de prever que cuando baje la espuma con las operaciones oficiales por los temas de inseguridad, el clima social se enrarezca por los reclamos por los tarifazos.

Misiones consiguió regalías
En medio de la resistencia a los nuevos aumentos anunciados desde la Nación, se conoció esta semana una resolución que terminó beneficiando a Misiones. Un histórico reclamo, como el pedido de regalías a Yacyretá, terminó traduciéndose en hecho esta semana. De esta manera, Misiones pagará alrededor del 20% menos de forma mensual a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Ello significa unos 30 millones de dólares al año o -su equivalente- unos 1.200 millones de pesos, actualizados al valor de la cotización de la moneda norteamericana. La factura de Cammesa de noviembre, cuyo pago vence este mes, ya establece este descuento del que dispondrá desde ahora la provincia.
La regalía es un derecho establecido por ley a favor de la Provincia, pero al pagarse en efectivo llegaba a cuentagotas y con importantes atrasos. Para revertir esta situación, desde la renovación, a pedido del diputado Carlos Rovira, se impulsaron diversas gestiones, para que estas regalías volvieran en energía. Estas negociaciones que comenzaron a profundizarse el año pasado dieron sus frutos y ahora se consiguió este beneficio para los misioneros. Apenas conocida la información se comenzaron a especular los destinos que tendría esa regalía; incluidos integrantes de Cambiemos especulando que se podría bajar el costo de la energía que justamente el gobierno nacional viene incrementando hasta alcanzar los aumentos acumulados en el ya citado 3.624% en energía eléctrica en la era Macri.
Pudo saberse que desde la Provincia dejaron en claro que no existe la posibilidad de bajar el precio de la luz ya vigente, pero resaltaron que la regalía representa un beneficio muy importante y que ello servirá para reducir o suavizar los aumentos de electricidad que se vienen para este año y que fuera dispuesto por la Nación. Para entender en números la evolución del costo de energía, Misiones pasó de comprar energía a Cammesa en el 2015 por 18 millones de dólares al año a 140 millones de dólares en el 2018. Como se indicó, ello es producto de los siete aumentos mayorista, sumados a la dolarización y devaluación.
En el período citado, es decir en los últimos tres años, el dólar pasó de costar 13 pesos a promediar 40 pesos, lo que también representa una suba del 300% en pesos. Todos estos aumentos no se trasladaron en forma directa a los usuarios de Misiones, que podrían haber pagado hasta seis veces más cara la energía. Desde el Gobierno recordaron que para evitar transferir todas las subas, Emsa se hizo cargo en parte de estos aumentos con aporte de la recaudación del gobierno provincial. Esta intervención permitió, según datos del Ministerio de Energía de la Nación -que comparó en todo el país-, que los misioneros paguen una de la tarifas más bajas. Además, en cuanto al Valor Agregado de Distribución, más conocido como VAD en Misiones, se sitúa entre las cinco distribuidoras con menos costos de la Argentina. Se explicó que absorber parte de estos fuertes aumentos de la energía de parte del gobierno provincial, sumado al anunciado incremento salarial del orden del 23 por ciento, no hubiera sido posible en una administración desordenada.
De allí que se destacó que mediante las cuentas públicas bien administradas y con austeridad, se pudo asistir y afrontar los subsidios eliminados por Nación en energía, colectivos y esta semana también en la interzafra, además de estar al día con el pago de sueldos, bonos y aguinaldos. Todo esto sin endeudarse, lo que llama la atención en el ámbito político partidario, como a los precandidatos presidenciales, que se reúnen con referentes del frente renovador buscando un aliado en la estrategia nacional.

Lo que viene
Pudo saberse además que el gobernador Passalacqua tiene previsto impulsar durante este año numerosos proyectos de asistencia a los pequeños productores agrarios de Misiones. En principio, en toda la provincia se instalarían unas diez estaciones meteorológicas para aportar datos al productor sobre el comportamiento del clima, ya sean heladas, tormentas o sequía. A su vez, se invertirá en la adquisición de camiones recolectores de envases vacíos de agroquímicos, cuya disposición final se concretará en plantas de reciclaje.
En forma paralela, el pequeño productor podrá contar con información actualizada sobre avances productivos, proporcionado por alumnos y docentes de escuelas agrarias. En el mismo sentido, se pudo saber que se promoverá un plan de tecnología aplicada a las granjas porcinas y naves de cría de aves. La otra novedad que estaría por aplicarse es la incubación de cooperativas de venta para aquellas localidades aisladas y que necesiten ubicar la producción en el mercado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina