Alerta por picadas de motos sobre ruta nacional 14

Lunes 21 de octubre de 2019 | 01:00hs.
Piden más controles en la zona aledaña al Parque de las Naciones en Oberá. | Foto: Luciano Ferreyra
Los vecinos dicen que ya no saben ante quién reclamar. Que de noche no duermen por el rugir de los motores y que en cualquier momento habrá que lamentar otra tragedia en la ruta nacional 14, escenario diario de picadas de motos.

El descontrol es tal que en la noche del viernes se registraron dos siniestros viales en distintos tramos de la arteria, dejando un saldo de cinco motociclistas lesionados.
El primero ocurrió en el kilómetro 870, altura Guaraní, cuando una motocicleta 110cc colisionó contra otra de 150cc. Minutos más tardes, sobre el kilómetro 878, un Fiat Uno impactó con una motocicleta 150cc.

Los ocupantes de las tres motocicletas, un total de cinco personas mayores, resultaron con lesiones de diversa consideraron y fueron trasladados al hospital Samic para las curaciones de rigor.

Si bien las circunstancias de los hechos están siendo investigadas, vecinos de la zona especularon que podría haber sido consecuencia de picadas clandestinas. 
“La Policía y los inspectores municipales hacen controles en el centro y en horarios pico, pero de madrugada es tierra de nadie. No se puede dormir por las picadas, las explosiones de los motores, las frenadas”, alertó una vecina de avenida Italia, casi ruta 14.

La misma situación padecen los habitantes de los barrios aledaños al Parque de las Naciones. Los controles son esporádicos y surgen siempre a partir de algún accidente grave, pero luego se diluyen y los irresponsables vuelven a las andadas, poniendo en riesgo sus vidas y las de terceros.  

El epicentro de las carreras clandestinas se concentra en el corredor de la ruta nacional 14, desde el Cruce Karaben al Parque de las Naciones. 
“Cuando empezamos a escuchar los tiros de los escapes ya sabemos que están llegando para las picadas. Se juntan jovencitos y a veces corren de a dos arriba de las motos”, comentó un vecino.

Los testimonios se multiplican, siempre haciendo foco en la falta de controles. 

“Yo me cansé de llamar al 101 y nunca vienen. Me llegaron a decir que circule con cuidado nomás, porque ellos no pueden hacer nada. Parece que están esperando que mueran más personas para hacer algo”, opinó otra vecina. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina