Acampe revela el drama de conseguir banco a la mañana

Martes 19 de noviembre de 2019
Acamparon del viernes al lunes fuera del Neni 2026. | Foto: Sofía Schiavoni
Llega noviembre y la demanda para obtener un lugar en el turno mañana de la sala de 4 se vuelve incontenible. Esta situación se replica cada año con mayor intensidad en varios Núcleos Educativos de Nivel Inicial (Neni) de la provincia, el nivel que más creció desde el 2015.
Entre el viernes a la noche y ayer a la mañana se vivió un drama en la vereda del Neni 2026 de Itaembé Miní, donde los familiares de los niños acamparon para conseguir un banco. Está circuntancia llevó a poner sobre la mesa el tema que va ganando espacio en la comunidad.
El Territorio dialogó al respecto con Nancy Jara, directora de Nivel Inicial del Consejo General de Educación (CGE), quien explicó: “La creación de nuevos Neni no sería una solución y le estaríamos pasando el problema a la primaria, porque después esos mismos alumnos pasan a primer grado de la escuela que corresponda en el turno mañana”.
“Lo que nos pasa a nosotros en algunas localidades y barrios como en este caso Itaembé Miní, es que los papás quieren el turno mañana. El tema es que siempre tienen prioridad los que ya vienen de sala de 3 y después se abre a la comunidad a los que no hicieron ese nivel”, detalló.
Asimismo, la funcionaria reconoció que “seguramente se va a tener que repensar cómo hacer, lo mismo sucede en las públicas de gestión privada, hay cierto cupo que se tiene que respetar y lastimosamente hay que buscar otra escuela si ya no se inscribió”.
Sin embargo, explicó que la demanda va en correlación con el perfil de cada barrio, teniendo en cuenta que en algunos más nuevos hay familias con hijos chicos, donde se da el mayor flujo de aspirantes a un banco, y en otros, -como ejemplificó con Santa Rita- cada vez la población es más longeva y por lo tanto hay más vacantes en los Neni de la zona.

Neni 2026
Las veredas de la Escuela Provincial 826, donde funciona en el Neni 2026, se convirtieron este fin de semana en un campamento. Lo que empezó con una fila de dos o tres personas, rápidamente se convirtió en un acampe de padres, abuelos, tíos y familiares que se apostaron en el lugar para conseguir un banco en sala de 4.
El problema fue que todos preferían el turno mañana, en el que solo quedaban seis vacantes. La situación se agravó teniendo en cuenta las altas temperaturas que se registraron el fin de semana.
“Estuvimos haciendo fila desde el viernes para anotar a mi nieto, los papás no pueden venir porque trabajan temprano, así que nos turnamos con mi esposo, él a la noche y yo de día. Fue un campamento, la gente empezó a poner carpas por el calor”, relató en Nora Aranda en diálogo con Radioactiva.
Nora tiene otros nietos y aseguró que esto ya sucedió otras veces, pero que “este año fue el peor, los anteriores hacíamos fila la madrugada para anotar al chico a la mañana. Esta vez empezamos viernes”.
Cuando llegó la información a la Dirección de Nivel Inicial, rápidamente la supervisora del área acudió al lugar y junto con la directora de la institución entregaron números por orden de llegada, y así se estabilizó la situación.
Si bien se logró ubicar a todos, solo seis ingresaron al turno mañana y el resto quedó anotado a la tarde. Existe un turno intermedio, de 11 a 14, pero es el menos requerido por las padres y en el que aún quedaron vacantes, según afirmaron.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina