Alem y Capioví se aprestan a vivir la Navidad junto al verde misionero

Martes 4 de diciembre de 2018 | 19:00hs.
De a poco se acerca una época muy emotiva en la que la Navidad es el centro de toda la atención.

En Misiones las fiestas comienzan temprano. Llegar a Alem y a Capioví en diciembre es como adentrarse al corazón de la Navidad, ya que hace unos años ambas ciudades decidieron reconvertirse turísticamente decorando sus calles y realizando desfiles y shows para toda la familia. Se visten de gala para recibir a una festividad que año a año mueve a miles de personas, tanto locales como turistas. Visitarlas es una aventura que no tiene desperdicio.

En Alem, la Fiesta Nacional de la Navidad del Litoral es la convocante, pero la ciudad ofrece lugares y edificios que reflejan la historia de la llegada de sus primeros pobladores en 1904, paseos para redescubrir el pasado y meterse de lleno en la rica herencia cultural de los inmigrantes. La Fiesta de la Navidad comenzó a celebrarse en diciembre de 1995 y fue creciendo cada año mediante esfuerzos compartidos de toda una comunidad.

Este año la ciudad vibrará a lo largo de dos fines de semana. El primero, del viernes 7 al domingo 9, el predio tendrá entrada gratuita en el primer y tercer día, mientras que el sábado 8, noche en que actuará Patricia Sosa, los ingresos costarán 150 pesos. Para el segundo fin de semana se repetirá el esquema.
Las actividades se desarrollarán en el predio de avenida Libertador 598, de la Capital de la Alegría.

Circuito turísticos
Al llegar a Alem, la Navidad se siente en el aire, pero además de presenciar el desfile y conocer el predio donde se encuentran las artesanías, se puede conocer los demás atractivos de la ciudad. Desde la Municipalidad local ofrecen un recorrido por distintos monumentos entre los que se encuentra el realizado a la Biblia, en la plazoleta que lleva ese nombre siendo único en su tipo al momento de construirse en 1976, cuando la ciudad conmemoraba sus 50 años de la imposición de su nombre.

Esta particular esfera que representa al planeta está asentada sobre tres pilares. Sobre esto se levanta un gran arco que representa al arcoíris y que según la creencia cristiana es el pacto de Dios para con los hombres de no volver a mandar un diluvio.

En este paseo se puede ver el templo de la iglesia Río de la Plata, quizás la primera congregación en llegar a la ciudad y ya en su templo de principios de siglo pasado en Bonpland era quien dejaba registrado los nacimientos de la ex Colonia Mecking, como se conoció a la zona hasta 1926.

El edificio de la Escuela Normal 1, declarado en 2012 como monumento por la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, es un diseño de los arquitectos Soto y Rivarola, que emularon un edificio de la India casi exactamente igual con sistemas de aberturas por la luz y el aire únicos en su tipo cuando lo inauguraron el 24 de mayo de 1964. El paso del tiempo se puede ver en el museo histórico de la municipalidad de Alem, ubicado en el edificio antiguo de la misma alberga máquinas, mobiliarios y documentos de los inicios del municipio en la década del 30 y sus formas de confeccionarlos y en el mismo edificio funcionará hasta finales de diciembre una muestra pictórica. A escasos 100 metros se erige el nuevo y moderno edificio municipal dentro del Centro Cívico donde “custodia” la entrada una estatua de Andrés Guacurarí esculpida por el artista Alberto Mathot. En el barrio Belgrano, el Museo Faryluk es un atractivo muy visitado donde se exhiben carruajes y automóviles antiguos procedentes de distintas provincias argentinas que fueron restaurados en el taller del propietario. Entre las piezas figuran tres Ford T de 1923 a 1927; un Ford A 1928, un Chevrolet Voiturete 1931; un Graham Page Cabriolet 1930, un Cadillac, una porta-coronas tallado en madera de cedro y tirado por caballos, todo en la calle 9 de Julio de lunes a viernes de 8 a 18.

Para quienes decidan quedarse unos días más después de la fiesta navideña, Alem cuenta con 260 plazas hoteleras de diversas categorías que por su variedad se puede ofrecer según las necesidades y gustos del visitante. Según datos de la Dirección de Turismo local, durante las semanas de la Fiesta Nacional de la Navidad se tiene una ocupación hotelera del 100 por ciento en la totalidad de los días y “se resalta el derrame en las localidades vecinas que se ven beneficiadas, también con alta ocupación gracias a este evento que beneficia con su movimiento turístico a toda la economía regional en los más diversos rubros, especialmente por supuesto en los servicios que se ofrece al turista como lo son también restaurantes, actividades recreativas, ventas de regalos y artesanías”, señaló la titular de esta área, Romina Thoux.

Capioví, vestida de gala
El evento Navidad en Capioví se fue gestando con el correr de los años y actualmente ofrece varias actividades artísticas, patios de comida, exposición permanente de artesanías, feria de emprendedores y cada año renueva sus adornos navideños.

Los adornos son construidos con material descartable, iniciativa que llegó como una forma de reciclado de botellas y se quedó para siempre, dándole a la ciudad de Capioví una presencia impensada en las redes sociales de todo el mundo y en los programas de canales de alcance nacional con mayor audiencia.

El secreto de Navidad en Capioví reside en que nunca dejó de lado la esencia de la actividad, que es el trabajo mancomunado de toda la comunidad, el voluntariado, el respeto por las diferentes creencias, el cuidado de los espacios comunes y la permanente capacitación de todos los sectores involucrados para detectar demandas y poder responder a las expectativas de los visitantes que año a año se hacen más numerosos.

Incluso se establecieron durante el año senderos y espacios de descanso pensados para disfrutar de la decoración de las calles, espacios verdes, locales comerciales y edificios públicos.

Cada fin de semana hasta fines de enero hay actividades en la plaza Los Pioneros, todas son gratuitas y la gente llega con sus sillones, el mate o el tereré y se ubica en cualquier lugar del predio para compartir el espíritu navideño y deleitarse con el arte que despliegan Úrsula Kleiner y Martita Werle, mentoras y caras visibles de la decoración de fin de año.

Cada institución local pone su granito de arena en la Navidad en Capioví, muestra que comparten y exhiben con orgullo.

Capioví está ubicada a 100 kilómetros de Posadas sobre la ruta nacional 12, se puede llegar en auto o en colectivo. La Terminal de Ómnibus está en pleno centro, sobre la misma ruta y en un lugar estratégico, ya que desde ahí se puede llegar a pie al Parque Natural Salto Capioví, que está a 500 metros de distancia.

El salto Capioví es otro de los atractivos de la ciudad. Tiene camping, restaurante que ofrece comidas típicas, parrillas, quinchos, sanitarios, un escenario con anfiteatro natural que alberga eventos todo el año y senderos naturales.

Para los aficionados a la astronomía, la localidad cuenta con un el observatorio astronómico AstroCap, ubicado en el Parque de la Ciudad que tiene una sala de conferencias, telescopios propios y una cúpula corrediza para observaciones nocturnas. Los amantes de la historia, a su vez, tienen la oportunidad de conocer el Museo de la Inmigración La Casa de los Abuelos, donde encontrarán objetos, indumentaria, documentos, herramientas y muebles que trajeron los inmigrantes cuando colonizaron estas tierras.

Si prefieren las actividades al aire libre, hay varias ofertas de pesque y pague, granjas de ecoturismo, camping y balnearios, también se puede recorrer el Parque de la Ciudad, la Costanera a la orillas del arroyo Capioví, los senderos de las calles céntricas y hacer largas caminatas por diferentes circuitos urbanos.

En la noche del sábado se dio inicio a una nueva edición de Navidad en Capioví con su decoración alegórica y las veladas navideñas. Luego del saludo y del rezo del Padrenuestro de la Paz hubo una invocación religiosa a cargo del sacerdote católico y del pastor evangélico.

La coreografía de apertura estuvo a cargo de la Escuela de Danzas Sumampa, de la profesora Alejandra Castillo, para avanzar con el encendido tradicional del árbol de Navidad y las luces de la plaza Los Pioneros.

El domingo, en tanto, actuaron el Coro Cantoral Puerto Rico, Escuela de Danzas de la profesora Mariana Aratto, Grupo Servidores del Señor y desde Aristóbulo del Valle arribaron los integrantes del Ballet Ucraniano Roksolana para cerrar la jornada.

Todos los fines de semana habrá exposición artesanal y patio de comidas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina