Qué son los exoplanetas

Jueves 7 de noviembre de 2019
Jorge Ferrari

Por Jorge Ferrari jyferrari39@gmail.com

Desde hace años se han observado –y se siguen observando– cuerpos celestes que tienen una característica: se mueven respecto a ciertas estrellas que son como soles en su movimiento (tal como la Tierra se mueve en torno al Sol). Serían “planetas” (errante o vagabundo en griego) y que, por ser satélites de estrellas extrasolares, o sea fuera de nuestro sistema solar, los astrónomos los han denominado “exoplanetas”.
Los primeros fueron descubiertos después de 1990, y han desencadenado una revolución en la astronomía. El mayor interés de los científicos astrónomos es porque estiman que brindarían la primera evidencia de la existencia de vida fuera de la Tierra, lo que se vincula con la acelerada búsqueda de otros lugares adonde asentar a la especie humana que está permanentemente consumiendo recursos naturales, especialmente energéticos (petróleo, gas, uranio y carbón mineral), agotables en unos estimados 100 a 150 años.
Una de las pistas para detectar la existencia de vida es que algún objeto (por ejemplo una construcción artificial) sobre la superficie de un exoplaneta haya aparecido modificada. Por ejemplo, se ha comprobado que la única construcción humana visible desde la Luna es la Gran Muralla China y quien observe nuestro planeta Tierra desde hace más de 2.000 años, se percatará que esa obra “antes no estaba” (fue construida entre los años 1370 y 1640) y entonces, supondrá que ha sido construida por seres vivientes.
Pero además de localizar astronómicamente estos exoplanetas, es necesario estimar si su atmósfera y su temperatura son aptas para nuestra vida allí, y sus dimensiones son aceptables para el asentamiento de seres humanos (gravedad, rotación y existencia de agua, sustancia indispensable para la vida).
El artículo que consulté, de la revista de divulgación científica Ciencia Hoy, refiere además que una pregunta que un lego se hace es: ¿cómo se intuye que un cuerpo del espacio se trata de un satélite de una estrella? (porqué una estrella tiene brillo propio y un planeta como la Tierra no). Hay dos métodos, uno llamado “Método de los tránsitos”, que consiste en detectar si una estrella pierde parte de su brillo porque un planeta satélite suyo está pasando por delante.
Estados Unidos lanzó en el año 2009 una misión espacial, Kepler, que es capaz de medir el brillo, minuto a minuto, de 150.000 estrellas en determinadas constelaciones, durante cuatro años. Así, este equipo permitió descubrir más de dos mil exoplanetas en tránsito. En abril de 2018 –el año pasado– la Nasa lanzó la misión Tess para detectar tránsitos de estrellas brillantes, habiendo detectado una docena de pequeños planetas y midiendo su masa.
Otro método para indagar la existencia de vida en un lejano exoplaneta es analizando su atmósfera buscando especies químicas (biomarcadores) que sólo pueden existir o mantenerse por efecto de la vida.
Actualmente se están haciendo esfuerzos para detectar los exoplanetas más cercanos al sistema solar para ser estudiados con nuevas técnicas telescópicas y con la próxima generación de telescopios gigantes. Entre quienes están dedicados a esto, la revista Ciencia Hoy señala al Consorcio Sophie, de unos 30 investigadores de Francia y Suiza (y el argentino Rodrigo Díaz, Dr. en Física, UBA y autor del artículo de Ciencia Hoy que consulté), con el mejor espectrógrafo (Sophie) del mundo, instalado en Alta Provenza, Francia.
Detección del Gliese 411b: Los astrofísicos están tratando de localizar exoplanetas de estrellas pequeñas y cercanas al sistema solar. Todos los equipos científicos –humanos y tecnológicos– mencionados están dedicados a esto. Y han detectado una estrella cercana bautizada con este nombre: Gliese; posee un satélite con una masa tres veces superior a la de la Tierra, con un período de trece días alrededor de su estrella (la Tierra es de 365 días). Esta estrella se encuentra a unos 8 años luz del Sol (unos 100 billones de km), y si bien aún no se sabe si tiene atmósfera, se estiman sus temperaturas entre-18ºC y 76ºC, semejantes a las terrestres.
Ahora se está investigando a su atmósfera ya que de ella dependen las posibilidades de existencia de agua, que si por efecto invernadero se ha vaporizado totalmente (lo que sí sucedió con Venus), será un planeta muy poco apto para el asentamiento humano.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina