Al amor, anillos y arroz

Sábado 15 de febrero de 2020 | 07:00hs.
“Una fecha especial, que nunca se nos olvide, que esté siempre recordándonos nuestro sueño de ser felices”, explicó Yamila Antúnez sobre la decisión de casarse el Día de San Valentín. El novio, Ismael Vera, asintió: “Queremos que todo sea perfecto”. 
La pareja fue una de las catorce que dieron el sí en el día más romántico del año en esta capital. Ayer, en toda Misiones, los registros civiles celebraron 90 ceremonias.
También, en la Sala Única de Matrimonios, ubicada en Trincheras de San José 2385, Marina Bogado (59) y Andrés Pereyra (70) se casaron en medio de la emoción de sus familias.
Fueron novios por cinco años. Él venía de un divorcio y ella había enviudado, “nos conocimos y todo mejoró, es algo lindo lo que nos pasa. La familia nos apoya porque nos quieren y nos ven felices y están contentos como nosotros. Nos casamos porque no hay edad para estar enamorados. Y yo soy novelera, me gusta todo lo romántico”, expresó Marina. En tanto, Andrés indicó: “Nos casamos también porque, aunque seamos grandes, tenemos sueños y proyectos, tenemos planes”.          
Desde el Registro Provincial de las Personas detallaron que la jornada se desarrolló “con normalidad y en tiempo y forma”. Además, se explicó que la mitad correspondieron a matrimonios de parejas jóvenes y la otra mitad a parejas en segundas nupcias o con largas convivencias. 
Mirta Jara, jefa de la Sala Única de Matrimonios turno mañana, reflexionó: “El Día de los Enamorados es una fecha en que siempre hay muchas bodas, ver que tanto jóvenes como gente de más edad se casa es algo muy lindo. Y me parece que está bueno dar un marco jurídico a ese sentimiento, porque este marco dará seguridad y hará más sencilla las gestiones y trámites a los cónyuges, es un muy paso importante”.
Eldorado fue otra de las localidades que celebró el amor con marcha nupcial. Por la mañana, Julio Barchuk  (42) y Maira Da Silva (26) acudieron al registro civil. Allí contaron que su historia juntos nació por una equivocación en el uso de la tecnología. “Un día me llega un mensaje por error de Maira, y empezamos a hablar, así nos conocimos, de eso hace ya nueve años”, relató Barchuk. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina