Abandonan clases particulares para ingresos a la universidad

Jueves 12 de noviembre de 2015

Con sorpresa y preocupación, varios profesores de Matemática, Física y Química de esta ciudad, aseguraron que disminuyó en un 50% la concurrencia a clases particulares para ingresos a las carreras de Genética, Farmacia, Ingeniería y Bioquímica dictadas en la Universidad Nacional de Misiones.
La merma que empezó a visualizarse hace dos semanas ocasionó que en una clase de 30 alumnos quedaran quince, lo que alarma a los educadores que asocian la disminución con las últimas modificaciones en la Ley de Educación Superior (LES), que se sancionó el miércoles 28 de octubre y ayer fue promulgada por el Gobierno Nacional y difundida en el Boletín Oficial.
La normativa promueve en el artículo 7 que “todas las personas que aprueben la educación secundaria pueden ingresar de manera libre e irrestricta a la enseñanza de grado en el nivel de educación superior” (ver: sin exámenes eliminatorios).
En referencia a esta situación, Eduardo Meris, profesor de Matemáticas, Física y Química, contó que los jóvenes habitualmente, en estas fechas, se preparan para exámenes de febrero y marzo. “Pero, desde que salió la ley quedaron muy pocos chicos de la facultad pública, siguen viniendo alumnos de las privadas de la carrera de Medicina. Lo que va a ocurrir es que el chico va ingresar el primer año y se va a encontrar con la realidad de la universidad y ahí van a empezar a venir en grupos grandes”.
La profesora María Ríos, docente en la academia que dicta clases particulares, por calle Roca casi Costanera, lamentó: “Apenas se aprobó la ley y dejaron de venir, de 18 chicos quedaron dos. Eran alumnos que estuvieron viniendo en el año”.
En esa academia, las clases de matemática tuvieron una deserción de casi el 80%, “otras veces nos pasó que los chicos no venían por la Estudiantina o los costos, pero eran unos pocos. No como ahora, que más de la mitad dejó”, expresó Ríos.

El dictado de las clases
En las clases particulares, los jóvenes resuelven ejercicios de Matemática, Química y Física, que presentan la mayor dificultad en temas de factoreo, álgebra y ecuaciones.
“En las primeras clases siempre hacemos un repaso de todos los contenidos de la escuela secundaria. Hay muchos que se olvidan o no entienden las matemáticas”, precisó Mónica Sánchez, quien hace 20 años se dedica a la enseñanza y hoy da clases para cincos alumnos que esperan ingresar a las carreras de Ingeniería Química y Civil.
“Son chicos que van a empezar en la Facultad de Exactas y  que ya se están preparando para el primer año”, destacó acerca del compromiso de los jóvenes.
La preparación del programa de ingreso para la universidad tiene un costo que ronda los mil pesos, de acuerdo a la extensión y las horas de clase. Por lo general, el plan de estudio suma 70 horas en un dictado diario que suma una o dos horas. 

Están abiertas las inscripciones
En la Facultad de Ciencias Exactas están abiertas las preinscripciones hasta el 24 de enero. Quienes deseen realizar los trámites de inscripción deben presentarse en la institución con la fotocopia del DNI y el certificado de título en trámite.
Está previsto que el cursillo de ingreso comience el 1 de febrero del 2016 y contempla una etapa de diagnóstico no eliminatoria. “En el cursillo el chico va a tener conocimiento de la carrera elegida y las estrategias de aprendizaje”, explicó Mirtha Ganduglia, secretaria académica de la Facultad de Ciencias Exactas.
El dictado de los cursillos de ingreso respetará los lineamientos pautados en el calendario académico del 2016 que se ajusta a las necesidades de cada institución de la provincia.

Sin exámenes eliminatorios

La Cámara Alta dispuso la modificación de varios artículos de la Ley 24.521 del gobierno menemista y uno de los más importantes es el 2°, donde ahora queda explicitado que “el Estado Nacional es el responsable de proveer el financiamiento, la supervisión y fiscalización de las universidades nacionales, así como la supervisión y fiscalización de las universidades privadas”. A su vez, garantiza que sean “las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires las responsables de proveer el financiamiento, la supervisión y fiscalización de los Institutos de Formación Superior de sus distritos y casa de altos estudios provinciales”. El artículo 7 promueve que “todas las personas que aprueben la educación secundaria pueden ingresar de manera libre e irrestricta a la enseñanza de grado en el nivel de educación superior”.
En una nota publicada por El Territorio, el rector de la Unam Javier Gortari explicó que los cambios en la normativa traerán mayor inclusión con la eliminación de las medidas restrictivas al ingreso, como los cursillos eliminatorios. Además, que quedará garantizada la gratuidad de la educación universitaria pública. Por su parte, Mirtha Ganduglia, secretaria académica de la Facultad de Ciencias Exactas, señaló que los cursillos de ingreso contarán con módulos y talleres, que tendrán una evaluación de diagnóstico. “Esta es una nueva forma de concebir el ingreso a la universidad, que tiene nuevas estrategias de enseñanza para la vida del estudiante. Hay un cambio en el espíritu de ingreso”, expresó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina