Abogado de Santa Andrea lanzó duras acusaciones contra el STJ

Lunes 13 de julio de 2020
Millán Barredo puso énfasis en que una cosa es el juicio y otra la sentencia.
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

“Acá son todos del color rojo, entonces vayas donde vayas te encontrás con personas que tienen la camiseta roja y que se reúnen en la asociación de magistrados, etcétera, donde comen asado todos los del mismo equipo. Y cuando esos tipos te quieren cocinar, estás frito. Firmado: Santa Andrea. Y si tienen que violar la ley lo van a hacer, como lo hicieron con Santa Andrea. Y en algunos otros casos, si tienen que violar la ley para salvarte también lo van a hacer”, disparó el abogado Javier Millán Barredo, defensor de Alejandro “Cacho” Santa Andrea (65), respecto a la resolución del Superior Tribunal de Justicia (STJ) que denegó el recurso extraordinario federal.
En declaraciones a la prensa, el letrado cuestionó la metodología con que el máximo órgano judicial de Misiones anuló la sentencia que oportunamente benefició al conocido locutor obereño, quien el 9 de marzo del 2016 fue absuelto por el beneficio de la duda en el marco de una causa por abuso sexual en perjuicio de una nena de 8 años.
En agosto del año pasado el STJ nulificó la absolución y ordenó dictar una nueva sentencia.
Luego el defensor presentó un recurso extraordinario federal que recientemente fue rechazado, lo que generó su airado repudio público.
El profesional también cuestionó la metodología del procedimiento de Cámara Gesell en la provincia, al tiempo que aseguró: “Los perejiles necesarios para condenar rápido existen. Esto funciona así, desgraciadamente. Y como abogado tengo que bregar para no existan”.
Más allá de su condición de abogado, los dichos de Millán Barredo cobran relevancia por tratarse de un comisario mayor de la Policía de Misiones en ejercicio de sus funciones en jurisdicción de la Unidad Regional II de Oberá.

“Expresión de soberbia”
Sobre la nulidad de la absolución dictada el año pasado, el defensor de Santa Andrea mencionó que el Superior Tribunal dictó la nulidad de la sentencia, pero no del debate.
“Realmente creo que se equivocaron. Creo que tuvieron intención de que Santa Andrea tenga una nueva sentencia en el sentido que ellos indicaron. Porque la resolución del Superior Tribunal dice que ordena dictar una nueva sentencia acorde a los parámetros establecidos en esa resolución. Guarda”, remarcó.
Y agregó: “Una cosa es el juicio y otra cosa es la sentencia. El Superior Tribunal elogió el proceso oral, pero nulificó la sentencia. Entonces deja al proceso en un callejón sin salida, porque los nuevos jueces que tienen que dictar sentencia no participaron del debate, pero hay un artículo del Código que establece que se debe dictar sentencia por aquellos jueces que presenciaron el debate. El Superior Tribunal ordenó que se dicte una sentencia por jueces que no van a presenciar el debate y que lo hagan en base a los parámetros establecidos en esa resolución. Es de una arbitrariedad que no tiene lógica. Realmente no sé lo que hicieron”.
Para Millán Barredo, el panorama sería diferente si el STJ hubiera anulado el debate, por lo que la sentencia habría estado mal hecha y sería necesario hacer un nuevo juicio.
“Entonces se hace un juicio acorde a la ley y se llega a una sentencia acorde a la ley. Pero se equivocaron y entiendo que en una expresión de soberbia dijeron que dicten una nueva sentencia. O sea, el Superior Tribunal ordenó violar todas las normas y principios elementales de nuestro derecho procesal penal para que se dicte una nueva sentencia”, acusó el letrado.

Citó precedente
Con relación al recurso extraordinario federal denegado, Millán Barredo mencionó que al redactar el documento, consideró que la nulidad de la sentencia del caso Santa Andrea “es una resolución que obliga a cometer una ilegalidad, porque obliga a los nuevos jueces a dictar una sentencia en un juicio del que no participaron y, sobre todo, no en base a la sana crítica, sino en base a los considerandos de la resolución”.
“Yo te ordeno hacer una sentencia, no como vos pienses que tiene que ser la sentencia, sino con los parámetros que yo te ordeno. Creo que se equivocaron. No sé si se equivocaron, yo creo que lo hicieron desde el poder. Yo lo hago y vos cumplí, yo soy el que mando, y terminó la historia y andá a reclamar lo que quieras”, señaló ofuscado.
En tanto, citó el precedente del caso de Cristina Liliana Vázquez y a Lucía Cecilia Rojas, quienes permanecieron largos años tras las rejas por el homicidio de Ersélide Leila Dávalos, aunque el año pasado fueron absueltas por la Corte Suprema.
Al respecto, el abogado señaló: “La Corte dijo que no se puede hacer justicia violando la ley. Aunque la sentencia que ordenó el Superior Tribunal dictar fuera justa, es injusta porque es violatoria de la ley”.
Asimismo, anticipó la intención de presentar un recurso de queja ante la Corte, para lo que ya están corriendo los plazos, lo que sería la última instancia para evitar una nueva sentencia.
Según el letrado, de quedar firme la resolución del STJ, se estarían violando las garantías constitucionales de su cliente.
“No hablo de injusticia porque se cometió o no el hecho, hablo de injusticia porque lo están juzgando violando la ley y esa es una injusticia”, subrayó Millán Barredo.


Criticó el procedimiento de Gesell

En la misma entrevista, Millán Barreda apuntó contra el protocolo de Cámara Gesell en Misiones. “El testimonio tiene que ser tomado por una persona entrenada y en virtud de un método científico que yo nunca lo vi en ninguna Cámara Gesell de Misiones, y conozco muchos condenados en virtud de Cámara Gesell”, denunció.
Aseguró que existen “perejiles necesarios”, al tiempo que reclamó: “Necesitamos un poder judicial que trabaje acorde a derecho, porque si no los esclarecimientos son falsos, que pueden servir para la estadística, pero se convierten en una nueva injusticia”.
También criticó al Tribunal Penal de Oberá, donde litiga, al mencionar que condenaron a un hombre por “violación de una chica virgen”.
Millán Barredo fue más allá y dejó entrever que la Justicia seguiría lineamientos del poder político. “Si el señor feudal les dijera: ‘Chicos, vamos a hacer las cosas bien’, terminó el problema en Misiones. Siguen haciendo las cosas mal porque al señor feudal no le llegan las noticias de que se están haciendo las cosas mal”, argumentó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina