Manipulación de la conciencia moral

Sábado 11 de enero de 2020
José Miérez

Por José Miérez Gerontólogo

Comunidad misionera: el objetivo asignado a las siguientes reflexiones es allanar la relación entre manipulación y ética, que puede ser considerada de dos modos. Primero, analizando la ética de la manipulación, y segundo, haciendo un discernimiento sobre manipulación de la ética.
En el primer caso, la ética es la jueza y la crítica de la manipulación, mientras que en el segundo se convierte en lugar de verificación de la manipulación. He observado y aprendido que en un alto porcentaje de la población desconoce el significado de las palabras que se utilizan en los artículos periodísticos y he decidido adentrar lo que significan con un glosario de lo que se dice. 
Glosario es un catálogo o vocabulario de palabras que se utilizan en los artículos periodísticos y en lo que significan. 
Discernir es distinguir con acierto una de la otra, señalando la diferencia que hay entre ellas. Discernimiento, juicio recto.
Ética es la parte de la filosofía que trata de la moral. Morales: la ciencia que trata de la bondad o malicia de las acciones humanas. Ciencia es conocimiento de las cosas por sus causas.
Conciencia es un sentimiento interior del bien y del mal y conocimiento de las cosas. Crítica es un juicio, examen, evaluación, opinión.
Manipulación es manejar, operar, maniobrar, usar, utilizar, hacer, poder del hombre sobre el hombre. Polo negativo de la concientización. Es la acción de personas, del estado, de organizaciones políticas, en que el ser humano es reducido a un objeto. Sugiere un conjunto de acciones mediante las cuales se manejan y se combinan diversos elementos para obtener un resultado especial distinto del que podría esperarse de ellos; abandonados a sí mismos, etimológicamente sugiere la idea de tratamiento, elaboración, manejo, transformación. El manipular obtiene resultados maravillosos distintos de los que son propios de los ingredientes originales, pero sin alterarlos previamente.
Esto supone en el o ellos, conocimientos, ciencias y arte de las propiedades y de las leyes, decretos, etc., a que estos elementos están sujetos, siendo todo ello desconocido, secreto, a cuantos de alguna forma pueden estar interesados, por el resultado de la manipulación. Esta ciencia y este secreto son la base de la ganancia, del prestigio y de la eficacia del manipulador.
La manipulación es una violación de la libertad, es una violencia y es una forma de deshumanización. Es la ausencia o supresión de toda dimensión crítica por parte del manipulado y la asunción o aceptación de tal criticidad por parte del manipulador. Manipulación no sólo en la mera influencia o ejercicio de poder, sino una forma del todo específica, irracional, de ejercer la influencia y el poder. Es el ejercicio del poder sin legitimación, sin autoridad.  Crean así una falsa conciencia, y la victima de las prácticas de manipulación, cree falsamente que ha tomado una decisión racional. 
Juzgamos de mayor interés aludir a una exposición descriptiva y contratar las principales formas manipuladoras del hombre actual. 
Manipulación de la bioesfera: manipulación macroecológica y microecológica; manipulación de la cultura, del arte, de la educación y de todos los procesos culturales; manipulación de la comunicación social, de la opinión pública, de la propaganda  y de la publicidad; manipulación social en sus varias vertientes: económica, política, ideológica; manipulación de la actitud religiosa. La elaboración de un tipo de hombre que mejor se acomode para los fines que el manipulador persigue. En la ética occidental cristiana se pueden señalar muchas manipulaciones en el área de los contenidos. Anotamos algunos ejemplos (recogidos no sólo por su importancia objetiva, sino también por su ejemplaridad de manipulación): la doble ética sexual, para hombres y mujeres; la distinción moral entre trabajos “serviles” y “liberales”; la justificación ideológica de la propiedad privada; la prevalencia ética de la autoridad y el consiguiente rechazo de la libertad; la sacralización moral del “orden natural” como apoyo de posturas reaccionarias y antiprogresistas; la presentación del “derecho natural “como factor de imperialismo y de colonización. 
Efectos de la manipulación ética: la manipulación de la conciencia moral no quedaría suficientemente analizada si no se anotan los efectos que produce. La conciencia moral manipulada es, estructural y funcionalmente una conciencia heterónoma, una conciencia autoritaria, una conciencia masificada, una conciencia undimensionalizada, una conciencia legitimadora de valores mistificados, una conciencia de intragrupo, una conciencia ortodoxa.
Los que están fuera del sistema adoptan posturas de intransigencia, de beligerancia o de desprecio según la fuerza social que posean. 
¿Quién maneja la manipulación ética? ¿A quién sirve? Contestamos: la manejan todos los que están responsabilizados en estructuras que, según hemos señalado más arriba, se convierten en mecanismos de manipulación ética, y sirve a todos aquellos que se aprovechan de la injusticia estructural. No hace falta advertir que de la injusticia estructural se aprovechan básicamente los que detentan el poder en sus diversas manifestaciones: poder económico, político, cultural, religioso, etc.
Con palabras de E. Fromm, expresamos el convencimiento de que sin la existencia de la conciencia, la raza humana se hubiera quedado estancada hace mucho tiempo en su azarosa carrera.  Orientaciones para vencer la manipulación de la conciencia moral: el empeño por desterrar la manipulación debe comenzar y terminar en la creación de un nuevo tipo de hombre, un hombre solidario. El cambio de estructuras queda invalidado si no le acompaña un cambio de corazones. 
La permanente conquista de la libertad se logra a través del descubrimiento crítico de las situaciones personales y sociales, en situaciones alienadas y alienantes, frustradas y frustrantes.
El polo contrario a la manipulación es la concienciación. La forma de superar la manipulación es vivir en concienciación permanente. La manipulación es incompatible con la dignidad del hombre.  La igualdad y la participación constituyen el programa concreto para superar la manipulación humana en todos los campos: económicos, políticos, culturales, religiosos, etc.
La moral cerrada engendra la manipulación. La moral abierta la elimina. Es preciso buscar y recuperar dentro de la historia humana la corriente de la moral abierta. En todo tiempo han surgido hombres excepcionales, quienes se han encargado de esta moral. Antes de los santos del cristianismo la humanidad había conocido a los sabios de Grecia, a los poetas de Israel, a los arhats del budismo y a otros.
La moral del Evangelio es esencialmente la del alma abierta. La voluntad de Dios queda definida por la concreta situación del hombre y del prójimo. La resurrección de la moral abierta, de signos inspirativo y liberador, es la alternativa global a la manipulación de la conciencia moral. 
Pese a todo lo que se está viviendo y como se está viviendo, no renunciemos a la fe, a la esperanza y a la caridad. Y defendamos siempre la vida, y de esa manera podemos caminar por nuestra provincia con la cabeza erguida. Hasta pronto.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina