Las Heras, un lugar para realizar muñecos de nieve

Domingo 26 de julio de 2020
Por Sonia Benítez

Por Sonia Benítez comerciales@elterritorio.com.ar

Esta semana comenzó con una sensación térmica de 30 grados, con un sol a pleno que hizo que todos vuelvan a sacar las musculosas del cajón. Pero para el viernes el frío del invierno obligó a todos a prender la estufa y ponerse bufanda. “Misiones no es para amarillentos” dicen en las redes sociales, porque el cambio de clima despierta todas las alergias posibles. Un cambio de clima parecido fue el que hicieron Cristian y Candela, que pasaron de vivir en la calurosa Posadas, al clima extremo de la ciudad de Las Heras, en Santa Cruz.

En las últimas semanas el crudo invierno se hizo presente en la patagonia, al punto de que el personal de la Policía de Santa Cruz y de Vialidad Provincial debió desplegar operativos de rescate en estancias donde las fuertes nevadas dejaron a las personas totalmente a la deriva.

Uno de los casos más destacados fue el de una pareja de abuelos rescatada en su estancia “Piedra Grande”, a 250 kilómetros de Perito Moreno y 120 de Bajo Caracoles.

“El viernes amaneció con 5° bajo cero, pero acá el frío es distinto porque es un frío seco, el de Misiones es húmedo. Acá solamente se siente frío cuando andás por afuera porque en todas las casas, comercios, supermercados, almacenes de barrio tienen calefactor y a gas natural, por lo tanto siempre andás de remera adentro de los lugares, a diferencia de allá, que se siente más el frío en todos los lugares. Y cuando cae nieve no hace frío, tanto frío como cuando se empieza a derretir”, comentó Cristian.

La intensa nieve que se hizo presente este año dio también una sonrisa a las familias de Las Heras, ya que este año se realizó el ya tradicional concurso de muñecos de nieve.

El concurso de muñecos de nieve es organizado por la Municipalidad y este año recibió un total de 720 fotos de diferentes familias de la ciudad, lo que rompió el récord argentino de muñecos. Se convocó a los vecinos a mandar fotos de sus creaciones para competir por una gran lista de premios.

El objetivo del concurso apuntó a la unión familiar: las fotos recibidas son de familias de Las Heras, que pudieron retomar esas actividades de la casa que se han perdido con el tiempo. El resultado fue un éxito entre los vecinos: tanto niños como grandes participaron, y el promedio de ingresantes al concurso fue de un muñeco cada ocho familias en la localidad.

En este sentido, Candela contó que “este año no hubo un elegido sino que hubo un reconocimiento para todas las familias que participaron. Como no hay muchas actividades en Las Heras y hace mucho, mucho frío la gente lo que hace es salir un rato a armar muñecos. No se hace todos los años porque no siempre nieva de la misma manera el año pasado hizo mucho frío pero sólo escarchó y hubo poca nieve, en cambio este año ha nevado varios días, entonces la gente participó y además porque están en casa por la pandemia de Covid-19”.

Blanco, mucho blanco
Las Heras es una de las poblaciones más importantes del interior de la provincia por ser centro de una gran zona petrolera liderada por Pico Truncado. Uno de los paisajes más característicos que se ve es el de la nieve acumulada y una bomba de varilla (AIB) a lo lejos, instalada en una perforación petrolera.

“Cuando hay turistas se muestran muy interesados por la actividad petrolera, porque hay pozos petroleros muy cerca de la ciudad y eso llama mucho la atención de la gente . El campo acá es así pura meseta, no hay árboles lo único que se ve es nieve y los balancín que  sacan petróleo” dijo Cristian, que en la actualidad se dedica a esta actividad. En relación al campo, Candela agregó que “el campo es donde están los equipos que extraen petróleo, acá hay dos tipos de campo, uno donde tienen las ovejas y el otro que es donde están los pozos petroleros y eso está alejado del pueblo. Generalmente ahí hace 20 grados bajo cero, o sea mucho más frío que en la ciudad. El jueves tuvimos el día más frío del año de 8 y 10 grados bajo cero, que es lo que estamos teniendo y todos estos días fueron temperaturas bajo cero, la diferencia con Misiones es que acá hay mucho viento en octubre y en septiembre y mucho frío en invierno. Este año más nieve que nunca, lo que no hay -a diferencia de Misiones- es la humedad, entonces no hay mosquitos”.

Grados bajo cero
Pero para los misioneros el frío no es un problema, se adaptaron muy bien al punto de que la humedad del norte no es algo que extrañen mucho. En 2012 decidieron mudarse a Río Negro por razones laborales y a partir de ahí comenzaron a darse cuenta de que ese era su lugar en el mundo. Dos años después comenzaron una nueva vida en Santa Cruz y con una integrante más en la familia: Amarena.

“El primer cambio que hicimos fue mudarnos a Río Negro. Ahí nos adaptamos al frío y al lugar más solitario, no es tanto como el norte que hay mucha más gente. Fue empezar de nuevo, conocer gente nueva de otras provincias, porque el sur de argentina está poblado de gente de todos lados, entonces te hacés amigo de gente de Entre Ríos, de La Pampa, de Chaco, de Buenos Aires. Y nos adaptamos, ahora tenemos nuestra casa acá que la hicimos  nosotros, por suerte tenemos muchos amigos y muchos amigos misioneros, hay mucha gente de Misiones y no sólo de Posadas, de Andresito, de Cerro Azul. También tenemos amigos de Santa Cruz, muy buena gente, así es mucho más fácil adaptarse al clima también, al tener un ambiente lindo donde uno puede estar y compartir”, dijo Cristian, que junto a Candela recomendaron varios destinos cercanos para vacacionar cuando todo pase.

“Vamos mucho al cine y a la.plaza si no hace mucho frío. La plaza que tiene una laguna y la gente sale a caminar, también anda nmucho en bicicleta, como hay muchos cerros van a hacer ese deporte.  En las Heras hay un lugar que se Cerro Guacho,  se le dice así porque es un cerro alto y está solo y no es ‘normal’, siempre hay cerros uno al lado del otro. La ciudad está muy linda, ha cambiado y hay muchos lugares para conocer cerca, como Caleta Olivia que tiene mar y playa y Los Antiguos que tiene montaña,  un lago y limita con Chile. Cuando hace mucho frío la gente se va a lugares cercanos como Esquel o Deseado a hacer unas minis vacaciones invernales”.

 El hecho de mudarse lejos  hace que se conozca un poco de las comidas típicas de la zona, por ejemplo Candela y Cristian hoy conocen la torta frita con levadura y el corderito hecho al asador.  Cristian no dejó de lado el reviro. “Les mostré el reviro a mis compañeros y les gustó, aca también se come torta frita pero son mas gordas, las nuestras son más flaquitas”, comentó. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina