Agente federal le disparó al conductor del patrullero que lo llevaba borracho

Sábado 8 de julio de 2017
Un agente de la policía de Jujuy fue gravemente herido de un tiro en la cabeza efectuado por un efectivo de la Policía Federal adentro de la patrulla en la que era llevado en estado de ebriedad junto a un compañero comisario. Los afectivos de la fuerza nacional habían sido interceptados en un control vehicular desplegado en la zona sur de la capital provincial, luego de protagonizar un siniestro vial.
Fuentes policiales informaron que el hecho se registró ayer alrededor de las 6 de la mañana sobre la ruta 9, a la altura del barrio Sargento Cabral de la capital jujeña, cuando efectivos de seguridad vial de la policía provincial realizaban controles rutinarios en el lugar.
En esas circunstancias, un auto Peugeot 208 chocó a un móvil policial, por lo que sus dos ocupantes, ambos pertenecientes a la Policía Federal - uno con el rango de comisario - fueron demorados para ser sometidos al control de alcoholemia de rigor y trasladados a la seccional 62 del mismo barrio.

Sin requisa
Según informaron los medios locales, en la dependencia policial los efectivos demorados, identificados como Alejandro Mora y  Julio Bravo, no habían sido requisados ni esposados y luego de determinar que estos se encontraban en estado de ebriedad, nuevamente iban a ser trasladados, primero a un centro asistencial y luego a la Jefatura Policial.
El ministro de Seguridad de Jujuy, Ekel Meyer, detalló que se estableció que el policía que había protagonizado el choque "tenía más de 2,4 gramos de alcohol en sangre". Cabe aclarar que el máximo permitido por la Ley Nacional de Tránsito es de 0.5 gramos, por lo que estaba excedido casi cinco veces más de esa marca.
Consultado al respecto, el jefe de la Policía de Jujuy, Guillermo Corro, contó que "en el trayecto, cuando en la parte de atrás del móvil se trasladaba a esas dos personas, una de ellas, en un confuso episodio, con un arma de fuego realizó un disparo que impactó a la altura de la cabeza del chofer del patrullero”."Una vez que se efectúa el disparo dentro del móvil, los dos policías, incluso el que está baleado, se bajan y lo reducen", explicó Meyer.
El violento episodio se registró, según un testigo ocasional que manejaba una Volkwagen Surán detrás del patrullero, frente a un semáforo en rojo y luego de un forcejeo. Fuentes policiales añadieron que se habrían disparado al menos tres proyectiles más que  también dañaron la Surán.
En tanto el herido, identificado como Moisés Lima, se desvaneció y fue trasladado en grave estado al hospital Pablo Soria, donde fue sometido a una intervención quirúrgica debido a que el proyectil que lo impactó le ingresó por el cuello y llegó hasta el maxilar. Hasta ayer a la noche permanecía en grave estado.
Las fuentes identificaron al   Alejandro Mora,  como el acusado de efectuar el disparo, y el comisario Julio Bravo, quienes quedaron a disposición de la Justicia local.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina